Red Coiproden condena separación de niños de sus padres en la frontera con EE.UU

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La Red COIPRODEN, integrada por 22 organizaciones que defienden los derechos de la niñez, adolescencia y juventud, condena la separación de la que son victimas cientos de niños y niñas por parte de las autoridades de inmigración de los Estados Unidos.

En la frontera sur de Estados Unidos, más de 2,000 niños y niñas migrantes han sido separados de sus familias a partir del mes de mayo de 2018, cuando el gobierno norteamericano anunció la puesta en vigencia de la política de “Cero Tolerancia”.

Coiproden señala que las y los niños son conducidos a bodegas “reconvertidas” que son  instalaciones completamente inadecuadas para ellos, donde son ubicados en cajas de metal, con cadenas, en catres, sin más compañía y seguridad de la que puedan ofrecerle otros niños y niñas en las mismas condiciones.

Ademas los niños y las niñas  se ven obligadas a cuidarse entre sí, sobre todo debido a que no hay separación ni atención específica por grupos de edad.

COIPRODEN llama al gobierno de HONDURAS a exigir a sus contrapartes norteamericanas el fin inmediato de las prácticas crueles, inhumanas y degradantes a que son sometidos las y los niños hondureños, y de toda nacionalidad, y el cese inmediato de la política de separación familiar.

POSICIONAMIENTO PÚBLICO ANTE LA SITUACIÓN DE LAS NIÑAS Y NIÑOS MIGRANTES CENTROAMERICANOS EN LA FRONTERA

La Red COIPRODEN, integrada por 22 organizaciones que defendemos los derechos de la niñez, adolescencia y juventud, ante las graves violaciones de los derechos de la niñez a los que han sido expuestos miles de niñas y niños migrantes al entrar en territorio norteamericano durante los últimos meses y ante las diferentes posturas de representantes del gobierno estadounidense, nos manifestamos de la siguiente manera.

En la frontera sur de Estados Unidos, más de 2,000 niños y niñas migrantes han sido separados de sus familias a partir del mes de mayo de 2018, cuando el gobierno norteamericano anunció la puesta en vigencia de la política de “Cero Tolerancia”.

A partir de entonces, hemos asistido a través de los medios de comunicación al espectáculo dantesco de niñas y niños arrancados de los brazos de sus padres y madres, y escuchado con aprehensión los relatos de familias que no son informadas de la ubicación en la que sus hijos se encuentran detenidos.

Las y los niños son conducidos a bodegas “reconvertidas”, instalaciones completamente inadecuadas para ellos, donde son ubicados en cajas de metal, con cadenas, en catres, sin más compañía y seguridad de la que puedan ofrecerle otros niños y niñas en las mismas condiciones, donde se ven obligados a cuidarse entre sí, sobre todo debido a que no hay separación ni atención específica por grupos de edad.

Las condiciones de separación de sus padres y madres convierten esta política en una forma institucionalizada de tratos crueles, inhumanos y degradantes, contrarios a todas las convenciones internacionales en la materia y, más importante, a la más básica decencia humana.

Las condiciones “humanas de detención” no son definidas por la existencia de un catre, comida, o techo, sino por la injusta privación de libertad, y la aberrante separación de sus familias. Dejando por fuera el interés superior de la niñez y los principios de no discriminación por la simple razón de encontrarse en situación de migración irregular.

COIPRODEN llama la atención sobre el hecho que familias enteras, o niñas y niños no acompañados decidan abandonar el país en busca de un mejor destino, es fundamentalmente responsabilidad del Estado y Gobierno de HONDURAS.

COIPRODEN llama al gobierno de HONDURAS a exigir a sus contrapartes norteamericanas el fin inmediato de las prácticas crueles, inhumanas y degradantes a que son sometidos las y los niños hondureños, y de toda nacionalidad, y el cese inmediato de la política de separación familiar.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, MDC a los 18 días del mes de enero de 2018

Wilmer Marel Vásquez Director Ejecutivo Red COIPRODEN

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *