Cuando ya no estas ahí O la visión de profundis de la Rosa mística

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

                                                                  A Nikky y Yesy, con amor

No son mis amigos los lobos Francisco,  pero no importa. No hay que hacer leña de la mata caída, alegrarse con la miseria del vecino y el que cae del poder. Sin sentimentalismos. Porque el que roba debe de pagar, aunque robe poco. Debe castigársele ¿cómo organizadora de las competencias futbolísticas con las presas de otros países vecinos? Para que jueguen las nuestras con las muchachas de Roxana. Me parece una barbaridad que la exhiba así. Por eso ¿mejor se fue la ministra? No importa cuál sea el crimen y hay que odiarlo, respetaras la dignidad del reo. Antes defendía a los mareros a los que igual atropellaban los policías corruptos para sentirse mejores que ellos, hoy la defiendo a esta degollada, como defendería a una cabaretera, u a otra adultera.

Creo que entiendo (estoy viejo) la tentación y el autoengaño, el alivio que siente la frustración, el resentimiento de la impotencia con el cinismo, la facilidad con que caemos en la trampa del sistema que –precisamente- pasa por una crisis de legitimidad y al que legitimamos felicitándolo como Nikky Haley. Aunque desde temprano cuando trascendió la noticia muchos coincidieron en decir que era una cortina de humo. Y conectaron la detención de Rosa de Lobo con por un lado el escándalo de la denuncia y después la renuncia de Jiménez M., después la conferencia del CNA y el empeño del oficialismo para reelegir a su fiscal. Sonaron las sirenas y desaparecieron una docena de escándalos cada uno de los cuales exigía la caída del gobierno. Una caja china he dicho, tomando el símil de una película mexicana que no termine de ver. Un aparato periodístico que se arma para esconder otra cosa. Una suplantación de lo real, too horrible.

Así como con la visita de la Embajadora Haley que no tenía que venir si no traía un mensaje especial, discreto pero firme, muy diferente de sus declaraciones públicas o la felicitación por mover nuestra embajada a Jerusalén, ciudad santa de tres religiones diferentes entre las cuales solo Dios sabe cuál es la verdadera, por supuesto. Y que siendo especialista en Seguridad debe conocer bien que lleva un mes de ser presidente reelecto Hernández, pero se le han escapado otra vez este año todas las avionetas.

Pero no interesa satisfacer a los mordaces, complacer a los maldicientes ni acompañar a los ingenuos en ese alegrón de bajo calibre. Especular sobre cuánto tiempo va a estar presa, sobre si va a cantar o no un aria brasileña en Tamara o Miami. (Transferir dinero sucio desde Miami a La Argentina es un crimen federal en EUA.) O si su marido va a romper el secreto de la omerta.

Lo que importa, de la noticia de la detención de la Sra. de Lobo, sus socios y otro par de ex funcionarios… es que -a pesar de que se desprenden también de alguna de las denuncias recientes del CNA y de los anuncios que había hecho la MACCIH- precisamente procura esconder lo sustancial de lo que esos órganos estaban revelando. Quiere suplantar con una telenovela melodramática, adulterio incluido, la lucha contra la organicidad de la corrupción. Soslaya la explicación del vínculo estructural de la corrupción con el poder como se desprendía de la denuncia contra el sistema de subvenciones y coimas en el Congreso y de las otras líneas de investigación de redes extensas que el CNA la semana pasada reveló haber turnado documentadas a la Fiscalía. Se me va la vida y fama en explicarlo. Una cosa es lo contrario de la otra. El show es lo inverso de la indagación y combate eficaz.

Una cosa es investigar y descubrir la raíz de la corrupción y su operación sistémica en el estado, por la forma en que está constituido, para ser instrumento de una oligarquía. (Señores, ¡Constituyente!) Y otra –contraria- es difuminarla, distraer de esa labor indagatoria con pantallas de sombras y ruidos, agíos que podrían terminar siendo ciertos. Pero que serían solo anécdotas, casos, instancias de raterismo y chismes morbosos, perfectamente irrelevantes. Sobre quien se coge a quien en las recamaras de los royal y quien le paga cuanto a cual por hacerlo bien. Solo le interesa a los paparazzi y a los lectores de esas basuras impresas de JOH. Que ya no es un presidente, ¿verdad Rosa? ¿Es un delincuente? El eje heroico, el pilar del Partido que apenas va a cumplir 99 años de haber nacido en la guerra civil grotesca de 1919 y es una red y maquinaria de corrupción que incluye a las últimas tres presidencias, los últimos presidentes del congreso nacional que después fueron presidentes de la república, de quienes la internacionalmente renombrada revista Forbes asegura que son los hombres más ricos del país. Pero abarca también a los 140 diz que diputados de que hablaba Jiménez. Los últimos presidentes y magistrados de la Corte con sus jueces venales, los fiscales generales, adjuntos y especiales, la alta oficialidad de la policía y de las FFAA, las cúpulas de los grandes partidos tradicionales, la cúpula empresarial, los dueños de los medios de comunicación corporativos, los dueños de los bancos, dice un amigo que no quiere firmar. Y agrega La pregunta es ¿qué tan monstruosa es la red de corrupción en Honduras? ¿Hasta dónde llegan sus tentáculos? Y ¿cuantas cabezas tiene? ¿Caerán por primera vez esas cabezas o solo otra vez los chivos y chivitas expiatorias? Porque ¿que son 94 millones en esta Liga Mayor?

Si les empieza a incomodar el prospecto de saturar sus penales con  catrachitos  sospechosos de altos quilates, aquí Nikki, los puede dejar a todos, comiendo frijoles en el Pozo, pero tiene que llevarse a JOH. Porque no importa si La Rosa se robó media docena de millares de pesos en las mochilas y los zapatos y se llevó 12 millones a su casa tres días antes de entregar su despacho y Ana cobre por fabricar las letrinas y los ecofogones, JOH es la cabeza del sistema. Se robó el poder público que no solo da pie, induce y quizás hasta necesita que los funcionarios roben para que nadie crezca en autoridad. Ha robado suficiente según sus pesquisas de Forbes para ser el más rico habiendo nacido hijo de campesino y no habiendo hecho nada creativo en su vida fuera de mandracadas. Porque al menos Lobo sembraba su milpa y Mel tenía su sierra para sacar maderas resinosas y Micheletti conducía los autobuses de la magia blanca. Si lo dejan aquí a JOH lo van a trozar vivo, en pedacitos. El verdadero escándalo sigue siendo el robo de las elecciones, protegido por su gobierno, de Ud. Nikky, tan lindo, que tanto se preocupa por nosotros, y apañado por la oligarquía que se empeña en imaginarse que sigue ahí, como el Dinosaurio cuando despertó. Y no. Ya no está ahí. Ahí ya no queda nada.

Compartir Artículo

4 comentarios sobre “Cuando ya no estas ahí O la visión de profundis de la Rosa mística

  • el septiembre 7, 2019 a las 6:33 am
    Permalink

    Hey there! Do you know if they make any plugins to protect against hackers?
    I’m kinda paranoid about losing everything I’ve worked hard on. Any suggestions?

    Respuesta
  • el marzo 2, 2018 a las 2:43 pm
    Permalink

    La diaspora de los mas desposeidos en nuestra nacion es la tragedia mas grande desde la fundacion de este pais , y como es posible que cuando esto esta sucediendo el lider maximo de la nacion se dedica a comprar una mansion en el extranjero especificamente en el sur de La Florida – eso no es aceptable ademas de las violaciones a las leyes constitucionales la manipulacion de personas el manoseo de leyes abusos de poder despidos de magistrados amenazas a periodistas y personas de la oposicion asesinatos de lideres protectores de derechos humanos re-eleccion inconstitucional fraude electoral la corrupcion esta por doquier como sea JOH debe renunciar al poder lo mas pronto posible

    Respuesta
  • el marzo 2, 2018 a las 2:29 pm
    Permalink

    esto es serio es necesaria una CICIH muchisimas veces mas poderosa que la de la hermana republica de Guatemala porque aqui la crrupcion es casi ilimitada todo el sistema esta corrupto y JOH debe abandonar el poder inmediatamente es una persona completamente desprestigiada no tiene credibilidad es un pesimo lider porque a polarizado a la sociedad la gente considera que JOH a cometido demaciados delitos politicos y en algunos casos practicamente criminales nadie que tiene una gota de honestidad aceptaria a una persona que no tiene conocimiento ni le importa la diaspora de nuestra gente hacia norte America entonces lo correcto es que JOH abandone el poder

    Respuesta
  • el marzo 1, 2018 a las 12:28 pm
    Permalink

    Nikki Haley no vino al servicio de JOH. Estoy de acuerdo, vino a dejar un mensaje secreto al gobierno y esta relacionado con el psyops que se llevara a cabo en Venezuela.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *