II. Las bases del pacto social de los magos financieros de JOH

 

Por: Gustavo Zelaya

Antes expuse que las formas clásicas y contemporáneas acerca de la noción de pacto o contrato social comparten la necesidad del consenso y el diálogo para asegurar seguridad en la convivencia, acordar leyes, hacer posible la justicia y organizar el Estado. Se logra con la participación voluntaria, libre y racional de las personas; estos tienen la opción legal de rebelarse cuando el gobernante incumple acuerdos. En Honduras parece que los geniales teóricos del ilegal gobierno de Juan Hernández opinan diferente y, como nadie en el mundo actual, están renovando la ciencia política. Fernando Anduray, Marcio Sierra y Rocío Tabora son de esa estirpe. Por medio de actos de magia financiera, fraude electoral, profundas tesis, asesinato de opositores, represión a las legales protestas y constantes invocaciones a un ser absoluto, imponen pactos sociales desde su panóptico. Ni siquiera los pensadores feudales llegaron a los atrevimientos racionales de los sirvientes de este gobierno. Incluso, el piadoso gobernante amenaza con extensos “procesos de sanación” y extinción de las maras que casi le roban la presidencia; esos astutos pandilleros que pusieron en ridículo al perfecto sistema de seguridad electoral diseñado por inteligencia militar.

Esencial en el pacto de los magos financieros del patio es ordenar finanzas, eficientar recaudaciones tributarias, transparentar manejos de fondos nacionales para que no sea tan evidente la corrupción y la impunidad y, sobre todo, control del gasto sin mecanismos de consulta o diálogos con las personas que hacen posible sus importantes salarios. Su capacidad técnica y probada honestidad no requiere consultas a sus empleadores. Ese es el novedoso contrato social, vertical, desde la torre de la sabiduría, con la estética lacrimosa impuesta por las fuerzas de seguridad que garantizan su aceptación sin reproches ni remordimientos de parte de los magos financieros. Atrás queda cualquier nostalgia por viejos deslices ideológicos.

Establecer un pacto vertical no requiere edificar relaciones a partir de las carencias populares, imposible de efectuar sin tomar en cuenta la diversidad que existe en el pueblo, necesariamente plural, pero con momentos compartidos como la aspiración de vivir en ambientes dignos, justos, respetuosos de las diferencias, sin corrupción ni con grupos mafiosos en el poder. Tendrían que considerar la profunda desigualdad y la concentración de riqueza y poder, situaciones obscenas y perversas frente a la realidad del desempleo y a la extendida pobreza de la mayoría de la población. Entonces, cómo recomponer la sociedad, alterada, agredida por la represión, agredida por la falsa división de poderes, agredida diariamente por la muerte y el peligro que significa salir de casa, no solo para lidiar con la delincuencia común, también para enfrentar la inseguridad generada desde el Estado militarizado que no permite oposición alguna. Además, no es posible hablar de pactos a partir de la descalificación de los opositores tildándolos de pandilleros, mareros, que buscan destruir supuestas bondades del régimen ilegal e ilegitimo de Juan Hernández.

Son conocidas las formas utilizadas por ese sujeto para usurpar el poder político y económico del país. Apoyando el golpe de Estado de 2009, construyendo elecciones a su gusto, controlando la corte suprema, el ministerio público, el tribunal electoral y sometiendo a pura chequera las fuerzas de seguridad del Estado. Sus sirvientes degradan el sistema de educación y  salud haciendo comparaciones absurdas, reduciendo presupuestos para este sector, adulterando medicinas, saqueando el seguro social, privatizando la salud pública; subastan regiones del país, sobrevaloran equipos que venden al Estado; concesionan bosques y ríos, asesinan dirigentes populares como Berta Cáceres, con la alegre complicidad de los propietarios manipulan medios de comunicación y logran el dudoso apoyo de organismos internacionales como la OEA, el Banco Mundial, de financistas internacionales para legales operaciones de blanqueo de activos. Toda una red mafiosa que funciona a nivel planetario, que somete a pueblos enteros pero que no logra doblegar grandes sectores sociales insumisos por convicción.

En ese pacto de los magos al servicio del corrupto gobernante no hay debates sobre la necesidad del sistema social, si es justo o la vigencia del poder corrupto e impune; no se plantea cómo superar el entreguismo del grupo gobernante ni las injusticias que provoca la exclusión social y la comercialización de ríos, bosques y la venta de empresas estatales a los cercanos a Juan Hernández.  Con la continuidad del gobierno del nuevo pacto todo el proceso depredador de las riquezas nacionales y el expolio del país se profundizará; con la complicidad de los honestos magos de las finanzas seguirá la obscuridad en el manejo de la tasa de seguridad; no habrá cambio sustancial en las prácticas de corrupción pública y la ley principal de la conducta del grupo en el poder, la corrupción y la impunidad se perfeccionará. Ese es el fundamento más sólido del gobierno de Juan Hernández. Esos son los contenidos del pacto ofrecido por los magos de las finanzas, Si alguien tiene dudas basta con ver el manoseo de la ley del presupuesto nacional, la forma en que se deshacen de la MACCHI, la intocable ley de secretos, la resbalosa ley de política limpia, la agresión mediática y de hecho cuando sostienen sin pudor alguno que maras y pandillas controlaron centros electorales y están aliadas a la oposición política.

Son apenas algunos momentos que sirven al gobernante y a sus magos financieros para consolidar un poder político y una organización económica fundamentada en la desigualdad social, la marginalidad, el crecimiento de la riqueza del grupo en el poder y la profundización de la criminal y demencial represión del pueblo, de sus organizaciones y la persecución de personas que defienden los derechos humanos. Sus fantasías llegan al extremo de convertir la mentira en una realidad objetiva al estilo de la verdad alternativa tal y como les enseña su amo Donald Trump.

Compartir Artículo

Un comentario sobre “II. Las bases del pacto social de los magos financieros de JOH

  • el febrero 20, 2018 a las 8:59 pm
    Permalink

    NO ES POSIBLE COMPARTIR TAN INTERESANTE ARTICULO AL NO FIJARSE LA IMAGEN CUANDO SE SEÑALA EL LOGO DE FACEBOOK.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *