El ventrílocuo y las marionetas

Por: Jaime A Flores

No se necesita ser pitoniso para saber con antelación quien es el ventrílocuo que mueve a las tres marionetas de una Organización no Gubernamental (ONG), que en conferencia de prensa denunciaban a un determinado candidato a la presidencia de la República, por querer, supuestamente, revertir el novedoso, científico e infalible proceso de depuración policial.

“Con la seguridad no se juega”, decía con rostro compungido y serio una de las marionetas, que a su paso por una alcaldía y por una organización de la sociedad civil dejó un rastro non sanctos, que en la actualidad lo persigue y producto de ello hasta una tunda le dieron. En mi pueblo dirían; “polvo de aquellos lodos”.

Esta marioneta que a pesar de su gordura mórbida tiene una columna vertebral bastante flexible. Con suma facilidad la mueve el ventrílocuo; puede pasar de una posición humana de bipedalidad a una condición ofídica (culebra), principalmente si siente el olor o el perfume que emana del poder o de los poderosos.

Pero no sólo una marioneta presidía la conferencia prensa, había otra, de esas que cambian también muy fácil de vertical a horizontal. Eso sí, es un tanto más desconocido pero de la misma ONG, de esas obscuras; porque no se saben si defienden a la sociedad o al aprendiz de dictador,  o si tienen un fin social o uno económico.

“El proceso de depuración policial tiene todos los pasos del método científico, por lo tanto es científico y no debe ser tomado a la ligera, ni irresponsablemente” afirmaba la otra marioneta, que en los últimos meses tiene muy buena cobertura mediática.

A este dúo de marionetas, se suma otra, también de la misma ONG, con la que completan el trío perfecto. Es un pescador de almas que momentáneamente ha dejado por un lado su labor pastoral, al parecer le es más rentable estar cerca del poder.

Y decimos que es más rentable porque recibió una suma nada despreciable; un milloncito de lempiras del Congreso Nacional, para la compra de biblias. ¿Tantas biblias se necesitan para salvar almas en este país?

Lo raro que este hijo del Señor no ha rendido cuentas de ese millón de lempiras que generosamente le “donó” el impoluto presidente del Congreso Nacional, y eso que la ONG a la cual representa este pastor tiene el capítulo de transparencia internacional en el país.

No hay ninguna duda que este trío de marionetas le hace el juego al aprendiz de dictador. El proceso de depuración policial ha sido una farsa, una descomunal mentira y lo único que han logrado  es debilitar a la institución policial y con ello fortalecer al Ejército, con las repercusiones nefastas para el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Además, estas marionetas han sido utilizadas o se han prestado  para apartar de la institución policial a aquellos oficiales honestos que le eran incómodos al aprendiz de dictador, ya sea porque le hicieron el juego en un momento y circunstancia determinada o porque conocían más de lo permitido.

Este trío de marionetas tiene una característica muy especial, no tienen cara, sino careta; en todos lados les dicen que son cínicos, sinvergüenzas, que no representan a nadie, que son oportunistas, pero a pesar de todo, siguen en su postura de “este macho es mi mula”, ¡claro!  el poder les retribuye y con millones. ¡Salud marionetas!

Compartir Artículo

3 comentarios sobre “El ventrílocuo y las marionetas

  • el noviembre 23, 2017 a las 1:47 pm
    Permalink

    el 26 de Nov. es una excelente oportunidad de sacar esa marionetas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *