Honduras, una libertad de prensa limitada y una democracia hibrida: The Economist

Tegucigalpa.- La democracia y la libertad de prensa en Honduras enfrentan un serios retrocesos. Nuestro país se encuentra entre los cuatro lugares más peligros del mundo para el ejercicio del periodismo, muestra de ello las bajas calificaciones, de acuerdo con el Informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist, 2017.

Con 5.72 de promedio, resultado de obtener 8.25 en procesos electorales y pluralismo, 5.36 en funcionalidad del gobierno, 4.44 en participación política, 4.38 en cultura política y 6.18 en libertades civiles y se ubica en el grupo de las naciones con democracias híbridas.

De acuerdo con esta calificación, Honduras se encuentra, junto a 39 países del mundo, a un escalón de ser un régimen completamente autoritario. El índice de la democracia lo sitúa con base en sus puntajes en una gama de indicadores dentro de estas categorías, cada país se clasifica entonces como uno de los cuatro tipos de régimen: “democracia plena”; “Defectuoso democracia”; “régimen híbrido”; y “régimen autoritario”.

Los regímenes híbridos, -establecen- procesos electorales con irregularidades sustanciales que a menudo evitan que sean ambas libre y justo. La presión del gobierno sobre los partidos de oposición y los candidatos puede ser común. Grave las debilidades son más frecuentes que en las democracias defectuosas: en la cultura política, el funcionamiento de gobierno y participación política. La corrupción tiende a ser generalizada y el estado de derecho es débil. La sociedad civil es débil Por lo general, hay hostigamiento y presión sobre los periodistas, y el poder judicial es no independiente.

El informe señala como uno de los principales elementos de retroceso, para la democracia las serias irregularidades en las elecciones presidenciales en Honduras.
Honduras también experimentó una disminución en su puntaje, de 5.92 a 5.72, luego de que las elecciones presidenciales en noviembre revelaran serias irregularidades en el proceso de votación.

The Economist, informó haber tenido acceso a grabaciones secretas entre los miembros del partido del presidente en ejercicio, Juan Orlando Hernández, discutiendo técnicas de fraude electoral para mantenerlo en el cargo; una ventaja inicial para su rival, Salvador Nasralla, se revirtió en los retornos posteriores, lo que llevó a muchos a sospechar de fraude. A pesar de las objeciones de la oposición y un recuento parcial, el resultado fue certificado y el Sr. Hernández juró como presidente del país a principios de 2018.  Sin embargo, el episodio socavó el puntaje del país en el proceso electoral y el pluralismo.

A nivel global, son 19 países los que se consideran democracias totales, 57 democracias con defectos, 39 regímenes híbridos y hay 52 regímenes autoritarios. Los factores que influyeron para la reducción de calificaciones en gran parte de las naciones analizadas son: baja participación de la población en elecciones, debilidad en la funcionalidad del gobierno, disminución en la confianza de instituciones, crecimiento de la influencia de entidades no elegidas o irresponsables, ampliación de las brechas entre políticos y electorado, declive en las libertades de los medios y erosión de las libertades civiles, entre ellas el freno a la expresión.

2 comentarios sobre “ Honduras, una libertad de prensa limitada y una democracia hibrida: The Economist

  • el febrero 13, 2018 a las 12:08 pm
    Permalink

    Criminal proceso de deterioro de mediano desarrollo humano que había.os logrado.en Honduras nos conocemos y sabemos que aquí la vida cada día es sobresaltos y amenazas a las libertades. Por eso el pueblo está en insurrección

    Respuesta
  • el febrero 13, 2018 a las 9:07 am
    Permalink

    Que bueno ver en datos objetivos esa realidad nefasta que percibimos. Tenemos que cambiar el rumbo de Honduras

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *