Reitoca: un pueblo heroico en pie de lucha contra del encarcelamiento del agua

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Reitoca, municipio de Francisco Morazán, en Honduras, ha sido permanentemente olvidado por la historia, pero no por las hambrunas. Su nombre, originalmente RERITUCA, significa “Lugar de Juncos, blandos o tiernos”. Pese a su poético nombre, durante años ha sido de los municipios hondureños eternamente olvidados y donde las hambrunas han sido despiadadas debido a varios factores, Reitoca es uno de los municipios que conforman el corredor seco de Honduras y Centroamericano, que se caracteriza por tener escasez de lluvia, clima árido que con el pasar del tiempo,  producto  del cambio climático se han prolongado por más tiempo los periodos de sequías en la región, a este fenómeno se le llama “El Niño”, además de ser una zona empobrecida precisamente por la pérdida de cosechas producto de las condiciones climáticas, pero también por la ausencia de políticas que generen oportunidades reales, y no falsas soluciones, como las que se ven con la construcción de esos proyectos hidroeléctricos que sólo resultan en el secamiento de los ríos.  Como si el tiempo se hubiese detenido, son aún visibles los efectos del huracán Mitch que redujo significativamente,  y a su pobreza evidente se suma la falta de proyectos de agua y los impactos en la soberanía alimentaria de los pueblos.

Río Petacón

Una de las principales fuentes de agua, sostén de la comunidad, es El Río Grande Reitoca del cual son beneficiados aproximadamente once mil habitantes. Desde la perspectiva de la población, este río tiene una fuerte conexión con su raigambre lenca y con todas las historias que en él se crearon, alrededor de la comunidad.

 En Honduras, después del Golpe de estado en el 2009, se aprobó la Ley General de Aguas, que prevé la posibilidad de concesionar a terceros los recursos hídricos del país, con apoyos de grandes transnacionales (generalmente europeas) interesadas en la producción de la llamada energía “limpia”. En ese mismo tiempo   se convocó al proceso de Licitación ENEE No. 100-1293/2009 para 47 proyectos de generación eléctrica en todo el país, de las cuales se fueron aprobadas cuarenta (40), a favor de empresas privadas, de las 47 solicitudes.

Inmediatamente esto generò un espiral de conflictos, marcados a su paso por un clima de terror y asesinatos en las comunidades donde estos proyectos se instalaron, sin mencionar la serie de actos de corrupción alrededor de tales concesionamientos; violentando procesos exigidos por la ciudadanía, como la celebración de la consulta previa, libre e informada.  

PROGELSA, cuyo contrato fue concedido vía decreto por el Congreso Nacional pasado, es una compañía que comprometió al rio Petacón, de la cuenca Rio Nacaome, para la producción de 11,890 Kilovatios de energía renovable por 20 años. Está interconectada a la red que da a la planta del Cerro de Hula, y apoyada por el consorcio STE Energy, una empresa que tiene más de doscientas instalaciones realizadas en los últimos años en Italia y en el exterior, y filiales en diferentes países.  STE Energy es hoy uno de las mayores empresas contratadas en el campo de la energía y sus instalaciones.

Viajamos con el equipo de Madre Tierra para acompañar al campamento que sostiene el comité de Protección del Rio Reitoca, hasta el pie de un roble de antaño, que ha servido de sombra y cobijo en los 29 días de lucha defendiendo el río, fuente de vida para más de 16,000 habitantes de los pueblos, y de otros municipios, como Alubarén, La Venta, Pespire y San José de Choluteca.

Hasta ahora todos los marcos normativos que se generan para estas zonas no solventan los problemas de inseguridad alimentaria; y como si fuese poco, a ello se suman proyectos que ponen en riesgo los únicos afluentes de los que se alimenta el agua en estas comunidades.

Municipio de Reitoca, Francisco Morazán

Toda una comunidad es la que se levanta ahora en contra de la construcción de un proyecto que los pobladores y pobladoras denuncian no fue consultado, ni aprobado, por ellos: “si no hubiese sido por las voces que corren…  no nos dábamos por enterados”, menciona uno de los habitantes del campamento; para aludir a que este proyecto nunca se socializó con los pobladores y pobladoras de los pueblos que se encontraban rio abajo del lugar donde se está construyendo la cortina.

  “Este es el gran desastre que está causando PROGELSA al Río Petacón. Han hecho carreteras por toda la ribera del río, han deforestado exageradamente; están entubando el agua”, dijo al equipo de Madre Tierra, otra de las personas que conforman el comité de Protección del Rio Reitoca.

Entre las personas que participaban del campamento estaba doña Luisita, recostada al pie del roble y quien se levantó de pronto para decirnos: “Yo nunca imagine que a mis años iba a subir hasta acá para decirle a esa gente que el río no es de ellos; pero me puse a pensar en mis hijos, mis nietos, en todas las generaciones que vienen; y yo solo les quiero decir, que de acá no me voy hasta que el de arriba quiera” …

En los últimos días la población ha sufrido múltiples incidentes, entre ellos, la represión por parte de un contingente de la Policía Militar, el que dejó a más de 4 personas heridas; y el incendio de una zona boscosa en las cercanías de donde se asienta el campamento en donde, debido a las bombas lacrimógenas que lanzaron ese día, toda la zona tomó fuego.

A su vez denunciaron que hay una campaña construida por parte de los medios corporativos de comunicación, que ha llevado a enfrentar a la población de Lepaterique con la de Reitoca, hasta el grado de que ya en dos ocasiones han llegado armados a enfrentarse al campamento.

El día que visitamos el campamento uno de los participantes nos comentaba cómo la aplicación del paramilitarismo ha sido una de las herramientas que se están implementando en la zona. El día anterior a nuestra llegada “hombres que venían como locos con el rostro tapado, venían con las armas enseñándolas para intimidarnos, pero acá nadie le da miedo, porque lo que queremos es que nos dejen el río.”

Recientemente, en una de sus declaraciones públicas el comité de protección del rio Reitoca, frente a las campañas que han sido vertidas denunciaba lo siguiente: “Queremos ser claros que en ningún momento nosotros como habitantes de Reitoca hemos perjudicado a pobladores de Lepaterique. En dos medios de comunicación gente inescrupulosa, sedienta del dinero de PROGELSA, fue a manifestarse al MP, denunciando a nuestros pobladores de Reitoca, alegando que nosotros hemos incendiado la montaña de Lepaterique, eso no es cierto. La empresa PROGELSA no tiene argumentos sólidos y manda a pobladores de Lepaterique para que los defiendan”.

Sin duda, frente a un clima incesante de acoso y de irrespeto a su autonomía y el manejo de los bienes comunes, las poblaciones siguen organizándose para hacerle frente a un modelo que está sustentado en la financierizaciòn de esos bienes y de la madre tierra. De lo que se desprende, a toda vista, la puesta en riesgo del agua como bien común y de uso humano, para convertirla en mercancía. Por esas prácticas inhumanas siempre el resultado será el empobrecimiento de los pueblos… Otra vez el olvido de la historia y la vuelta a las hambrunas.

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Reitoca: un pueblo heroico en pie de lucha contra del encarcelamiento del agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *