¿Se manifestarán los profesores este 1 de mayo?

Presidente Hernández

Por: Oscar Miguel Marroquín

Por supuesto que para quienes se dicen llamar miembros del magisterio hondureño esta acción de protesta que esta por desarrollarse en las principales calles de Honduras no tienen ningún significado de importancia dado que la practica ha demostrado que los “profesores” al mantener garantizado su salario proveniente del Estado, no se consideran trabajadores sino más bien empleados, y según ellos de muy alta categoría.

Ideológicamente es una verdadera pena que el magisterio o más bien los profesores, se mantengan al margen de la realidad que vive Honduras en la actualidad, sobre todo porque se supone que dentro del magisterio existe “suficiente formación” académica como para generar cambios en la estructura de pensamiento de la sociedad y sobre todo en las nuevas generaciones.

No obstante, el actuar de los maestros o profesores sigue siendo el mismo de hace muchísimas décadas, SIMPLES REPRODUCTORES DE LA IDEOLOGIA DEL SISTEMA, es decir reproductores de una ideología encaminada a mantener las estructuras de pobreza y marginalidad social, los niños y niñas son conducidos desde temprana edad a aceptar el sistema como tal, SIN NINGUNA POSIBILIDAD DE CAMBIOS REALES.

Los profesores se limitan a desarrollar el modelo educativo que dicta el sistema, a cambio de un cheque mensual y otras prebendas económicas.

Que vergonzoso papel.

En los últimos meses hemos visto como Juan Orlando Hernández junto a los Escuadrones de la Muerte antes llamado ejército de Honduras han asesinado a diestra y siniestra a muchos hombres y mujeres por el solo hecho de protestar ante lo que consideran un FRAUDE ELECTORAL; la insensibilidad de los profesores no se ha dejado esperar, ninguna manifestación de protesta ha desarrollado el magisterio ante tanta violación a los más elementales derechos humanos.

Es curioso que el magisterio siendo un gremio de “seres pensantes”, no reaccione.

Parece que la única forma de sacar al magisterio a las calles es cuando el gobierno les retrasa un par de días el chequecito de las vacaciones o del salario mensual, caso contrario los profesores ven con desdén ideológico todo lo que ocurre a su alrededor.

Mientras tanto Honduras se sumerge en una vorágine de consecuencias catastróficas impredecibles; todo lo anterior hace suponer que dentro del magisterio la filosofía, la sociología y las ciencias políticas principalmente son tareas pendientes que por el momento los profesores no tienen interés alguno por asumir, ellos únicamente están prestos a responder a los dictados ideológicos del sistema que por supuesto tienen el sello del Fondo Monetario Internacional FMI.

Por todo lo anterior, usted mi querido lector no se asombre para nada si este 1 de mayo ve en las calles unos cuantos profesores que no superarán en número a un equipo de futbol, el resto verán la manifestación desde sus acomodados sillones o desde alguna cantina de mala muerte. 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *