Juancho Hernández y el cartel de los sapos

MACCIH

Por: Oscar Miguel Marroquín

Detrás de toda la terquedad de Juan Orlando Hernández por abandonar la silla presidencial, hay algo putre como dicen los colombianos, y quizá no solo putre sino también algo grande; hace algunos años produjeron en Colombia una telenovela titulada EL CARTEL DE LOS SAPOS, pregunto si JOH vio esta telenovela ¿Qué tanto podría haber afectado su situación emocional?

Por un momento dejemos de lado la telenovela EL CARTEL DE LOS SAPOS.

Pasemos entonces a la vida real de Juan Orlando Hernández; algunos meses atrás el influyente periódico norteamericano New York Time gasto un poco de su tinta para escribir que el mandatario hondureño ha sido mencionado directamente por EL CARTEL DE LOS CACHIROS, estos angelitos han declarado bajo juramento ante una juez de los Estados Unidos haber mantenido negocios turbios con JOH.

Si a esto le agregamos un poco de historia, veremos que el Departamento de Estado de los Estados Unidos, manifestó en su momento que Honduras es el territorio por donde cruza un 80% del polvito blanco que a diario se consume en país anglosajón, mercancía que proviene directamente de Colombia.

Dejemos hasta ahí lo escrito por el New York Time.

Ahora pasemos al 26 de noviembre de 2017; una compañía también colombiana es contratada a un costo millonario para que sea la encargada de administrar el sistema de cómputos del tribunal Supremo Electoral TSE; previo a las elecciones del 26 de noviembre David Matamoros Batson aseguró y juró que la compañía en mención era toda una garantía para unas elecciones transparentes, pero llegado el momento, el sistema se cayó más veces de lo imaginado y, de la transparencia se pasó a las tinieblas, tan es así que la Organización de Estados Americanos OEA, dijo A OTRO PERRO CON ESE HUEZO.

¿Sería que el sistema se cayó por qué Salvador Nasralla ya ganaba las elecciones con una mayoría aplastante?

Luego de todo el despelote, armado y desarmado por la “tan prestigiosa compañía” colombiana, David Matamoros Batson en un acto de magia sin precedentes cambia los datos en favor de impopular Juancho Hernández más conocido como el dictador, y en un abrir y cerrar de ojos, los números dan como ganador a JOH.

Entonces, comienza a arder Troya, el pueblo esta vez salta furibundo a las calles; el dictador tratando de apaciguar el fuego, lanza a los cuatro vientos la propuesta de un dialogo e invita a la oposición a la mesa, incrédulos le responden, “NO ES POSIBLE DIALOGAR CON EL QUE SE ROBO LAS ELECCIONES”.

En medio de todo esto, un cercano colaborador y cómplice de JOH, deja entrever que para que el dialogo tenga seriedad y credibilidad se debería invitar a un personaje de alta reputación internacional, para que funcione como moderador, para sorpresa de propios y extraños se menciona nada menos que al ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

A falta de espacio en esta columna, invito a los lectores a leer el siguiente documento, para tener un poco de conocimiento sobre el colombiano en mención: https://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/sociopol_globalelite_la37.htm

Ahora si podemos retomar el CARTEL DE LOS SAPOS, en esta telenovela se deja claramente establecido que el que traiciona o roba a un cartel contrario, solamente le queda una salida: LA MUERTE.

¿Sera entonces que el CARTEL DE LOS CACHIROS se han sentido traicionados o robados por el presidente?

Los CACHIROS no parecen haber quedado muy satisfechos con las acciones del presidente, en otras palabras, parece que el señor Juancho Hernández, solo se siente seguro bajo la protección que le proporciona la Policía Militar y el ejército.

En conclusión, parece que el miedo de Juan Orlando Hernández, por abandonar la presidencia, hace pensar que en la vida real del presidente existe UN CARTEL DE LOS SAPOS, que espera ansioso el día de su salida.

 

 

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Juancho Hernández y el cartel de los sapos

  • el enero 10, 2018 a las 1:36 pm
    Permalink

    NI LO DUDE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *