Incertidumbre, crisis y rebelión

Por: Ondina Maldonado Zavala

Con todo lo sucedido en nuestro país a partir del 2009, la incertidumbre se ha
convertido en un ingrediente, que irónicamente ha sido agregado al quehacer
socioeconómico del país.

La crisis generada por la situación incierta que experimenta la población, en cuanto a la falta de empleo, salarios bajos, necesidades no satisfechas, servicios ineficientes de salud y educación, provocando un rotundo rechazo a las erróneas, pero “convenientes” decisiones tomadas por quienes representan al pueblo en el gobierno.

¿Cómo afecta la incertidumbre a los ciudadanos hondureños? ¿Cuál es la forma de asimilar por parte de la población su derecho a la insurrección, como bien lo estipula el Artículo 3 de nuestra Constitución? ¿Acaso corresponde al pueblo ofrecer soluciones, y posibles salidas salomónicas a la problemática, cuando se supone representado en la toma decisiones a nivel de país? ¿Es correcta la rebelión de parte del pueblo, cuando son sus elegidos los que le deben obediencia en el poder? ¿Confía el pueblo en un diálogo fabricado para callar voces y conciencias?

“Honduras entró en 2009 en un clima de gran tensión política que desestabilizó completamente el sistema político. Desde entonces no han logrado salir de la crisis”, sostiene Ilka Treminio, directora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en Costa Rica.

El sistema bipartidista se mantuvo hasta las anteriores elecciones, celebradas en 2013. “Ahí se empieza a fragmentar el sistema”, dice la experta, al tiempo que añade que en “estos comicios, además, se ha producido la pugna entre el oficialismo y una coalición de tres partidos que se unieron para derrocar ese sistema”.
Es evidente que la crisis política ha venido a recrudecer la crisis económica que vive el país. Veamos, los políticos no ven la situación, desde el lado en que la ve el pueblo; al político le preocupa mantener su status, al pueblo le interesa que haya trabajo, paz y seguridad.

Y como bien lo argumenta Oscar Miguel Marroquín, de Criterio.hn que “No cabe duda de que la dirigencia del Partido Nacional y el propio Juan Orlando, están haciendo una lectura bastante equivocada de la actual crisis política que se vive en Honduras, pues esta crisis no se ha producido en un contexto social favorable al gobierno o al menos en una situación social con índices que presenten una aceptable calidad de vida en un alto porcentaje de la población, pero fundamentalmente en los sectores más desposeídos que dicho sea de paso son la mayoría en este país”.

El papel de la mayoría de los medios de comunicación en el país, ha sido muy
cuestionada, pues “Son medios, en manos de los más poderosos, los que deciden que es o no es noticia”. Junquera, Criterio.hn, enero 2017. La población ha hecho uso masivo de las redes sociales, llegando incluso a la desinformación, que conlleva a situaciones de mayores niveles incertidumbre.

La opción propuesta para darle una salida a la problemática, fue el diálogo. Una oportunidad fabricada por aquellos cuyos intereses no representan a las mayorías, sino,”las clases dominantes de Honduras, formadas por grupos que controlan el comercio, las finanzas, la banca y la industria en grandes regiones del país. Las grandes familias que dominan el país controlan la práctica totalidad de las empresas estratégicas”.

Por supuesto que tal panorama, solo predispone al pueblo, a hacer efectivo el artículo 3, en dónde se llama al pueblo a la desobediencia frente a un gobierno usurpador.

Esperemos que la incertidumbre que provoca el permanente cambio de las reglas del juego, que agrava la situación económica y política del país, sea reducida considerablemente a través de medidas salomónicas, que hagan prevalecer la voluntad del pueblo demostrada a través de la única forma que tiene para castigar a los corruptos: el voto. De lo contrario tiene toda la libertad y el derecho de la rebelión, cuyo respaldo se lo brinda la misma Carta Magna.

Compartir Artículo

 

3 comentarios sobre “Incertidumbre, crisis y rebelión

  • el enero 16, 2018 a las 9:50 am
    Permalink

    JOH y el Partido Nacional no se han equivocado en la lectura de la actual crisis del país,ya tenían planificado desde el 2009,ahora el siguiente paso es consolidar la dictadura si es que toma posesión este 27 de enero ; que es precisamente lo que hay que evitar a toda costa,porque de lo contrario tendremos un tirano con infulas de grandeza ,de creerse un rey todopoderoso,JOH es un paciente psiquiátrico ,su trastorno mental no tiene cura,por lo tanto tratar de dialogar con un individuo enfermo,adicto al poder,mito’mano y un narcisista muy peligroso, es gastar pólvora en zopilote,claro que su pandilla que lo adula,les conviene obedecerlo como borregos,puesto que bajo su protección se han enriquecido ilícitamente y tienen muchos privilegios,como seguro de salud premiun con vigencia en cualquier parte del mundo y que cubre 100% de los gastos incurridos y en los mejores centros hospitalarios,becas para sus familiares y amistades,exoneracio’nes fiscales,viajes ,etc. Prácticamente es una mafia política-económica y militar que a secuestrado el poder y es mentira que lo soltara’n fácilmente,tienen mucho que perder ,es un tremendo botín por el cual los delincuentes se pelean y están dispuestos a todo una vez obtenido.
    Lo triste es que la mayoría de los ciudadanos conscientes de nuestra realidad permanecemos indiferentes por las razones que sean,están en el mismo plano que los zombies que siguen al dictador los cuales son esclavos del régimen han vendido sus almas,sus dignidades por una limosna,los psicópatas del poder les han robado hasta el auto estima y harán lo que el loco ordene .Este es el momento idóneo y oportuno para decidirse para evitar males mayores y nos convirtamos en cosas y piezas desechables para el desquiciado tirano,el primer acto revolucionario es cambiar de mentalidad individualmente,dejar de ser meros espectadores,cuestionarnos siempre no solo de nuestra conducta sino que lo que sucede a nuestro alrededor y partiendo de aquí sacar conclusiones para tomar acciones conscientemente y racionalmente . Lo cierto es que estamos llegando a la hora de la verdad,el tiempo se acorta ,olvidémonos de seguir a pseudolideres y de luchas ideológicas o religiosas,esta a sido la eterna estrategia de los corruptos por siglos (divide y vencerás),de mantener polarizada, estúpida e ignorante a las gentes para tener un mejor control de las masas; en estos momentos es una cuestión de vida o muerte,de sobrevivencia ,de libertad,del presente y futuro de nuestra Patria,no nos dejemos llevar o influenciar por los tarifados del sistema.
    En Honduras la honestidad es un pecado y decir la verdad un delito,sin embargo si somos conscientes decir la verdad es una acto revolucionario y ser honestos consigo mismo es una virtud,que no se compra ni se vende,se adquiere por formación y convicción,por cultura y tradición,no permitamos que el y los psicópatas se perpetúen en el Poder,de suceder esta infausta acción ,estaremos condenados a ser los súbditos ,esclavos de estos maniáticos ladrones y criminales,nuestras vidas estarán a merced de seres endemoniados ,adoradores de la oscuridad y de la maldad,jamas habra’ luz en nuestros caminos. Siempre he escuchado ”que los buenos somos mas que los malos” ,entonces demostremoslo,porque hasta ahora el mal a triunfado en la mayoría de las veces históricamente,si somos buenos hijos de esta empobrecida Patria entonces defendamosla,unidos,organizados y comprometidos a sacarla adelante por el bien de todos.
    Cuando la dictadura es un hecho,la revolución es un deber. No mas corruptos ,hay que extirpar el cáncer de raíz,si queremos tener un país diferente al que desgraciadamente tenemos hoy ,Honduras esta’ primero muy por encima de cualquier ideología o partido político,basta ya de tanto latrocinio,injusticias y de violaciones a los derechos humanos ,todos los seres humanos que habitamos este precioso terruño tenemos derecho a tener una vida digna ,en paz,felices y en prosperidad permanente,no permitamos que los ladrones de ayer y de hoy nos roben hasta nuestros sueños,duro con ellos sabemos quienes son ,ya que no entienden de razones porque la máxima de ellos ,es enriquecerse, la acumulación de bienes y capitales son sus pasiones enfermizas,los demás que se jodan,esta es nuestra triste realidad .

    Respuesta
  • Abraham Pavon
    el enero 16, 2018 a las 7:25 am
    Permalink

    Acertado análisis de una realidad tangible.para que los poderosos que manejan este país vean cumplir sus caprichos le han puesto precio y bozal a muchas conciencias las cuales son las que han manejado al país para la ruta de sus intereses.olvidando que tanto abuso cansa y que las nuevas generaciones no estan para aceptar la misma doctrina.buscan y quieren un diálogo a su medida para hacer borron y cuenta nueva,como si él latrocinio y las muertes fueran huellas en el aire.la coherencia parese haberse extinguido en quiénes se supone estan ahí para defender los intereses del país pero que al final solo buscan defender los suyos,y el pueblo que aguante.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *