Nadie te quiere dictador

Por:  Wendy Funes (Periodista hondureña)

Tegucigalpa, Honduras.  He platicado con gente de todos los sectores de derecha, de izquierda, de clase popular, alta, media, profesionales, personas que no saben leer, integrantes del ejército y de la policía y nadie te quiere.

Hay un grupo de empleados estatales y de oficiales de la Policía y del ejército que te apoyan porque quieren poder, que es muy distinto a que te quieran, pero allá adentro de las barracas la cosa esta que arde aunque sea sutilmente.

Los jóvenes no te quieren dictador, salieron de las escuelas públicas sin material didáctico y sus maestros les han contado todo el daño que les has hecho, salieron a votar y sienten que les robaste el voto.

Los empresarios están molestos por el terrorismo fiscal y no te quieren, pero tienen miedo de un gobierno popular con reivindicaciones sociales, así que prefieren sonreírte de frente, pero me han contado que cuando das la espalda sacan todo lo que sienten por vos. Los microempresarios tampoco te quieren.

Los de la cúpula policial y militar murmuran a solas, pero tienen miedo que vos le quités las oportunidad de seguir gozando de las mieles del poder y como tienen miedo aunque algunos tienen envidia porque fueron otros los ungidos y no ellos, se mantienen calladitos.  Entonces la opresión y humillación que sienten cuando están con voz la trasladan a los policías de escala básica y a la tropa militar, por eso es que en la tropa del ejército y en la escala básica policial muchos se quejan de la explotación que sufren, por eso renunciaron muchos jóvenes y hay policías que en sus casas hasta lloran porque no quieren salir a reprimir al pueblo, lo mismo pasa con los soldados. Además los policías sienten que estás privilegiando a los militares y a las otras policías donde trabajan tus activistas.

En el partido azul, ahí adentro también cuidáte porque a todos los que desplazaste, a todos los que tenés “agarrados” pueden actuar en el momento menos pensado contra vos, no te quieren y no saben cómo “joderte”, además porque prefieren, por ahora,  que gobernés vos a que lo haga la oposición porque así se los han marcado.

Los maestros no te quieren porque les quitaste la jubilación, les cambiaste el Inprema, les quitaste el Estatuto del Docente y el Derecho a protesta; los universitarios no te quieren porque nunca fuiste en campaña donde ellos y aunque hubieras ido no te querían desde antes porque criminalizaron a más de 200 y nunca hiciste nada, privatizaron la UNAH y vos más bien apoyaste la dictadura allá adentro.

Las enfermeras y los médicos no te quieren porque todas las reformas de profundización del modelo neoliberal los ha afectado en sus jornadas laborales y ahora pagan más impuesto y devengan menos.

Tus activistas preferirían otro candidato con más carisma, pero vos los debilitaste a todos y eso hace que haya división interna aunque no se vea.

Los periodistas no te quieren porque los humillan por la pauta publicitaria que les paga Casa Presidencial y los amenazan si cuentan algo y los otros, los que siempre hacen grandes negocios con el Estado, ellos quieren al que les paga, pero ninguno te lo dice: porque pagás. Los que atacan a la oposición no lo hacen porque te quieren a vos sino porque odian esa forma progresista de ver las cosas.

La embajada y el gobierno gringo no te quieren, para ellos vos sos un hijueputa, pero sos su hijueputa y vas a estar ahí hasta que pase la amenaza para ellos, sino me crees mirá a Callejas. Y los congresistas gringos, ya viste que tampoco te aceptan, tampoco te acepta la sociedad civil, te cuestionan mucho en reuniones con sus pares, te ven con recelo.

Las obreras de la maquila no te quieren porque antes de tu gobierno ganaban más dinero con horas extras y ahora ganan menos; las obreras de la agroindustria no te quieren porque tienen empleo, pero en condiciones deplorables y vos no hacés nada para evitarlo, la gente desempleada no te quiere porque quisiera tener oportunidades que les hagan crecer, los obreros después de tanto trabajar no te quieren porque han ido envejeciendo sin mejorar sus condiciones de vida y vos no hacés nada para parar la explotación inmisericorde.

Los indígenas lencas, tolupanes y garífunas no te quieren por todo el marginamiento, criminalización y racismo que tienen tus políticas, preguntá en el Bajo Aguán si alguien te quiere.

Las madres de los privados de libertad no te quieren por la forma en que has torturado y lastimado a sus hijos en la oscuridad secreta de las celdas y por los maltratos que ellas sufren cada fin de semana y porque varios de sus hijos aparecían habilitados para votar en zonas distantes a las que nacieron.

Las mujeres organizadas no te quieren porque has permitido que sigan los femicidios, la cultura patriarcal que marca el cuerpo de las mujeres, la profundización religiosa que pregona el odio a la mujer.

El fiscal general está más cerca de la MACCIH que de vos, los magistrados de la Corte Suprema siente recelo por vos, tus diputados están influidos por la falta de unidad, pero les importa más el poder, el resto de diputado del bipartidismo solo quieren y siguen lo que les marca su grupo de poder.

La MACCIH se ha ido llenado de descontento al estrellarse con la realidad, la OEA, la ONU no te quieren porque has desoído todas las recomendaciones para respetar el Estado de Derecho. Muchos presidentes de América Latina ni te determinan en las cumbres internacionales.

La comunidad LGBT no te quiere porque los asesinatos contra la comunidad han continuado y pese a que te han pedido reformas legales que les permitan una vida con menos crueldad, no has hecho nada y muchas y muchos han tenido que salir del país.

Las defensoras y defensores de derechos humanos no te quieren porque los estigmatizás, criminalizás, tu sistema criminalizó hasta la muerte a Gladys Lanza, el asesinato de Berta Cáceres sigue impune, hay más de 70 periodistas asesinados, tres mil campesinos procesados, 200 asesinados en el Bajo Aguán, estudiantes y jóvenes ejecutados, activistas sociales y funcionarias y funcionarios honestos asesinados por sicarios aún en la impunidad,

Los hondureños que están en el extranjero no te quieren porque les decís que Honduras está cambiando y ellos siguen sosteniendo la económica de este país, sufriendo por la violencia mientras vos privatizás todos los recursos naturales, desplazás a los garífunas e indígenas de sus territorios y pagás lobbistas para hacer creer que de un año para otro las cifras de violencia disminuyeron.

Las víctimas no te quieren ni te creen porque sienten que sus casos están en la impunidad no han tenido derecho a la verdad, a la reparación, a la justicia.

Hay un grupo del crimen organizado que no te quiere porque sabe que favoreciste a otro grupo rival y has profundizado la corrupción y el crimen organizado por la impunidad en tu entorno cercano, embarrado desde Nueva York, vos sabés que tu dictadura no sólo es de un partido también hay un grupo criminal en el poder.

Con lo que pasa en tu entorno íntimo mejor no te cuento porque eso nada tiene que ver con el interés público, pero miráte tomate unos días andá allá a aquel paraje con aguas termales y veredas rodeadas con velas románticas, ahí rodeado de pinos para que reflexionés y recapacités sobre el daño que le estás haciendo a la democracia.

Después del proceso electoral nadie te quiere porque es que no votaron por vos, ni siquiera la mayoría de tus empleados públicos  y vos lo sabés.

Compartir Artículo

14 comentarios sobre “Nadie te quiere dictador

  • el enero 24, 2018 a las 1:12 pm
    Permalink

    Quien es ese Luis Enrique que dice que si quieren a JOH? Quizá él es el único que lo quiere, sin embargo lo llama ladrón mentiroso. Seguro que está beneficiándose en algo de las migajas que les lanza LUCIFER como si fueran perros hambrientos!!

    Respuesta
  • el enero 24, 2018 a las 1:07 pm
    Permalink

    Excelente Arítculo el de Wendy Funez!! Felicidades Wendy!! Estoy de acuerdo, y es mas, pienso que nuestro país esta bajo el domino de satanás reencarnado en JOH!! JOH, es el vivo LUCIFER!! Fuera LUCIFER!! Vete al averno de donde veniste, tu lugar está solamente en las llamas!!

    Respuesta
  • el enero 23, 2018 a las 2:46 am
    Permalink

    Que excelente escrito. Totalmente de acuerdo, pero este señor se rige por el principio maquiavélico: “Es mejor ser temido que querido”.
    FueraJOH.

    Respuesta
  • Luis Enrique
    el enero 22, 2018 a las 3:28 pm
    Permalink

    Puctaaaaaa…que ganas de mentirle al PUEBLO!!!!
    Al ladrón mentiroso LO QUIERE LA EMBAJADA Y EL DEPARTAMENTO DE ESTADO de gringolandia…y si se pone al brinco también va a salir algún FISCAL DE NEW YORK extendiendole una “carta de amor”…dejen de mentir que SI LO QUIEREN….

    Respuesta
  • el enero 22, 2018 a las 1:32 pm
    Permalink

    NO TERMINO DE ENTENDER COMO ESTE TIPO CONTROLA TANTO Y A LAS MALAS SIN SER UN INTELECTUAL. ES QUE NO EXISTE NINGUN PATRIOTA DENTRO DE SU CIRCULO QUE LO ELIMINE POR AMOR A LA PATRIA Y TRANQUILIDAD DEL PAIS?

    Respuesta
  • el enero 22, 2018 a las 12:55 pm
    Permalink

    Lo queremos ver muy lejos a ese demonio… qué engañado de la vida ese hombrecillo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *