“A 10 años del MADJ hemos despertado y seguiremos adelante, no pensamos dar un paso atrás”: Lucila Lemus

 

 

“… cuando decidimos hacer los recorridos por la montaña la mayoría somos mujeres, mujeres que estamos convencidas, y tenemos más agallas para poder defender, nunca nos vamos a quedar sentadas, nosotras nos movemos y no tenemos miedo a nada.”

Lucila Lemus, más conocida como Lucy entre la gente de su organización y de la comunidad quienes cariñosamente acortan su nombre, es integrante del MADJ en Arizona, Atlántida. Es una mujer joven que, en el último año, sobre todo, ha decidido dedicar sus esfuerzos y su vida a construir el país que sueña y cree que se merece ella, pero sobre todo sus hijos e hijas y las comunidades de Honduras. 

Lucila Lemus, integrante del Campamento Digno en Defensa del Río Jilamito

 

 Lucy, junto a varios hombres y otras mujeres, el 15 de mayo del 2017 como parte de las apuestas políticas del MADJ en la defensa de los bienes naturales, decidieron instalar el Campamento Digno en Defensa del Río Jilamito en la comunidad de Jilamito en el municipio de Arizona, donde ella y su familia habitan. El Campamento continúa, con logros sobresalientes como el de detener la deforestación, descombramiento y la salida de la maquinaria de la empresa de la zona. Con pérdidas invaluables, como la vida de Ramón Fiallos, asesinado por disparos militares durante la crisis post electoral el pasado enero, Lucy, a 10 años de existencia del Movimiento Amplio y de 1 año y 1 mes de instalado el Campamento, cuenta qué significa para ella formar parte de la organización que nació luego de la histórica huelga de fiscales que duró 38 días en el año 2008.

¿Desde cuándo se organiza en el MADJ?

– Yo empecé a escuchar sobre el trabajo que realizaba el MADJ, soy una persona que siempre me he identificado por apoyar y defender nuestros derechos, pero recuerdo que participaba como “metida” en varias caminatas y protestas planificadas por el MADJ fue hasta el 2014 que me involucré directamente en esta organización.

¿En el valle de Lean en Arizona Atlántida, existen 3 hidroeléctricas funcionando? ¿Qué le motiva a usted y al sector Lean estar organizados en los Núcleos del Movimiento Amplio? 

– A pesar que en el valle de Lean hay 3 hidroeléctricas que prometieron tantas cosas para lograr realizar sus proyectos presentando vídeos y diciendo que harán préstamos y trabajo a las familias más pobres de nuestra región, fueron solo mentiras y engaños; hoy que están generando millones de lempiras de nuestros ríos, a las comunidades no nos ha  quedado  ningún beneficio.

 Si no estuviéramos organizadas en los núcleos del MADJ no sabría qué hubiera pasado, ya llevamos más de 1 año de estar defendiendo este vital líquido para nuestras vidas, aunque estas empresas buscan una y mil maneras para engañar a las personas y así explotar nuestros recursos, pero nosotros y nosotras estamos más que convencidas de por qué luchamos, no nos engañan, el MADJ nos ha demostrado que juntos venceremos y esto nos anima a seguir a delante en esta lucha por la defensa de nuestros bienes comunes y naturales.

Es conocido en el país que el río Jilamito está siendo protegido desde un campamento instalado por la militancia del MADJ en Arizona y que en enero las fuerzas represoras les arrebató la vida de Ramón Fiallos, ¿Quién fue Ramón Fiallos?

– Tengo presente el día que decidimos montar un campamento en la montaña para defender el  río Jilamito sabiendo que este, es la única fuente que nos queda para consumo humano junto con Ramón Fiallos, compañero nuestro y miembro del núcleo MADJ- Lean, que fue aquel compañero que nunca descansó por ver libre nuestra montaña para el bien común, y un país libre de corruptos;  condeno a los policías y militares que vilmente lo asesinaron durante las protestas contra el fraude electoral en las orillas del río Arizona, Atlántida.

¿El Campamento Digno por el Agua y por la vida, tiene rostros de mujer? ¿Por qué luchan las mujeres en el MADJ?

– Por supuesto. Es un orgullo para nosotras, aunque a veces nos da pena, porque cuando decidimos hacer los recorridos por la montaña la mayoría somos mujeres, mujeres que estamos convencidas, y tenemos más agallas para poder defender, nunca nos vamos a quedar sentadas, nosotras nos movemos y no tenemos miedo a nada; aunque nuestras amistades se preocupan por el riesgo que estamos asumiendo por la defensa de nuestro río esto no nos detiene, nosotras vamos porque vamos.

Pues queremos que se respeten los derechos que tenemos como mujeres, como ciudadanos y ciudadanas hondureñas, y hacer respetar los derechos de nuestros hijos y nietos, dejar este legado que hemos asumido, que no nos hemos quedado con los brazos cruzados, hemos despertado y seguiremos adelante, no pensamos dar un paso atrás.

¿A qué riesgos se enfrentan las mujeres y miembros de los núcleos MADJ-Lean?

 Bueno, uno por el simple hecho de ser mujer siempre enfrenta muchos riesgos, a ser criticada, discriminada incluso hasta lo insultan pues lastimosamente para la sociedad las mujeres solo deben estar en los quehaceres de la casa hasta llevar los niños a las escuelas, pero cuando uno decide organizarse todo le sale bien, uno está en el rollo de esta lucha por defensa de nuestro Rio Jilamito y solo Dios nos podrá sacar del MADJ. El proceso de defensa también hay muchos riesgos por el acceso que hay hasta llegar a la montaña donde se encuentra nuestro campamento digno por el agua y por la vida.

¿Qué respuestas les brinda el MADJ como comunidades?

– Son varios compañeros y compañeras que están criminalizados por defender el río Jilamito, ellos y ellas manifiestan que están muy contentos con el equipo legal de MADJ que les llevan los procesos, porque se ha avanzado y creemos estar muy seguros que saldremos adelante de esta situación. Nosotros como pueblo hemos elegido el alcalde Noldo Chacón quien igual se encuentra criminalizado por estar al lado de las comunidades para defender los bienes comunes y naturales y también a él el MADJ lo está sacando adelante con su proceso judicial.

 ¿Qué logros han obtenido las comunidades del sector Lean al estar organizados en los núcleos del Movimiento Amplio?

 – La organización ha hecho un gran aporte para nuestras comunidades, protegiendo y haciendo suya nuestras luchas por la defensa de nuestros derechos, juntos hemos obtenido este logro de bajar la maquinaria y parar el descombro que estaba realizando la Empresa Hidroeléctrica INGELSA de nuestra montaña, me siento muy agradecida y contenta de pertenecer al MADJ.

¿Cómo se siente al pertenecer a una organización que cumple 10 años de lucha contra la corrupción e impunidad, que vela por la dignidad y la justicia de los pueblos que resisten ante la violación de sus derechos?

 – Es una experiencia muy bonita el compromiso que he asumido al organizarme en los núcleos del Movimiento Amplio en el sector Lean, es una organización que me ha brindado los espacios como mujer donde se viven experiencias inolvidables en el proceso de defensa de nuestros territorios, es de mucho agrado pertenecer a esta noble organización.

¿Qué mensaje le envía usted al pueblo hondureño como miembra del Núcleo MADJ-Lean?

– A las personas que no se dejen engañar por nada, debemos tener dignidad y amor para nuestra Honduras, que está siendo saqueada por proyectos extractivos.

Que nos organicemos, sabemos que el MADJ en el transcurso de estos 10 años de lucha ha sido de mucho bien para muchas comunidades marginadas que han sido atropelladas por el Estado, decirles a las personas que no está organizadas que no estamos solos y que existe el MADJ que lucha contra la corrupción e impunidad y que vela por los derechos de las comunidades; orgullosa de pertenecer al MADJ.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *