OACNUDH solicitó investigación imparcial en asesinatos de nativos hondureños

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Cuatros soldados presuntamente atacaron a las víctimas cuando regresaban de pescar

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (OACNUDH) solicitó a las autoridades de Honduras realizar una investigación exhaustiva e imparcial para esclarecer los hechos en torno al homicidio de tres nativos misquitos.

 “Deben realizar las diligencias investigativas de forma imparcial que permitan el esclarecimiento pronto y efectivo de lo acontecido”, expresó el organismo en un comunicado.

También añadió que dichas investigaciones deben permitir la deducción de las“responsabilidades que por ley procedan a las personas autoras de tan lamentable acontecimiento, brindando justicia y reparación a las víctimas y sus familiares, teniendo en cuenta su pertenencia a un pueblo nativo”.

OACNUDH apoya a víctimas 

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos espera que en las averiguaciones participe la Fiscalía Especial de Etnias, con el fin de que garantice un proceso justo para las víctimas.

Al menos uno de los misquitos asesinados será exhumado

Asimismo, valoró el inicio de las diligencias por el Ministerio Público y la colaboración de la Secretaria de Derechos Humanos y la Dirección de Medicina Forense.

Entre tanto, cuatro soldados del Ejército hondureño son investigados por estar implicado presuntamente en el asesinato de los nativos misquitos Patricio Pravia, Orban Coban y Darlin Soto, en la comunidad de Warunta, en la Mosquitía hondureña, fronteriza con Nicaragua, el pasado 19 de mayo.

Según las primeras averiguaciones, los militares sorprendieron a los nativos y los asesinaron cuando regresaban de pescar.

Nota relacionada Militares de Honduras asesinan tres agricultores miskitos, denuncian pobladores

Tras conocerse la noticia y la presunta participación de soldados en el homicidio los nativos realizaron una protesta en la base militar en Puerto Lempira, cabecera del departamento de Gracias a Dios.

“Es oportuno reiterar la preocupación expresada por la Oficina sobre el rol de la fuerza militar en funciones de seguridad ciudadana, a partir de lo cual exhorta al Estado a lograr un progreso rápido hacia la desmilitarización de las funciones de orden público, reforzando la supervisión civil en relación con los asuntos de defensa y seguridad”, señaló la Acnudh.

Asimismo, expresó su “solidaridad” a los familiares y amigos de las víctimas. Además, instó a las fuerzas de seguridad del Estado a capacitar debidamente a los miembros de sus filas en materia de derechos humanos.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *