Ya basta

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

La Sociedad hondureña no puede ni debe seguir a merced de una pandilla de ladrones organizados en un cartel denominado Partido Nacional, sin más, creo de manera particular, que este día la gota rebasó el vaso.

Los presuntos delincuentes Tomás Zambrano y Román Villeda en libertad y sin suspensión de cargos.

Así reza la noticia, noticia que por supuesto, se convierte en una bofetada más para la sociedad, pues la “justicia” sigue premiando a la delincuencia de cuello blanco y, castigando por supuesto a quien por hambre se roba una gallina; esto explica porque Honduras sigue estando ante los ojos del mundo entero como uno de los países más corruptos del planeta.

Esta situación, creo sin lugar a equivocarme, ha llegado a un límite insostenible, dado que el sistema judicial en su totalidad esta de rodilla y al servicio completo de la mafia política que encabeza Juan Orlando Hernández, no existe forma o argumento alguno que pueda negar lo que aquí sostengo.

Lamentablemente otras mafias como el Partido Liberal continúan con su silencio y actitud, brindando respaldo a la delincuencia nacionalista, que bochornoso papel el que hacen los que se denominan LIBERALES, que miserable actitud la de este partido que conociendo perfectamente que el Partido Nacional es una cloaca de ratas y cucarachas, aun así, no son capaces de alzar su voz para alejarse de una buena vez por todas de esta podredumbre.

Por otra parte, la noticia en mención nos deja, claro porque los criminales dirigentes del Partido Nacional están haciendo hasta lo imposible por deshacerse de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) están haciendo esto con el ánimo de que todas las atrocidades cometidas en contra del pueblo hondureño queden en completa impunidad.

Al pueblo hondureño creo con toda sinceridad que solamente le quedan dos caminos, VIVIR DE RODILLAS ANTE ESTOS CRIMINALES O COMBATIRLOS HASTA VERLOS EN LA CÁRCEL.

Las organizaciones sociales, tales como colegios magisteriales, sindicatos, organizaciones campesinas, asociaciones estudiantiles y demás, deben tomar muy en serio su papel social, caso contrario estarán legando a sus hijos e hijas una patria llena de miseria y crimen organizado.

YA BASTA. Ese debe ser el grito de todos y todas en las calles de nuestra Honduras y, digo de nuestra Honduras, porque este bello país no pertenece a estos criminales que, tras los fusiles de un ejército, también criminal, se esconden como buenas ratas rabiosas.

Compartir Artículo

2 comentarios sobre “Ya basta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *