Ceteris Paribus La carta

 

Por: Julio Raudales

El FOSDEH es sin duda uno de los pocos centros de pensamiento en Honduras que no ceja en su lucha por el ideal que, desde su creación, estableció para nuestro país: Lograr una mejora sistemática en los niveles de vida de nuestra población, sobre todo la más pobre.

Conocí a Mauricio y a Raf hace ya 20 años, justo después del paso destructor del huracán y tormenta tropical Mitch por nuestro país. No era el mejor momento para hacer amistades, pero recuerdo que nos tocó emprender una misma pelea: reconstruir el territorio devastado y tratar de darle un poco de sentido institucional.

Estábamos en distintos lugares sí. Ellos desde Sociedad Civil y mis compañeros y yo desde una aguerrida agencia gubernamental, empeñada en hacer trabajo de calidad técnica, en un ambiente politizado, poco amigable para nosotros que nunca habíamos activado en un partido político y, además, desprovisto de instrumentos estadísticos que le garantizaran algún rigor analítico.

Después se les unieron Ileana Morales, Rodulio Perdomo, más recientemente un ex discípulo en las aulas universitarias, Ismael Zepeda y otros cuyo nombre no me viene a la memoria. Todos buenos profesionales, comprometidos, honestos y con ganas de hacer bien las cosas.

Muchas veces estuvimos y estamos en las antípodas, pero siempre con respeto, tolerancia y disposición a lograr acuerdos que nos permitan avanzar en un trabajo que nos interesa a todos.  

Hace poco, el Think Tank hizo pública una carta que enviaron a la señora Cristine Lagarde, Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional. En ella intentan llamar la atención de la funcionaria y su equipo, sobre una serie de elementos que, desde el punto de vista de ellos, constituyen contradicciones y por ende, pueden explicar la preocupante situación que el país vive en la actualidad.

Llaman la atención dos elementos que considero seminales en la nota: primero el tema de la transparencia tan necesaria para que el trabajo público tenga sentido y luego, la situación de los datos estadísticos, sobre todo los factores técnicos utilizados para interpretarlos de manera que puedan ser útiles para generar políticas eficaces.

Hace ya bastante tiempo que las autoridades no muestran con propiedad el origen y sustento de sus datos. El Instituto Nacional de Estadísticas, maneja una secretividad incomprensible, no solo en sus bases de datos, también en su metodología.

A comienzos de este siglo, era corriente que dicha institución, responsable de la calidad y difusión de datos rigurosos en el país, invitara a estudiantes, investigadores y analistas, a cursos de actualización metodológica. Esto era útil porque la gente percibía el interés, no solo por la difusión del conocimiento, también por la transparencia.

Es esta opacidad la que seguramente provocó la inquietud del FOSDEH y la que hizo que escribiera la carta a la señora Lagarde.

Nota relacionada En carta al FMI, Fosdeh señala falso crecimiento económico en Honduras

Pienso que en el directorio del FMI se debe tener ya conocimiento de la situación que el país vive. Me parece muy atiente que alguien llame la atención sobre este tema. Estoy seguro de que los especialistas del organismo internacional plantearán una mejora en la calidad técnica de los datos, pero también un manejo más transparente de la información.

Ya es necesario un nuevo censo agrícola, una encuesta de ingresos y gastos, la depuración y mejora de las estadísticas vitales y la modernización de los registros administrativos en educación y salud.

A esto se debe sumar, aunque suene recurrente, un tratamiento ético de los datos. Terrible sería comprobar que, además de tener mecanismos e instrumentos anacrónicos, también estamos maquillando cifras. Hay que transparentar los procedimientos para no levantar sospechas. El pueblo hondureño lo merece y no hay que fallar a quien mantiene con sus impuestos a todos los empleados públicos.

¡Bien por el FOSDEH y este esfuerzo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *