Policías atentan contra familia de exdiputado Bartolo Fuentes

Por: Redacción CRITERIO
redaccion@criterio.hn 
Tegucigalpa.- El exdiputado del Partido Libertad y Refundación, Bartolo Fuentes, denunció que miembros de la Policía Nacional Preventiva atacaron a  su familia e ingresaron ilegalmente a su casa, amenazandolos con sus armas.
El ataque se produjo ayer en horas de la noche en la ciudad de El progreso, departamento de Yoro cuando sus familiares venían de una protesta pacifica en la salida a la ciudad de Tela, Departamento de Atlántida, relató Fuentes. 
Fuentes manifestó que uno de los que atropellaron a su familia es el policía  Carlos Alberto Arzú, quien agredió a su esposa Dunia Montoya, en septiembre de 2015, por lo cual enfrenta juicio y entre las medidas sustitutivas de prisión impuestas está la de no acercarse a Dunia, su casa o su centro de trabajo. 
Fuentes y su esposa, la periodista y defensora de derechos humanos, Dunia Montoya,   tienen desde hace hace una semana medidas  de protección especial por parte del Mecanismo de Protección para Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.
“Estos señores de la policía deberían cuidarnos por considerar en riesgo nuestra integridad física, no ir a nuestra casa a atropellar a nuestra familia en horas de la noche”, dijo el exparlamentario.
Fuentes escribió el siguiente texto en su página de facebook: 
“Llegaron dos motorizadas y tres de los cuatro policías Nacionales ingresaron y sacaron por la fuerza a mi cuñado y lo lanzaron a un charco en la calle.
Les reclamó mi suegra y una mujer policía le apuntó con su arma. También encañonaron a mis hijos que son menores de edad. A un joven vecino lo golpearon con una de las motocicletas al momento que llegaron frente a la casa.
Uno de los que atropellaron a mi familia es Carlos Alberto Arzú, quien agredió a mi esposa Dunia Montoya en septiembre de 2015, por lo cual enfrenta juicio y entre las medidas sustitutivas de prisión impuestas está la de no acercarse a Dunia, su casa o su centro de trabajo. 
Dunia y yo hace tenemos desde hace hace una semana medidas de protección especial por parte del Mecanismo de protección para periodistas y defensores de derechos humanos. Es decir que la policía debería cuidarnos por considerar en riesgo nuestra integridad física, no ir a nuestra casa a atropellar a nuestra familia en horas de la noche.
Este viernes 26 de enero había un plantón en la carretera hacia Tela, NO HABIA TOMA, solo saludaban a los que pasaban y les pedían que pasaran despacio.
Pero casi a las siete de la noche unos cien policías y militares que venían de desalojar en el desvío de Guaymas llegaron disparando bala viva y bombas lacrimógenas.
Mi cuñado estaba a una cuadra del lugar y al escuchar los disparos se marchó junto a dos de mis hijos. A unas cuadras se percataron que atrás venían las dos motorizadas, pero siguió hacia mi casa y también los policías.
Luego que me llamaron de la casa manifestandome que estaban adentro los policías llegué en menos de cinco minutos y los motorizados arrancaron sus motos y se marcharon. Arzú tenía una bomba lacrimógena en la mano y la dejó tirada en el lugar sin activar.
Agradezco a mis vecinos y amigos que pasaban que apoyaron a mi familia oportunamente. Ellos escucharon que un policía al marcharse dijo “vamos a regresar, pero a matarlos”.
Fuimos a hablar con el jefe de la policía, Sub Comisionado Héctor Ruiz, y nos contestó con un simple “Vamos a investigar”. Interpusimos la denuncia en la DPI, aunque el principio no querían recibirla. Hay que cumplir con los trámites.
Agradecemos el acompañamiento de la delegación de religiosos estadounidenses y varios países que están en Honduras para conocer sobre las violaciones a los derechos humanos y la situación de crisis en Honduras.
Muchas gracias a nombre de toda mi familia a los colegas periodistas, compañeros de lucha y amigos que nos han llamado o publicado solidarizándose.
Estamos bien, dentro de lo que se puede, y listos para seguir en la lucha”.
Compartir Artículo

Un comentario sobre “Policías atentan contra familia de exdiputado Bartolo Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *