Juez de EE.UU congela temporalmente deportación de familias recién reunificadas

El impartidor de justicia regañó al gobierno por la lenta reunificación de familias: “Esto no es algo difícil”

El juez federal Dana Sabraw, que ha frustrado la aplicación de la política de “tolerancia cero” en la frontera, ordenó este lunes el cese temporal de la deportación de familias recién reunificadas, mientras la Administración Trump alista la próxima reunificación de los más de 2,500 niños y jóvenes aún bajo custodia federal.

Sabraw aprobó la solicitud que presentó hoy la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) de suspender temporalmente la deportación de las familias recientemente reunificadas por la Administración, para que consulten con sus abogados y decidan si proseguirán con sus peticiones de asilo.

Activistas en varias partes de EEUU exigen mantener a familias

unidasFOTO: AURELIA VENTURA-IMPREMEDIA/LA OPINION

El juez programó otra audiencia el próximo 23 de julio para que el gobierno responda formalmente a la petición de ACLU, que encabeza una demanda colectiva contra la separación de familias.

Sabraw posteriormente emitirá un dictamen final al respecto, aunque los abogados del gobierno dejaron en claro que se oponen a la orden emitida hoy.

En total, el juez federal ha programado cuatro audiencias hasta fines de este mes, con el objetivo de vigilar el cumplimiento de sus órdenes para la reunificación de niños separados de sus padres en la frontera sur dentro de la política de “tolerancia cero” de la Administración.

La petición, explicó Lee Gelernt, subdirector del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de ACLU, responde a rumores de una “deportación masiva” en la que las familias serían expulsadas inmediatamente después de ser reunificadas, lo que violaría su derecho al debido proceso.

Un plan de reunificación que entregó el gobierno al juez ayer domingo claramente sugiere que, en algunos casos, los padres afrontarán el dilema de aceptar la deportación como condición de que les devuelvan a sus hijos.

Fueron indebidamente separados, dice juez

Durante la audiencia en el tribunal de San Diego (California), a la que los periodistas accedieron por línea telefónica, Sabraw condenó enérgicamente la demora del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para la reunificación de las familias, porque está tratando indebidamente a los menores como “niños no acompañados”, que están sujetos a otras condiciones.

Nota relacionada Juez federal ordena al gobierno reunificar en un máximo de 30 días a las familias de inmigrantes separadas

HHS ha manejado estos casos de forma “completamente divorciada del contexto” de la situación en la frontera sur, dijo Sabraw. Es decir, no son casos que se ciñen a una ley federal de 2008 contra el tráfico de personas, conocida por su sigla en inglés “TVRPA”, porque estos niños no venían solos sino con sus padres, pero “fueron indebidamente separados” al ser detenidos en la frontera sur.

El gobierno quiere detener a los niños de forma indefinida “pero el problema con eso es que no se ciñe al debido proceso… HHS se adhiere a un sistema que no está pensado para este tipo de casos, y eso invita a un proceso de demora a costas de los niños y sus padres”, argumentó el magistrado.

Salvo que las autoridades no logren establecer parentesco o que los menores corran peligro u otras situaciones de alarma, éstos deben ser reunificados con sus padres lo más pronto posible, repitió varias veces el juez.

“Esto es algo laborioso, pero no es algo difícil”, especialmente si en la mayoría de los casos se ha comprobado el parentesco de los padres con los niños mediante pruebas de ADN, enfatizó Sabraw, quien sugirió que ICE pueda realizar esas pruebas si surgen dudas sobre los adultos que cruzan ilegalmente la frontera con menores.

Plan de reunificación para los próximos días

El mes pasado, Sabraw impuso dos plazos al gobierno: uno para reunificar a aproximadamente 103 niños menores de cinco años, que venció el martes pasado, y otro para el próximo 26 de julio para reunificar al resto de los más de 2,550 niños y jóvenes aún bajo custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del HHS.

El comandante Jonathan White, miembro de la comisión de Servicio de Salud Pública del HHS y “arquitecto del plan de reunificación”, dijo hoy bajo juramento que la meta de la agencia es reunificar a los niños lo más pronto posible, aunque algunas reunificaciones ocurrirían de noche debido a que los menores están dispersos en localidades en todo el país.

Según White, en total hay 2,551 niños entre 5 y 17 años de edad bajo custodia de HHS, de los cuales las autoridades han logrado comprobar el parentesco en 2,480 casos, pero no así con los 71 restantes.

En la actualidad, 1,609 padres indocumentados están en centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), de los cuales 1,317 tienen autorización preliminar de la ORR para ser reunificados con sus hijos.

Sin embargo, de ese total, sólo 918 padres han pasado todo el proceso de revisión de ICE.

La Administración reiteró que no reunificará a niños cuyos padres tienen antecedentes criminales o que no reúnan otros requisitos.

La semana pasada, ORR cumplió con la reunificación de 57 de 103 menores de cinco años, aunque dos días después del plazo que fijó Sabraw.  La mayoría de los padres fueron puestos en libertad por ICE con grilletes electrónicos mientras aguardan una cita en los tribunales para defender sus casos de asilo.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *