Desacuerdos entre republicanos y demócratas provoca el cierre temporal del gobierno federal de EE.UU

Redacción BBC Mundo

La falta de acuerdo entre republicanos y demócratas para lograr un pacto temporal en la negociación presupuestaria provocó esta medianoche el cierre temporal e indefinido del gobierno federal de Estados Unidos.

Tras una jornada maratoniana de negociaciones entre ambos partidos, la propuesta para extender cuatro semanas el presupuesto federal en vigor no recibió los 60 votos necesarios en el Senado en una votación celebrada en la noche del viernes.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer (izquierda) llamó a Trump a reanudar el sábado las conversaciones.

Los republicanos cuentan con 51 de los 100 escaños de la cámara, lo que obligó al partido a negociar contrarreloj con los demócratas sin éxito. Finalmente, obtuvieron solo 50 apoyos.

Tras no alcanzar un acuerdo antes de medianoche (05:00 GMT), el gobierno se quedará sin fondos y se verá obligado a paralizar parcialmente sus operaciones.

Aún después de concluir este plazo oficial, los senadores todavía negociaban y mantenían grupos de conversaciones en la cámara.

Tras no alcanzarse un acuerdo, la Casa Blanca acusó a los demócratas de bloquear el pacto y aseguró que no negociaría sobre inmigración, una de las demandas clave de los demócratas.

“No negociaremos el estado de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales como rehenes de sus insensatas demandas”, dice el comunicado firmado por la secretaria de prensa, Sarah Sanders.

“Este es el comportamiento de perdedores obstruccionistas, no de legisladores (…). El presidente y su administración luchará por y para proteger al pueblo estadounidense”.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, dijo que el presidente Trump rechazó dos acuerdos de compromiso entre las dos formaciones y “no presionó a su partido en el Congreso”.

Por ello, dijo que toda la responsabilidad del cierre temporal del gobierno “debería recaer únicamente sobre los hombros de Trump”, a quien llamó a reanudar las negociaciones el sábado junto a varios líderes del Congreso.

¿Cuál es el desencuentro?

Las mayores discrepancias entre ambos partidos se centran en las políticas sobre inmigración.

Los demócratas exigen que se apruebe un acuerdo para salvar de la deportación a los más de 700.000 jóvenes indocumentados conocidos como Dreamers (soñadores), afectados por el fin del programa que les daba cobertura legal para permanecer en el país conocido como DACA y que fue aprobado durante el gobierno de Barack Obama.

Mientras, el presidente Donald Trump quiere que los demócratas, a cambio de un acuerdo sobre el DACA, aprueben la financiación para el polémico muro que el mandatario quiere construir en la frontera con México.

Además, los republicanos ofrecían a cambio del apoyo demócrata la extensión por seis años de un programa de un seguro médico para niños de familias con escasos recursos creado durante el gobierno de Bill Clinton. El partido demócrata, sin embargo, pide que se convierta en un programa permanente.

¿Qué supone el cierre?

Una vez que el gobierno se queda sin fondos, muchas oficinas del gobierno cerrarán debido a que la ley federal requiere que cesen sus actividades si el Congreso no ha asignado dinero para financiarlas.

Por ello, miles de empleados federales civiles recibirán licencia para ausentarse forzosamente de sus puestos de trabajo.

Pero los servicios esenciales seguirán funcionando, como los de seguridad nacional, urgencias médicas, equipos de rescate en emergencias, control del tráfico aéreo o prisiones, entre otros.

El último cierre temporal del gobierno federal de EE.UU. se registró en 2013 durante el gobierno de Obama, con su reforma sanitaria como principal detonante, y duró 16 días.

Se estima que en aquel último cierre unos 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales dejaron sus puestos y se cerraron decenas de oficinas gubernamentales.

Esta es la primera vez que se produce un cierre temporal del gobierno federal con un partido -en este caso, el Partido Republicano- con el control de las dos cámaras del Congreso y la presidencia.

El cierre del gobierno coincide con la fecha exacta del primer aniversario de Donald Trump en la Casa Blanca, afrontando el inicio de su segundo año inmerso en una grave crisis.

Compartir Artículo

 

3 comentarios sobre “Desacuerdos entre republicanos y demócratas provoca el cierre temporal del gobierno federal de EE.UU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *