Oscar Fernando Chinchilla

Por: Jari Dixon Herrera

Conocí al abogado Oscar Fernando Chinchilla allá por el año de 1998, cando me desempeñaba como fiscal en la Entrada Copan, él trabajaba como abogado independiente, más que todo en la defensa de casos penales, lo recuerdo cordial y amigable, muchas veces se trasladaba con nosotros en el vehículo del Ministerio Publico para alguna Reconstrucción de Hechos en algún lugar lejano de nuestra jurisdicción; el hacía su trabajo de defensor y nosotros el nuestro de fiscal, podríamos decir  que había una relación muy profesional en la administración de justicia en aquella época.

La Entrada Copan para ese entonces ya era conocida como una zona de bastante incidencia criminal, casos de robo de vehículos, tráfico de droga, asesinatos, etc.

Para ese entonces, solo éramos dos fiscales asignados para el trabajo en diez municipios de dicha zona, la policía en ese tiempo no tenía ni patrulla, ni toda la logística con que cuentan hoy, de hecho el vehículo  de la fiscalía se convertía en muchas ocasiones  en la patrulla de la policía para poder combatir la criminalidad; pero les puedo asegurar que los resultados de aquellos dos fiscales y aquel pequeño grupo de policías preventivos era gigantesco, ahí desmantelamos bandas completas de robo de vehículos, cultivo y tráfico de drogas en fin, cuando se tiene voluntad de hacer las cosas no se necesita tanto.

El abogado Chinchilla como muchos otros abogados miraban en la Entrada Copan una buena zona para trabajar, la enorme cantidad de arrestos por diferentes delitos daba trabajo a muchos abogados.

Supe para ese tiempo que el abogado Chinchilla había sido diputado suplente por el partido Nacional, y que estaba vinculado a la familia Hernández del occidente del país; pero en aquel tiempo nunca  imaginé que llegara a ser magistrado o fiscal general, lo mismo me paso con el abogado Rolando Argueta en ese momento era el Juez de Paz en la Entrada Copan, hoy convertido en Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Es obvio que el ascenso al poder de Juan Orlando Hernández, también significó el ascenso de muchos de sus amigos, entre ellos el abogado Chinchilla.

Después me informaron que lo habían nombrado Magistrado de La Corte de Apelaciones de Santa Rosa de Copan, en el Poder Judicial, presidido por la Abogada Vilma Morales Montalván, quien al finalizar su mandato termino de absolver al expresidente Rafael Leonardo Callejas de todos sus delitos.

Nota Relacionada Con este informe no creo seguir apoyando que reelijan a Oscar Chinchilla: Jorge Yllezcas

En el marco de unas de mis luchas dentro del Ministerio público, un día me llamo para felicitarme y decirme que le alegraba que no había cambiado y que estaba a la orden, y que él había presentado papeles para la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia pero que por su forma de pensar no creía tener ninguna posibilidad de salir electo.

En esa elección de la nueva Corte Suprema de Justicia de enero del 2009 ,nos involucramos de lleno, el objetivo era que ninguno de los magistrados anteriores se pudiera relegir, (y en efecto lo conseguimos) acordémonos que nosotros veníamos de la huelga de hambre de fiscales del 2008 y creíamos ingenuamente que una nueva corte y un nuevo Ministerio Publico podrían surgir después de nuestra lucha; pues para mi sorpresa el abogado Oscar Fernando Chinchilla y otros conocidos del sector de occidente habían logrado salir electos como magistrados de la Corte Suprema de Justicia, bajo el esquema de negociación entre los dos partidos tradicionales en el Congreso Nacional.

La esperanza que con la nueva corte podían cambiar las cosas se esfumo rápidamente, ya para el 28 de junio del 2009 teníamos a la nueva Corte Suprema postrada ante el poder oligárquico del país y participaban activamente en la consumación de un golpe de estado, poco les importó su juramento, poco les importó la crisis política que provocaron con sus actuaciones, poco les importó  los asesinatos de los militares y policías, la nueva Corte Suprema con Oscar Chinchilla incluido escribían una nueva página oscura del país.

Ya en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa, un Oscar Chinchilla miembro de la sala de lo constitucional era el único que votaba en contra de declarar inconstitucional el proyecto de ciudades modelo, recurso presentado por una organización de ex fiscales que habíamos organizado para tal efecto y apoyada por diferentes sectores, al fin se declaró inconstitucional, pero el 12 de octubre del año 2012, el presidente del Congreso de ese entonces Juan Orlando Hernández en complicidad con la bancada del partido Liberal destituían ilegalmente a cuatro magistrados de la sala constitucional, el único que no fue afectado fue precisamente el abogado Oscar Fernando Chinchilla, me imagino que como premio  a su gran lealtad al partido Nacional.

 Y es que para un Oscar Fernando Chinchilla casado con la hija del abogado Rigoberto Chan Castillo figura importante dentro el partido Nacional, no debió serle difícil acatar las órdenes de su jefe superior inmediato (JOH).

Para agosto del 2013, ya cerca de las elecciones, el Partido Nacional negocia con el Fiscal General de ese entonces el abogado Luis Alberto Rubí para que renuncie a su cargo a cambio de no perseguirlo por sus enormes actos de corrupción en esa institución y es así que se nombra como sustituto al abogado Oscar Fernando Chinchilla, quien sale electo de una junta de selección coordinada por la exrectora de la UNAH licenciada Julieta Castellanos.- Lo irregular de todo este proceso es que el abogado Oscar Fernando Chinchilla no pasó las pruebas de confianza y había sido excluido de la lista para las sigientes etapas del proceso, pero una vez que se llegó a una negociación con el Partido Liberal lo volvieron  a incluir, acto que fue denunciado por los medios de comunicación por otro nacionalista como ser el abogado Ivis Discua Barillas quien manifestó que lo habían utilizado en ese proceso para favorecer  al abogado Chinchilla.

Chinchilla debía cumplir según la ley solo el tiempo que hacía falta para que culminara el mandato de Luis Rubí, pero en el 2014 después del robo de las elecciones, ese cargo no volvió a ser sometido a elección y quedo de forma definitiva.

Algunos interesados en su reelección alegan que ha sido un Fiscal General comprometido con el combate a la corrupción, porque bajo su mandato se han presentado algunos casos de corrupción relacionado más que todo al saqueo del seguro social, un caso que fue más producto de la presión popular que despertó el escándalo de corrupción más grande en la historia del país, hecho público en su momento por los periodistas de radio y tv Globo Cesar Silva y David Romero Elhner ( este de forma más incisiva), un caso de corrupción donde el único personaje tal vez de una mediana importancia ha sido el Doctor Mario Zelaya, director de dicha institución, a quien han cargado con toda la responsabilidad y dejado libre a todos los autores intelectuales del saqueo, quienes sin temor a ser acusados confesaron públicamente haber utilizado fondos del seguro social en su campaña; sin que el Fiscal Chinchilla haya hecho absolutamente nada.- De ahí hay una señora de nombre Isis Molina  ( alias la palillona) y otros que andan prófugos y otros gozando de medidas sustitutivas a la prisión preventiva.

Mas parece que el accionar del abogado Chinchilla en eso casos fue más que todo cumpliendo una estrategia gubernamental para bajar lo ánimos de aquellas personas que estaban protestando, esto sin mencionar que el dinero en gran parte jamás fue recuperado.

Otro dato interesante de nuestro flamante Fiscal General es haber emitido dictamen  a favor de que se derogaran artículos pétreos de la Constitución de la Republica para que el actual señor del ejecutivo pudiera reelegirse.

Pero porque no señalar su falta de voluntad para investigar el enorme acto de corrupción como lo ha sido el trans-450, un caso donde se involucra fuertemente al actual designado presidencial Ricardo Álvarez, quien ha llegado hasta burlarse de su impunidad en este caso.

Hoy dicen que al abogado Chinchilla no le tembló la mano para firmar los requerimientos fiscales contra los diputados involucrados en el denominado caso de la red de diputados de la que tanto habló la MACCIH y que al final termino en nada; pero lo que no dicen es que esa denuncia presentada por el partido Libre estuvo engavetada por casi dos años hasta que fue retomada por la MACCIH, caso que al final representó la salida del vocero de esta misión internacional el Doctor Juan Jiménez Mayor.

Para terminar habrá que preguntarle al Fiscal General, por qué no ha procedido en los diversos casos de corrupción que el Consejo Nacional anticorrupción (CNA) ha remitido al Ministerio Publico contra altos funcionarios del gobierno y donde no han hecho absolutamente nada.

Si JOH está interesado en su reelección, es porque ha encontrado en su accionar, la debida protección para sus actos ilegales, así como un instrumento de represión para todo aquel pueblo que lucha por su libertad.

Compartir Artículo

8 comentarios sobre “Oscar Fernando Chinchilla

  • el febrero 27, 2018 a las 4:33 pm
    Permalink

    Excelente recordatorio. El señor Chinchilla ya pasó a la historia como un traidor de la patria cuando votó a favor de la instalación de las ZEDES, y como premio lo nombraron Fiscal General.
    Aquí se pierden los ignorantes, el MP es clave para arrimar a los juzgados a todos los corruptos, y por esto los cachirecos y su pandilla insisten en buscarle virtudes al “Cabeza de Huevo” de Chinchilla para lograr su “espuria reelección” y esconderle los aportes serios del CNA que lo desnudan como protector de muchos corruptos azules. Aceptar un cargo público cono Fiscal General bajo esta radiografía narrada por el ex fiscal Jari Dixon se requiere ser un pobre diablo despersonalizado. O en palabras más coloquiales ser un HDP.

    Respuesta
  • el febrero 24, 2018 a las 2:06 pm
    Permalink

    Hay que aprender a leer, a interpretar lo escrito. A Jari Dixon, no es precisamente ”envidia”, (como machacona y tontamente dicen algunos), lo que podria sentir, sino asombro- si es que acaso queda algo en Honduras, a tenor del deterioro y la constante corrupcion que campea, es casi imposible sorprenderse. Sino, que lo que Jari hace es simple y llanamente aportar datos importantes acerca de la forma tan deshonesta en que son electas (puestas a dedo, por encargo) las autoridades en el pais, las que naturalmente no van a hacer nada que vaya contra quienes les han puesto en esos cargos.
    De ahi que deberia de causarnos asco, los elogios que algunos le lanzan a Chinchilla, ya que no se ven por ninguna parte los logros que materia de justicia haya realizado. Su trabajo es para salvaguardar los intereses de los grupos de poder, a ellos se debe, ya que lo pusieron ahi, tiene que ‘responderles’.

    Honduras, nada en el mar de la corrupcion, y no hay esperanza, mientras las mismas personas, sigan al mando.
    No hay tampoco cabida para el asombro, de lo que sucede, cuenta tambien -principalmente- por al apoyo que el gobierno de EEUU dispensa hacia sus lacayos. Aunque sean lo peor, aunque asesinen a su pueblo, aunque roben y sean capaces de todo lo malo, no importa, siempre y cuando obedezcan a su amo EEUU.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *