La disonancia cognitiva y el sesgo de confirmación en la Era de Trump

Por: John Moran Robleda

Hay un caricaturista famoso llamado Scout Adams., y un especialista en persuasión. El 99% de los hondureños ni lo han escuchado de él, mucho menos leído sus caricaturas de crítica social llamado “Dilbert”. Pero en los EE.UU. es muy conocido. Sin embargo, su salto a la fama tomo un giro de 360 grados cuando en 2016, usando su conocimiento y especialidad en persuasión, declaro que Donald Trump iba ganar las elecciones. Y dicho y hecho.  Así ocurrió. Yo mismo llegue a esa conclusión sin haber seguido a Scout Adams (conocía la caricatura “Dilbert” pero nada sobre quien lo hacía, o quien era Scott Adams). Y en Honduras creo que fui entre ese 1% (si no el ÚNICO) que estaba confiado que Trump iba ganar. Lo dije en público y en entrevistas (locales en Ceiba pues los tarifados en Tegucigalpa y San Pedro Sula nunca me contestaron). 

He hecho muchas predicciones o cálculos políticos.  No he fallado hasta el momento. Cuando Trump se lanzó en 2015, y el fenómeno estaba en sus comienzos, predije que el bipartidismo en los EE.UU. con su “Deep State” en control llego a su fin. Así sucedió. Ahora tenemos una nueva realidad política. Predije que iba ganar después de su “coronación” en la Convención Republicana en marzo 2016. Así fue. Predije que Trump no iba ser amable con JOH por varias acciones que tomo JOH después de las elecciones de 2016, y así fue (y sigue así a pesar del desastre de Rex Tillerson de reconocerlo).  Predije que Nasralla iba a ganar la presidencia desde que se unió a la Alianza y así fue hasta que el golpe de estado electoral sucedió. Mis alumnos no lo creían y muchos resignados. Yo les dijo – populismo es la marea del futuro y el pueblo hondureño va a ejercer su voto de “No más” ante JOH y Nacionalistas.  Tengo uno más. ¿Desean saberlo? Al final del artículo lo diré.

Desde que Donald Trump se lanzó a mediados de 2015 hasta este día, el mundo se ha dividido en dos realidades, o como prefiere decir Scout Adams – dos películas en una pantalla, y la mayoría de nosotros no nos damos cuenta de eso. Todos, sea en los EE.UU., en Europa, en China, o en Honduras, estamos viendo los mismos eventos e interpretándolos de manera muy diferente. Así es como funciona la disonancia cognitiva y el sesgo de confirmación. Trabajan juntos para crear una alucinación espontánea que se refuerza con el tiempo. Psicológicamente, esa alucinación se convierte en tu realidad hasta que algo lo cambie.

Este fenómeno no tiene nada que ver con la inteligencia natural del individuo. Y este fenómeno no se aplica a los norteamericanos en particular, o al tema de Donald Trump, etc. Se ve acá en Honduras. Nos gusta pensar que las personas del otro lado del debate político son tontos, mal informadas o simplemente malvadas. El Nacionalista y sus aliados piensan así. Los Libres y “Nasrallistas” piensan así. Pero la realidad es que eso no es el caso. En realidad, estamos, según Adams, experimentando realidades diferentes. Quiero decir eso literalmente.

En esta columna quiero aplicar la teoría de Scout Adams en relación a Donald Trump y los eventos que han sucedido como relámpago en las últimas semanas.  Si desean estar al día sobre la reconfigurando del orden mundial creado en 1945, la agenda MAGA de Trump, y que está detrás de él y su gobierno (guerra civil interna en el gobierno) lean mi artículo a Criterio.hn titulado “El Fenómeno Trump ante la Historia: Nuevos detalles Ocultos.”

https://criterio.hn/2018/01/31/fenomeno-trump-ante-la-historia-nuevos-detalles-ocultos/

Desde febrero Trump ha comenzado a maniobrar políticamente para imponer su visión de gobierno, limpiando su administración de personas no afines a MAGA y a su persona como POTUS, y reconfigurando el mundo con su den de negociador (que incluye negociando en secreto con rivales y potencias mundiales). Encima de eso es el intento de golpe de estado de parte de los Globalistas Demócratas (y sus aliados Republicanos que han sido controlados por Trump) y la colusión de los medios tarifados (colaboran con la CIA y el “Deep State” para promover narrativas falsas).

Todos ven la misma persona haciendo lo mismo – dos películas diferentes dentro la misma película.

Podemos aplicar el mismo esquema de Scott Adams con Mel, JOH, Nasralla, Luis Zelaya (los protagonistas de la crisis política en Honduras).

Pero aquí está la parte extraña: nuestras dos películas están intactas. En la película de algunos, Trump le dio una mordida a un mango maduro. En la película de otros, besó una bomba y está listo a detonarlo.  Somos observadores.  En este momento, no importa quién eres, que raza eres, cual clase social perteneces en nuestras vidas, unos ven un mango y otros ven una bomba. El primero vive aterrorizado por que han sido condicionado a ver las cosas así, y los otros están riendo mucho (literalmente) mientras ven su película porque saben lo que está realmente ocurriendo, y Trump el actor ridiculizando a aquellos que ven una bomba.

Lo mismo en Honduras solo que el rol es en reverso. Los medios tarifados promueven la escena de la bomba cuando hacen narrativas sobre Mel y Nasralla (los que no tienen el Poder), pero la hondureñidad que se han alejado del control de los tarifados ven el mango y se ríen que hay algunos que creen que hay una bomba.

Para que nuestra situación de dos películas se fusione nuevamente en una sola película, uno de nosotros necesita ver violadas nuestras expectativas de una forma que ni siquiera la disonancia cognitiva puede explicar.

Mucho ha sucedido, pero es Corea del Norte que ha causado la disonancia cognitiva más fuerte. Aplicando la teoría de Adams, surge, como en toda noticia sobre Trump, dos narrativas, dos guiones, dos películas.  Los tarifados apoyado por la CIA y operativos de otras agencias vs medios desvinculado con “Deep State” pero alimentado por operativos pro Trump como “Qanon” (mas sobre este fenómeno en la próximo columna).

Desde el año pasado, cuando Trump inicio su guerra formal contra el Cabal y el “Deep State”, Corea del Norte era uno de los temas calientes. Fue uno de los temas de “Qanon” desde que apareció en noviembre 2017.  Que Kim Jun Un (KJU) haya decidido a reunirse con Trump y aceptar ciertas demandas para hacerlo hizo un gran daño a la película de aquellos que creían y veían al Trump el loco y tonto y fracasado. ¿Cómo explicarlo en su película ante el pueblo?

Para los otros, que ven otra persona, y manejan otra información (más verídica y desde la boca de Trump y sus aliados) ya se sabían todo lo que Trump verdaderamente estaba haciendo, su “brinkmanship” o política de riesgo calculado, y el “Shadow War” que llevaba contra el Cabal. 

Ya sabían de la reunión con KJU este mayo desde el año pasado, por “Qanon” y el Dr. Steve Pieczenik.  Vea su video anunciándolo:

http://stevepieczenik.com/potus-trump-will-make-a-deal-w-north-korea/

Qanon”, siendo un aliado de Trump y  cercano en la Casa Blanca, revela informaciones y “pastillas rojas” que los tarifados niegan reportar (en hacerlo se destruye el control y “psyops” de los medios tarifados y sus aliados de la CIA).

Sabemos que ya está listo para su ejecución un plan de Trump para Corea: 1) Corea del Norte a desnuclearizarse, 2) un programa de reunificación de 10 años, 3) la clase política de Corea del Norte bajo la familia de KJU a rendirse, y retirarse de todas pretensiones políticas a cambio de quedar con su riqueza y vivir como “Robber Barons” (magnates corruptos), y 4) la liberación mental, económico y político de los coreanos en el Norte.

KJU tácitamente acepto todo este término. El rey de los negociadores no iba a ir a reunir con KJU sin un arreglo sólido e impenetrable primero. Va a ir a Corea como un Cesar victorioso. ¿Decidirá KJU a no reunirse con Trump al último minuto? Posible, pero él sabe que la alternativa es peor para él. ¿Qué es lo que ya sabían estos que otros no por razones propagandísticos? Veamos:

Todos sabían que los Clintons y los Bush dieron la tecnología y los secretos para crear misiles nucleares. Corea del Norte tenía armas nucleares desde 2004 y capacidad intercontinental desde 2009. Todos las “pruebas” desde Trump llego al poder eran simulacros y “Show”. Ya lo tenían todo listo.

Sabían que Corea del Norte era uno de los centros de iniciar el deseo Globalista de “Caos Mundial” donde el plan es deshacer 80% de la población mundial. Todo en nombre de desarrollo sostenible.

Todos sabían que Corea del Norte no era gobernado por KJU, ni su papa, ni su abuelo. Es una apariencia y un títere. El que manejaba DIRECTAMENTE a Corea del Norte es el “Deep State”.

Sabían que Obama movió $200,000,000 en su gobierno como una manera que llegara a Corea del Norte, y que las agencias de inteligencia fueron coaptadas a mentir sobre la realidad de Corea del Norte.

Sabían que Obama estaba presente antes y después que llegara Trump a un lugar estratégico como Corea del Norte.

Finalmente, sabían que KJU traiciono al Cabal y no sabía cómo rendirse sin que ellos se dieron cuenta. Trump y sus aliados como “Qanon” vía China reunieron con KJU y llegaron a un acuerdo. La única forma en que el Presidente podía tomar la base de datos de la NSA encerrados en Hawái era activando una alarma. La alerta de misiles de Hawái fue utilizada para desencadenar una transferencia masiva de datos para capturar las bases de datos de la NSA. ¿Por qué? Allí están los 33,000 correos electrónicos perdidos de Hillary Clinton.  Corea del Norte jugo su papel para despistar y así permitir la transferencia. KJU demostró su lealtad y “Qanon” y Trump reunieron en secreto con los chinos para arreglar los detalles sobre la posible reunión este Mayo.

Oh, sobre mi predicción que prometí, aquí va – antes de noviembre 2018, JOH ya no estará en el poder. Pero tampoco Mel o Nasralla.  Puedo seguir mi racha o pegar una muralla de piedra. Veremos.

Ya que se fue Tillerson, Trump y Pence estarán encargados de hablar con América Latina y corregir los errores de Tillerson quien era un agente escondido del Cabal. Lea

http://www.breitbart.com/news/pence-to-lay-out-administration-views-on-latin-america/

En el Cumbre de Américas Trump va a anunciar lo que EL desea, como lo hizo en Davos, no lo que Tillerson tenía planeado bajo directrices de los Bushes.    No hay duda que la disonancia cognitiva y el sesgo de confirmación serán los protagonistas entre los Hispanos Americanos. ¡Que “Show”!

Compartir Artículo

Un comentario sobre “La disonancia cognitiva y el sesgo de confirmación en la Era de Trump

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *