Sobre depurados y depuradores o el Estado de Derecho

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

Diálogo con Omar Rivera, y escena de guillotina                                        

El Comité de Salud Pública ¿siempre termina guillotinándose solo? ¿Quien custodia al custodio, y a ese, quien? ya se le preguntaba a Platón, en la antigüedad. ¿Quien va a resguardar al guardián?  Dices que soy tu maestro, pues siéntate y lee. La rectora no te esta enseñando bien.  Se les han asignado una tarea prioritaria y difícil. Sin duda, hay policías corruptos y hay que depurar a los que se les demuestre culpa. Pero la corrupción no es solamente pedir coimas, Omar. Justificar el abuso de poder a cambio de cualquier cosa, fama, oportunidades o poder es corrupción.  ¿Entonces a quien le toca depurar a los depuradores?

Antes cuando de verdad eras mi pupilo, eras liberal, y suscribías el precepto básico del debido proceso, defendías el derecho a la defensa y el principio de la presunción de inocencia. Escucho bien Omar. El candidato Nasralla nunca ha dicho que va a revertir la depuración policial ni que va a reincorporar en general a los defenestrados, como aseguras cuando lo atacas. Ha dicho (y estoy de acuerdo con el) que hay que monitorear ese proceso, que luce inacabable y debilitante de la institución. Y aunque probar la culpa es tarea del acusador ¿verdad? quien demuestre que se le violaron sus derechos y se le infamó y castigó sin fundamento, tendrá derecho al resarcimiento y reincorporarse. Eso es así, así debe ser. Pero, si Nasralla no ha hecho más que defender los principios liberales que suscribíamos tu y yo ¿qué pretendes hacer cuando increpas –falseándolo- su mensaje?

Aseguras que nuestro candidato atenta contra las instituciones republicanas. Pero fíjate que –precisamente- este régimen que tan apasionadamente defiendes, al que quieres que defienda la policía es el sucedáneo que ha violado la constitución que les leías a los soldados golpistas en los portones de la Presidencial, misma que prohíbe que se reelija Juan Hernández y prohíbe que los Jueces de la Corte se lo permitan. Bajo mano de JOH fue que perecieron las instituciones republicanas cuando se violaron los derechos civiles, la independencia de poderes, la representación en el sistema electoral. ¿En cual Republica estabas pensando?

Es interesante escucharte, alegando inocencia. Implorando por tu honra y la sensibilidad de tu familia. (Y yo te he defendido siempre diciendo que no te venderías por dinero.) Porque tienes razón. Los señalamientos  basados en chismes y suposiciones son injustos y esa justamente es la misma queja de algunos de los oficiales a los que han afectado. Pero me queda claro que le estas haciendo el juego al régimen y entiendo por qué la gente que te admiró como adversario del golpe y defensor de la ley, te acusa hoy de colaboracionista. Porque sos, pues. Un activista. Tus declaraciones incontinentes se han degradado en descalificaciones de la oposición y en aplausos y apoyos para el régimen de Hernández, cuando contiende por la reelección, el contexto inmediato en el cual hay que interpretar lo que dices. ¿Qué tu no andas en política? Ah ¡vaya pues!

El mismo establecimiento de esa Comisión y todo el proceso de depuración padecen el mismo problema de raíz que todo en el régimen de JOH, cuando justifica los medios con los fines, contradiciendo el cimiento de la ética. Y escapa a la legalidad.

Para enderezar la trampa, le hacen trampa. Los opositores que tuvimos que salir, regresamos amparados en un convenio internacional, nos constituimos en Partido pacifico. Y luego el régimen nos persigue promoviendo campañas de desprestigio e impulsando procesos judiciales, con una fiscalía subordinada y una judicatura manejada. Si los Magistrados de lo constitucional pudieran darle la razón a otro, pues se los destituye aunque sea, como han dictaminado ya los tribunales internacionales, ilegalmente. Que los empresarios no parecen pagar los impuestos que debieran, pues entonces, inventan un impuesto presuntivo y cobran por la fuerza. Que los estudiantes denuncian la pretensión de dejarlos sin voz ni voto, pues a gasearlos y macanearlos y encarcelarlos. Y si los campesinos quieren de regreso sus tierras y los indios no quieren dejarse arrebatar sus ríos, pues hay que dejar que destacamentos de seguridad privada con asesoramiento de la policía militar desactiven sus movimientos, asesinando si es preciso a sus líderes. Y si no pueden darle independencia y fiabilidad al Ministerio Publico y al sistema judicial para que juzgue a los policías… porque –entonces- esas instituciones tendrían que actuar contra el cartel gobernante y procesar a los saqueadores del Seguro, entonces, otra vez, crean una Comisión que depure ejecutivamente reivindicando como merito personal lo que debiera ser simplemente procedimiento legal obligado. Lo que dice Salvador es que hay que restaurar el estado de derecho.

Hace tiempo sabemos que para sanear un sistema corrupto, tienes que empezar por  las cabezas. Y ahí esta otro error. Porque las cabezas del sistema de seguridad no son los comisionados ni los directores de policía, si no el Secretario y el Presidente. Te he dicho hace meses que para sanear a la policía  antes hay que sanar al Estado y a su Jefatura y respondes que esa es una tarea política para la que no tienes un mandato, y te vas a limitar… a los de abajo. Pero no se puede pedir a los agentes que sean honestos si quienes presiden los poderes unificados del Estado son corruptos.

Nota relacionada

Comisión depuradora quiere rediseñar la dirección de asesoría legal de la secretaría de Seguridad

Y resulta que a la hora de la elección, hoy si tienes ¿un mandato para decirle irresponsable al líder opositor que no comparte tu visión?  Al fin y al cabo –Omar- también te enseñé que a los gobiernos los conocemos por sus frutos. Ojala a largo plazo la depuración inspire respeto por la ley y nos permita tener una policía eficaz. Dices que ha bajado la tasa. Pero más de 70 mil hondureños han muerto en los últimos ocho años. Los malvivientes siguen haciendo de las suyas y la policía no tiene autoridad ni fuerza para detenerlos entre otras cosas también porque esta bajo asedio y prefiere hacer operativos.

Actuar en forma sectaria desde la función pública es corrupción. Es corrupción ocultar la verdadera identidad de un detenido para que la discrimine la prensa tarifada. ¿No es corrupción purgar de la policía a los simpatizantes de la oposición, si ni votan? ¿Intimidar y amenazar a los opositores con la fuerza pública para que no ejerzan su derecho fundamental no es?  Van a esperar que protestemos un fraude imposible para empezar a reprimir o van a empezar cuando estemos celebrando con un concierto de Los Guaraguo? Aquí entre nos… ¿por quien vas a votar, Omar? ¡Que pena, tu cabeza, rebotando ahí, en los silogismos de la dictadura.

4 comentarios sobre “Sobre depurados y depuradores o el Estado de Derecho

  • el noviembre 19, 2017 a las 7:29 am
    Permalink

    Sólo don Pastor Fasquelle pudo “pelarle” la cara a este omar que antes se decía hasta “resistencia”. Así vamos conociendo la tarifa de este tipo, quien junto a todo ASJ y TI consiguió creerse por hacerle los mandados al dictador, parte del poder… no entender que en este tinglado es un TONTO UTIL del régimen dictatorial. Pobrecito OR

    Respuesta
  • el noviembre 19, 2017 a las 6:52 am
    Permalink

    Exelente catedra para los depurdores si elmis necesitan ser depurados.
    Dan verguenza ¿ Por que sacaton a Sabillon? Y al capiran pir que le dierin baja ?
    USTEDES NECESITAN SER DEPURADOS CON URGENCIA POR SON CORRPTOS MENTIROSOS TERGIVERSAN LA INFORMACION

    Respuesta
  • Alfredo Blandon
    el noviembre 17, 2017 a las 9:24 am
    Permalink

    Estos charlatanes son activistas de la bestia y parte de la corrupción dan verguenza estos paracitos,que tienen dignidad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *