Honduras: El imperio de la estupidez y la ilegalidad

Por: Mauricio Zerzer

Tegucigalpa.-De forma triste estamos asistiendo a un nuevo episodio de desangramiento de la sociedad y el conglomerado hondureño; no voy a enumerar o describir los lamentables hechos que en este momento suceden en Honduras; me limitaré a escribir como pudo haberse evitado.

Nota Relacionada: La revuelta de los saqueos en Honduras

¿Cuál es la causa de todo? Sencillo: el empecinamiento de un pequeño hombre, desde todo punto de vista físico, moral y ético, en perpetuarse en el poder pasándose por las partes íntimas todas las leyes del país, comenzando por la Constitución. En la consecución de ese objetivo se ha rodeado de todo un equipo de maquiavélicos socios y comparsas, de todas las categorías, que le han allanado el camino.

El panorama normal, antes de que el dipsómano se encaprichara en seguir en el poder, era de un país encaminado a elegir a su sucesor sin inconveniente alguno, más que los usuales en una lucha cívica entre los partidos políticos para lograr la victoria en las elecciones.

De repente surge una idea en sus secuaces: si existe un artículo de la Constitución que impide que el actual presidente se presente como candidato a la reelección éste debe «impugnarse» ante la Corte Suprema de Justicia y lo hacen para darle apariencia de «legalidad» al hecho, que ya de por sí constituye delito según la misma Constitución.

Saben que todo marchará bien en la Corte porque, un tiempo atrás, «el hombre», como le gusta que le llamen, había cometido otro delito al destituir cuatro magistrados que se le oponían por cuatro peleles que bajan la cabeza al oír chasquear los dedos del liliputiense «presidente».

Pues bien, como ya se sabía, la Corte Suprema de «Justicia», dictamina, a través de una aberrante decisión, que niega la misma Constitución y desbarata de un plumazo todo el estatuto legal catracho, que «el hombre» puede presentarse como candidato para intentar reelegirse.

Un poco antes, continuando con el plan ya establecido por el hombrecillo, el Congreso, dominado por éste a través de compra de votos a diputados corruptos de otros partidos, ya que el suyo, el tristemente célebre Partido Nacional, no alcanzaba la mayoría necesaria, desestimaba iniciativas para adecentar las elecciones tales como el voto electrónico y la segunda vuelta electoral, prácticas muy comunes en el mundo civilizado actual. Además el mismo Congreso niega representatividad a los demás partidos políticos en el Tribunal Supremo Electoral, el encargado de organizar los comicios, dejando como magistrados a cuatro personas afines al PN y como presidente al padre de la Viceministra de Relaciones Exteriores, nombrada por «el hombre», quién le garantizaba manipular, a cualquier costo, los resultados a su favor.

¡El escenario estaba listo! La maquinaria había superado todo tipo de barreras para lograr que fuera candidato con todas las opciones para ganar y reelegirse. El evento se llevaría a cabo con todas las ventajas a favor de él.

¿Qué sucedió? ¿Qué le salió mal al dipsómano? ¿Qué fue lo que no calculó? En primer lugar sus adláteres evitaron decirle que, a esas alturas, era ya el personaje más odiado del país. Que la corrupción institucionalizada por él había sido descubierta en alianza con los narcotraficantes, que miembros de su familia eran narcotraficantes, que la población estaba harta del desempleo, el alto costo de la vida, el saqueo de las instituciones públicas como el IHSS, el INPREMAH y otras, la privatización del sistema de salud pública, el crecimiento de los monopolios ligados a los banqueros que financiaron su campaña, el aumento permanente y consistente de los combustibles, el terrorismo fiscal del Estado que había llevado al cierre a más de 10,000 medianas y pequeñas empresas, etc., etc., tenían al país en el peor momento de su historia y que él era el culpable. «Pero qué fue lo que falló» se preguntaba, obnubilado por el alcohol, como efectivamente apareció en público, la noche inmediata a las elecciones «el hombre».  Lo que no previnieron sus sirvientes palaciegos fue que el pueblo lo rechazaría en las urnas diciéndole NO a él mismo y a lo que él representaba: la reelección.

¿Cuál sería el escenario actual si se hubiera impuesto la legalidad, el sentido común y el amor por Honduras? Pues todo sería tranquilidad y el país tendría un nuevo presidente electo libremente, sin manipulaciones o fraudes, o en el caso poco improbable, estaría preparándose para una segunda vuelta electoral entre los dos candidatos más votados. Lamentablemente el escenario es otro. Y todo debido al imperio de la ilegalidad de un sistema manipulado y la estupidez y empecinamiento de un pequeño dipsómano al cual le encanta le llamen «el hombre».

¡DIOS tenga misericordia de Honduras!

4 comentarios en “Honduras: El imperio de la estupidez y la ilegalidad

  • Daniel Hernández
    el diciembre 2, 2017 a las 7:33 pm
    Permalink

    Esta la vieja loca hdp con suhijo narcotraficante maldita vieja que pariste esa perro te muerto junto con el en el parto

    Respuesta
  • el diciembre 2, 2017 a las 7:02 pm
    Permalink

    No cabe ninguna duda las macabras intenciones del rural traidor y desquiciado poco hombre que no le importa masacrar a un pueblo harto de injusticias e impunidad,de corrupción ,de degradación social etc..Desde hace algún tiempo he venido advirtiendo que este individuo es sumamente peligroso,su enfermo estado mental no mide las graves consecuencias que sufrira’ el país y los hondureños decentes producto de sus acciones ilegales e inhumanas. Quizás la mayoría de compatriotas que conforman los diferentes sectores sociales no se han dado cuenta del grave peligro que corre nuestra amada ,empobrecida y sufrida patria de continuar este delincuente confeso en el poder, su propósito junto a su pandilla es apoderarse de nuestro territorio,pertenece a una mafia internacional criminal dispuesta a todo con tal de enriquecerse a costa de la sangre y el sufrimiento de los pueblos. Si no nos unimos hoy para detener a este criminal ,seremos los esclavos de estos mafiosos ,convertiendo a Honduras en una monarquía . Esta actitud fascista y psicótica de este espécimen altamente nocivo,toxico y endemoniado oriundo de Lempira esta’ poniendo en serio peligro a la presente generación y no digamos a las futuras generaciones.
    Los actos vandalicos están previamente planificados por estos delincuentes para neutralizar a las manifestaciones pacificas y así culpar a la oposición para crearle mala imagen ante la comunidad nacional e internacional. Si embargo se equivocaron ,los tiempos han cambiado,ni el mas ignorante cree la versión oficial quien tiene el control absoluto de los medios tarifados cómplices de las atrocidades cometidas por este régimen cívico- militar,prácticamente están dando un nuevo golpe de Estado,destruyendo radicalmente la débil e incipiente democracia hondureña,si permitimos semejante barbarie ,estaremos sepultando las pocas libertades que teníamos hasta ahora.
    Es muy lamentable que estos psicópatas en el poder ,hayan provocado mal intencionadamente el cruel saqueo de negocios pertenecientes a ciudadanos luchadores,el asesinato de personas indignadas ante el monstruoso fraude,las violaciones a los derechos humanos de los ciudadanos que nos sentimos ofendidos en nuestra dignidad y nuestra voluntad y que la única herramienta civilizada que tenemos los ciudadanos para eligir libre y democraticamente a nuestras autoridades como lo es el voto ,estos individuos borrachos de poder lo han ignorado,y por si fuera poco pretenden que la población crea las estupideces del criminal David Matamoros B, es un insulto a la nuestra inteligencia.
    No permitamos que la dictadura se consolide,Honduras esta’ en grave peligro,es urgente que nos unamos hoy ,las diferencias políticas -ideológicas salen sobrando,Honduras es primero y juntos digamos FUERA JOH .

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.