La Solución es preguntarle a Alicia

Por: Fátima Mena y Anibal Calix- Diputados Congreso Nacional Hondureño

 

“Sobre la base de este análisis, rechazaría la proposición de que el Partido Nacional ganó las elecciones legítimamente”.

Análisis para la Organización de los Estados Americanos (OEA) – página 7 –

17 de diciembre de 2017

Dr. Irfan Noorudin

Profesor – Universidad de Georgetown – Escuela de Servicio Exterior de Walsh

 

A continuación se muestra una lista de las cinco coincidencias improbables que uno debe obviar para poder creer que el recuento  de votos a favor de Juan Orlando Hernández NO FUE el resultado de fraude electoral del Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE):

Hecho: La ley electoral hondureña abre las Mesas Electorales el día de las elecciones a las 7am y las cierra en 4pm, pero la ley también permite que el TSE mantenga abiertas las urnas durante una hora más hasta 5pm si todavía hay personas esperando para votar.

Hecho: Al menos desde las elecciones de 1997, el TSE siempre había permitido la hora extra hasta 5pm, y debido a esto, se había convertido en una expectativa rutinaria de los ciudadanos en las elecciones hondureñas que podían votar hasta las 5pm el día de las elecciones.

Hecho: El domingo 26 de noviembre, el TSE sin previo aviso, no extendió la votación hasta 5pm, dejando a decenas de miles de votantes varados fuera de los centros de votación sin poder votar. No se han dado explicaciones o razones para esta acción sorpresiva que termino con una tradición de más de 20 años.

Hecho: Arturo Corrales el ex Ministro de Relaciones Exteriores de Hernández (2014-16) y actualmente trabaja para el Presidente Hernández como servidor público remunerado en lo que solo se describe al público como “Proyectos Especiales”. Al mismo tiempo y supuestamente como ciudadano privado, Corrales comenzó una compañía consultora de procesos electorales llamada “Ingeniería Gerencial”. Debido a su trabajo en recuentos rápidos, “Ingeniería Gerencial” probablemente habría sabido al final de la tarde del domingo de qué manera la carrera presidencial estaba en tendencia y alertó a Hernández.

Primera coincidencia: el cierre prematuro repentino de la votación

En la elección en la que el primer conteo de votos mostraría al rival Nasralla por adelante de Hernández por más de 5 puntos, coincidentemente, esta es la misma elección en la que el TSE rompe una tradición de más de 20 años, sin previo aviso, y cierra la votación anticipadamente . Coincidentemente, cerrar temprano el voto ayudaría a silenciar cualquier tendencia en desarrollo contra Hernández y al mismo tiempo reduciría el número de votos en el sistema que tendría que ser manipulado, si el fraude, de hecho se estaban contemplando.

Hecho: la ley electoral hondureña exige que cada Centro de votación  cuente y luego transmita los resultados de la votación en ese centro a la sede del TSE en Tegucigalpa el domingo por la noche después del cierre de las urnas.

Hecho: En las elecciones anteriores de 2013, el 80% de los centros de votación transmitieron sus resultados el domingo por la noche sin incidentes como lo exige la ley. En 2013, el TSE anunció los primeros resultados de las elecciones al país alrededor de las 10pm después de contar aproximadamente el 75% de los votos que ya se habían transmitido desde los centros de votación. En ese domingo por la noche del 2013, Hernández tenía una ventaja de 5 puntos y el TSE declaró que la tendencia de votación  era irreversible.

Hecho: la velocidad es el enemigo del fraude en el conteo de votos en las elecciones (por lo tanto, el valor de tales técnicas es el recuento rápido de observadores acreditados), mientras que el retraso es un requisito absoluto si desea cometer un fraude significativo en el conteo de votos. Esto es así porque, aunque el fraude en el recuento de votos no es técnicamente muy difícil (llenar actas en blanco, cambiar votos e introducirlos en las maletas electorales de una bodega electoral sin cámaras ni observación electoral, etc.), esto sí requiere tiempo para configurar e implementar el fraude. Casi no hay forma de manipular fraudulentamente un gran conteo de votos sin primero fabricar algunas demoras en el conteo para dar tiempo a que los mecanismos de fraude entren en su movimiento.

2da coincidencia – “retraso inexplicado ” de 4 horas al liberar el primer conteo de votos

Hecho: A diferencia de las elecciones de 2013 cuando el TSE salió rápidamente con su primer recuento en la noche del domingo cinco horas después del cierre de las urnas, el TSE en 2017, por razones no explicadas, tomó casi el doble de tiempo para entregar su primer recuento. No fue hasta las 2 a.m. de la mañana del lunes que los primeros resultados se anunciaron finalmente y, además, se contaron muchos menos votos en 2017 (57%) frente a 2013 (75%). Y aún más, esos primeros números en 2017 fueron liberados solo después de la presión de la misión electoral de la OEA para liberarlos. Por sí solo, sin observadores internacionales, el TSE habría retrasado los primeros números incluso más. Por lo tanto, coincidentemente, exactamente cuándo es necesaria la demora para establecer el  fraude de conteo de votos, las demoras comienzan a aparecer.

Hecho: obligado a publicar el conteo, el TSE se enfrentaba a un conteo de votos del 57% que tenía a Nasralla adelante por cinco puntos.

Hecho: el siguiente conteo de votos se realiza 14 horas más tarde el lunes a las 4pm con solo el 62% contado. La estrategia de la demora es obvia. En las 7 horas de 5pm del domingo a 2am del lunes, el TSE contó el 57% de los votos. Sin embargo, en las próximas 14 horas de lunes a viernes de 2 a.m. a 4 p.m., el TSE logra contar apenas el 5% de los votos. La velocidad total del conteo de votos se está desacelerando drásticamente y  en el recuento de las 4 pm del lunes, la ventaja de Nasralla se redujo del 5% al ​​3%.

Hecho: es bastante simple para el TSE fabricar una imagen temporal y engañosa de “cierre de la brecha” al contar solo las actas de las MER donde ganó Hernández. No existen reglas de TSE para determinar en qué secuencia se introducen las actas en el sistema y no hubo nada que haya impedido que el TSE utilizara una “recolección de cerezas” con las actas a favor de Hernández y dar la ilusión de una reducción de brecha entre el 57% de conteo y el 62% de conteo.

Hecho: Sin embargo, las actas de “recolección de cerezas” solo pueden durar tanto tiempo hasta que el TSE se quede sin actas ganadoras para Hernández. Para hacer una “manipulación” de voto más extensa, el TSE ahora necesitará otro retraso mayor mucho más extenso en el recuento de votos.

3.ª coincidencia: justo a tiempo, la computadora TSE se cuelga durante más de 5 horas cuando el TSE se estaría quedando sin actas ganadas por Hernandez, y necesitaría más tiempo para implementar un esquema de fraude de votos más completo.

Hecho: el martes por la mañana, los servidores de TSE repentinamente “se bloquean” y requieren que el TSE cierre su conteo durante más de 5 horas. Este supuesto accidente se produce a pesar de que el sistema fue certificado como completamente listo antes de las elecciones.

Hecho: La razón dada para apagar la computadora fue la “falta de memoria”. Tener suficiente memoria para cumplir con las tareas de su computadora no es ciencia espacial, es parte de una administración informática muy básica. Quedarse sin memoria durante un conteo crucial de las elecciones indica una gran incompetencia por parte del TSE o un bloqueo fabricado para crear demoras en el recuento y establecer un fraude. Solo hay dos explicaciones!

Hecho: Además, todas maletas electorales fueron transportadas por el ejército, que es bien conocido por tener una relación muy estrecha con el presidente Hernández. No sería particularmente difícil cambiar las maletas electorales mientras se transportaban, de modo que cualquier recuento de maletas o escrutinios especiales podría coincidir más estrechamente con los números de cualquier acta falsa escaneada en el sistema en Tegucigalpa.

Cuarta coincidencia: una cantidad inusualmente grande de centros de votación “no pudieron” transmitir sus resultados de votación al TSE la noche de la elección.

Hecho: en 2013, actas de más del 80% de los centros de votación se transmitieron al sistema la noche de la elección. En contraste, en 2017 solo el 57% se transmitió al sistema la noche de la elección desde los centros de votación, tal como lo exige la ley. El TSE no tiene una explicación de por qué tantos centros de votación no pudieron transmitir en la noche de las elecciones de 2017, en comparación con el 2013.

Hecho: Según el TSE, esta falla masiva de transmisión ahora requiere que esas más de 5,000 actas de los Centros de Votación tengan que ser llevadas a la sede de TSE(INFOP) en Tegucigalpa para ser escaneadas en el sistema.

Hecho: si uno quería cometer fraude, la capacidad de escanear nuevas actas falsas en el sistema es exactamente lo que se necesita tener, especialmente si la compañía con el contrato de impresión del TSE  es propiedad de un “compadre”  de algún magistrado del Tribunal, y que habría impreso otro juego de actas en blanco, como se rumora ampliamente en Honduras.

Quinta Coincidencia – Los Centros de Votación que inexplicablemente no pudieron transmitir el domingo por la noche y que por lo tanto requirieron que el TSE escaneara sus actas en el sistema, casualmente fueron las mismas actas que le dieron a Hernández su ventaja en el conteo de votos.

Hecho: antes de que estas “actas de falla de transmisión” fueran escaneadas al sistema por el TSE en Tegucigalpa, Nasralla se adelantó; después de que fueron escaneados, Hernández se adelanta.

Hecho: La OEA en su informe preliminar se quejó de que las maletas electorales que venían de los Centros de votación “no estaban garantizados con el sello de seguridad”.

DOS FACTORES RELEVANTES PARA EL CONTEO DE VOTOS

Al analizar si un determinado patrón de “anomalías estadísticas” es más probable que sea un “conjunto de coincidencias naturales” o “evidencia de una conspiración activa”, a menudo es útil observar factores relevantes fuera de las anomalías mismas. En este caso, hay al menos dos factores importantes:

Factor 1 – La grabación en The Economist

En su edición del 25 de noviembre de 2017, la revista The Economist, en un artículo titulado “El partido gobernante de Honduras intenta acomodar ilegalmente una elección”, publicó transcripciones de una cinta de una sesión de capacitación de activistas del Partido Nacional sobre cómo cometer fraude electoral. Pero no era necesario que un lector de The Economist supiera que el Partido Nacionalista se involucra institucionalmente en el fraude electoral. Uno podría simplemente caminar por cualquier ciudad de Honduras y hacer la pregunta  ¿Cree que el Partido Nacionalista engaña sistemáticamente en las elecciones? Y vera qué tipo de respuestas recibe…

Si las 5 coincidencias descritas anteriormente en este artículo ocurrieran en una elección de un partido que tiene una reputación de respetar y honrar el proceso de votación democrática, entonces uno podría inclinarse en la dirección de que estas 5 coincidencias eran meramente “aleatoriedad benigna”. “Sin embargo, en Honduras la situación es exactamente lo contrario. En Honduras se percibe ampliamente que el engaño en las elecciones está en el ADN del Partido Nacional y pocos en el país necesitan una cinta de la revista The Economist para creer eso, pero en caso de duda, pueden preguntarle al Señor Ricardo Álvarez su opinión al respecto.

Factor 2 – David Matamoros – el jefe del TSE (y los otros dos miembros del TSE)

Sería imposible lograr esta escala de fraude electoral sin la participación activa de los Comisionados de TSE. En consecuencia, es relevante preguntar si los miembros del TSE son los administradores imparciales del proceso electoral de la nación según lo exige la ley, o en su lugar, cada Magistrado tiene algún tipo de relación anterior con el presidente Hernández que podría inclinarlos a participar en el fraude electoral para beneficiarlo?

Hecho: Hay 4 Comisionados de TSE, pero uno de ellos es un suplente  y no tiene voto en circunstancias normales. A continuación se muestra una revisión de la relación que cada uno de los 3 comisionados votantes  con el presidente Hernández:

1. David Matamoros – Presidente del Tribunal Supremo Electoral

Para empezar, la hija de David trabaja para el presidente Hernández y recibe su sustento de él. Primero trabajó en “Staff” personal y en 2015 fue recompensada con un puesto de viceministro en el gobierno de Hernández.

El primer trabajo importante de David en el gobierno fue el de Comisionado de Aduanas, un trabajo generalmente lucrativo en Honduras y que fue otorgado por un presidente nacionalista. De 2002 a 2004, David fue el Secretario del Partido Nacional y ahora se supone que debe supervisar imparcialmente en las elecciones. De 2006 a 2009 David fue diputado por el Partido Nacional y ahora se supone que debe supervisar imparcialmente en las elecciones.

Como diputado nacionalista, David trabajó mano a mano durante años con su compañero nacionalista y Diputado, Juan Orlando Hernández. Cuando Hernández estaba en el liderazgo del Congreso, David fue elegido por un Congreso controlado por nacionalistas, para dirigir el TSE. Matamoros es ampliamente reconocido en Honduras como un protegido a largo plazo de Hernández y como un prominente miembro de núcleo duro del aparato gubernamental del Partido Nacional.

2. Saúl Escobar – Representa al Partido Demócrata Cristiano en el TSE

El partido Demócrata Cristiano es lo que llaman en Honduras un “Partido de Maletín”, un término peyorativo que se refiere a pequeños partidos que realmente existen principalmente en papel y no tienen un apoyo popular real (por ejemplo, el Partido Demócrata Cristiano tiene exactamente un diputado elegido) pero está controlado y utilizado por los partidos más grandes para fabricar la apariencia de “diversidad” multipartidista.

Este Partido de Maletín tiene la particularidad de contar con un miembro distinguido: Arturo Corrales, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Hernández y actual persona de ‘Proyectos Especiales’. El Magistrado Escobar es el hijo del chofer de la familia de Arturo Corrales, y se entiende ampliamente que él es controlado por Corrales, quien a su vez trabaja para el gobierno del presidente Hernández

3. Erick Rodriguez-  Partido Liberal

Erick representa al Partido Liberal, y de hecho es un miembro reconocido de ese partido. Sin embargo, un hecho adicional de relevancia es que él es de la misma ciudad natal que el presidente Hernández con el cual fueron a la misma escuela. Es bien conocido por tener una relación personal de toda la vida con su amigo y compañero de escuela “JOH”, como se le llama al presidente en su ciudad natal.

Conclusión:

Si uno considera los dos factores relevantes -una reputación del Partido Nacional de ”hacer cachurecadas” en las elecciones y la relación “bajo ninguna circunstancia imparcial” entre el presidente del TSE David Matamoros y el presidente Hernández- y luego, si uno lo combina a la cadena de 5 coincidencias “improbables”  se hace extremadamente difícil creer en los totales de votos ganadores de Hernández.

De hecho, dado todo lo que sabemos hasta ahora, creer que los resultados mostrados por el  TSE son precisos y honestos, se vuelve inverosímil y se acerca inquietantemente a las historias de Alicia en el país de las maravillas.

Compartir Artículo

2 comentarios sobre “La Solución es preguntarle a Alicia

  • el diciembre 23, 2017 a las 1:50 am
    Permalink

    Me gustaría saber por qué la Alianza no ha hecho públicas todas sus actas.
    Seria interesante ver los resultados de todas las actas de la alianza, realizar un recuento y comparar una por una con las actas publicadas por el TSE.
    De esa manera cualquier ciudadano, cualquier universidad o grupo civil podría comprobar si hubo fraude o no.
    Pienso que sería una manera sencilla de demostrarlo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *