El reto en la formación de la mujer obrera en los sindicatos

Por: Glenn Flores

Cada día,  son más las mujeres que se incorporan a las distintas organizaciones sindicales. El objetivo de este trabajo es contestar las siguientes preguntas: ¿Puede la formación  sindical ayudar al desarrollo de las mujeres en los puestos de liderazgo?, ¿Cómo debería ser la  educación obrera sensible al género?

En pleno siglo XXI las mujeres aún tienen poco acceso a los puestos directivos de una organización sindical. La manera en que se puede romper esta barrera es mediante la formación de las trabajadoras. Ya que la enseñanza ayudaría a preparar a las mujeres a participar y concursar para estos puestos.

Una formación obrera, bien dirigida, lleva a las mujeres a adquirir las destrezas y habilidades para desempeñar papeles protagónicos en todas las actividades sindicalistas ya sean estas como miembros de base, delegadas, representantes o dirigentes.

Sin embargo por más educadas que estén las mujeres en la lucha obrera,  estas no pueden desarrollarse mientras el actual sistema patriarcal de dominación se mantenga vigente en la mente del gremio obrero. Tristemente el ámbito sumamente público de la dirigencia sindical sigue reservado en la mayoría de ocasiones al género masculino.

Un paso importante para revertir esta situación es crear un método pedagógico cuya instrucción sea sensible al género. El primer paso sería que los facilitadores que impartan estas enseñanzas tengan un compromiso con la sensibilidad de género. No utilizarían el lenguaje sexista estos capacitadores.

Este personal tiene que estar formado por hombres y mujeres. Igualmente será importante revisar con ojo de microscopio y mirada de faro,  que el contenido de estas capacitaciones no tengan ningún estereotipo. Y finalmente se debe de aumentar la cantidad de trabajadoras que participan en dichas iniciativas. Ya que es de suma importancia que los talleres, cursos, y seminarios se adopten a las necesidades de las obreras.

Nota relacionada “No queremos flores, queremos nuestros derechos”, gritan mujeres de Honduras (VIDEO)

Por ejemplo estos deben de contemplar si se puede proporcionar el cuidado infantil, además saber si hay condiciones para las madres lactantes, y si los horarios son los adecuados.

Los sindicatos en Honduras deben visualizar el crecimiento de la incorporación de la mujer en todos los niveles de sus estructuras y sobre todo a nivel de los puestos directivos.

Los resultados de este trabajo solo se verán en su totalidad,  cuando termine de morir el sistema patriarcal neo liberal de dominación que ha hecho estragos en las organizaciones sindicales.

Lo anterior va a suceder sumamente pronto ya que hay indicios que el capitalismo se encuentra en caída libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.