Desde Colombia con amor y otras drogas

MACCIH

Por: Oscar Miguel Marroquín

Con afán sin precedente, corrieron a informar los periódicos oligárcas que desde Colombia el presidente Juan Manuel Santos, se sumaba al blanqueo del incuestionado FRAUDE ELECTORAL; desde la Casa de Nariño llego pues, la postalita navideña, felicitando a quien a sangre y fuego se impone ante la voluntad de todo un pueblo.

Frías como el hielo, las noticias de los periódicos en manos de los oligarcas solamente nos dicen que Juan Manuel Santos es el presidente de Colombia, porque eso es justo según ellos, lo que necesitamos saber, nos vedan el resto de la información, para que nuestro cerebro no procese más allá de aquello donde los banqueros y empresarios ven peligro.

Trazan pues con sus noticias, una línea ideológica que nos está prohibido cruzar.

¿Pero quién es el amigo de Juan Orlando que ahora lo felicita?

El actual presidente colombiano es muy amigo del neofascista Álvaro Uribe Vélez, de quien se dice que Uribe y su familia ha tenido nexos directos con el Cartel de Medellín, nexos que inician en la década de los años ochenta. El escritor Sergio Camargo V. detalla que “amistad y negocios los unirían a Gonzalo Rodríguez Gacha, Pablo Correa Arroyave, Fabio Ochoa, Pablo Escobar y otros narcotraficantes y criminales de alta y mediana peligrosidad” a Uribe y su familia, así lo destaca Camargo en el libro titulado: El Narcotraficante Nº 82 Álvaro Uribe Vélez Presidente de Colombia.

Desde mi particular punto de vista, este libro debería ser leído con mucho detenimiento por todos los periodistas en Honduras, incluso por los que le hacen los mandados a la criminal oligarquía, para tener un mejor referente histórico de quienes han respaldado en el pasado y presente a el presidente Hernández.

Pero volvamos al tema que nos ocupa, el señor Juan Manuel Santos también fue Ministro de Defensa durante el gobierno de Álvaro Uribe.

En el 2011 el “Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Onu en Colombia había manifestado su preocupación por los crecientes casos de desapariciones forzadas en el Ejército” (tomado de la página digital colombiana: Semana 35 años) justo cuando el señor Santos fungía como Ministro de Defensa.

En Colombia se habla de 5,700 civiles asesinados por las fuerzas armadas y presentados como guerrilleros caídos en combate, esto se conoce como «falsos positivos» las modalidades para la ejecución de estas personas fueron siempre las mismas, capturar y llevar a lugares baldíos a personas civiles para posteriormente asesinarlos y colocarles armas de guerra, convirtiendo el escenario en un lugar de aparente enfrentamiento entre las fuerzas militares y supuestos guerrilleros, del resto se encargaba como siempre la prensa tarifada.

El mismo que ahora felicita desde Colombia a Juan Orlando Hernández por el FRAUDE ELECTORAL, rechazó las denuncias de Human Right Watch (HRW) en las que se atribuyó responsabilidad a altos mandos por estar involucrados en ejecuciones extrajudiciales entre 2002 y 2006.

Uno de los casos más representativos es el de la “ejecución extrajudicial que se remonta al 2008, cuando integrantes del Ejército asesinaron a 17 jóvenes y los presentaron como guerrilleros muertos en combate. Por este caso fue destituido el general Mario Montoya y 27 militares más (tomado del periódico digital C.elCOLOMBIANO).

Sabiendo entonces quienes son los amigos de Juan Orlando Hernández, se vuelve fácil deducir que el reconocimiento por al FRAUDE ELECTORAL, es una especie de blanqueo que realiza a manera de concierto ideológico la derecha internacional, tal como bien lo señala Radio Progreso y el ERIC de la Compañía de Jesús en Honduras.

En palabras mas populares, la derecha internacional, intenta infructuosamente hacer creer que el supuesto triunfo de Juan Orlando Hernández nada tiene que ver con un fraude electoral y, que por tanto esa es la decisión que tomó el pueblo hondureño.

Sin embargo, el absurdo reconocimiento al dictador cae por su propio peso, pues 35 persona han sido asesinadas por órdenes directas de Juan Orlando Hernández, para intentar detener las protestas pacíficas ante lo que el pueblo asegura es un monumental FRAUDE ELECTORAL.

Compartir Artículo

2 comentarios sobre “Desde Colombia con amor y otras drogas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *