Garífunas exigen justicia para jóvenes asesinados por la Fuerza Naval en diciembre de 2015

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- El próximo lunes 7 de mayo, el Tribunal de Sentencia de la ciudad de Trujillo, aparentemente emitirá un fallo en relación al caso de los jóvenes Garífunas asesinados por miembros de la naval, a finales del 2015, en un operativo militar en el marco de la farsa denominada “guerra contra las drogas”.

El 17 de diciembre de 2015, a eso de las cinco de la mañana dos jóvenes Garífunas fueron asesinados a mansalva por elementos de la Fuerza Naval de Honduras, cuando un grupo de Garífunas se movilizaban entre la comunidad de Tocamacho y la ciudad de Tocoa. Uno de los vehículos se atascó en la arena y fue cuando se acercó otro carro para prestar apoyo y lograr desenterrarlo. De repente los miembros de la naval, empezaron a disparar, sin mediar palabra alguna, falleciendo en el acto Yosvin Palacio Lino, y quedando herido de gravedad Elvis Armando García, el que falleció posteriormente en La Ceiba.

Este fue el vehículo que fue balaceado

La Fuerzas Armadas emitieron horas después un comunicado en donde acusaban a los Garífunas de haber disparado contra el contingente militar, aduciendo que estos se vieron obligados a repeler el ataque, disparando sus armas de dotación. El Ministerio Público señaló posteriormente, que no existía evidencia alguna que respaldara la versión emitida por los militares.

El Ministerio Público ordenó la detención de Cristian Joel Nuñez Chirinos (24); Briand Jassman Hyde Velásquez (20), soldado naval; Angel David Laínez Barrera (20), soldado naval; José Luis Majano Escobar (23); Edim Jaasiel Martínez Castellanos (23), soldado; Kevin Salvador Avila Guevara (20), soldado; Kelvin Isaac Castro Urbina (18), soldado; y Bryan Alfredo Jiménez Martínez, soldado naval, incluyendo también al sargento II Luis Alexis Aguilera Zúniga y el teniente de fragata Rubén Darío Andino Rivera, quien se encontraba cargo del operativo. Además de la orden de captura de los 10 implicados, ordenó decomisar las armas de reglamento.

En Honduras existen varios precedentes, donde las Fuerzas Armadas parece ser que tuvieran inmunidad en relación a los homicidios y abusos de derechos humanos, en los que se ven implicados. De ahí que el pueblo Garífuna teme que se repita una vez más, la distorsión en la aplicación de justicia, la que suele excluir sobre todo a oficialidad implicada en hechos criminales.

Nota relacionada Asesinato de Garífunas en Iriona y la farsa de la guerra contra las drogas

La supuesta guerra contra las drogas ha dejado un rastro de sangre entre los pueblos indígenas en Honduras como el resto del continente. Mientras en Honduras el crimen organizado incrustado dentro del gobierno y las fuerzas de seguridad, ha gozado de una total protección e impunidad; personas ajenas al trasiego de drogas han sido las víctimas una represión para complacer a los países “cooperantes”. al mismo tiempo que los capos aparentemente permanecen sentados en el Congreso y dentro de las estructuras de poder del Estado.

La OFRANEH, exige que en este juicio se castigue a los culpables de este asesinato y la aplicación de justicia para las victimas así mismo a todas las personas incluidas mujeres con sus hijos quienes aún hoy día sufren las secuelas de este ataque perpetrado contra pobladores Garífunas en un supuesto combate al narcotráfico.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *