“Desarmados y Educados”, una iniciativa para prevenir la violencia desde los centros escolares

 Una actividad de Jóvenes contra la Violencia Honduras en apoyo a la iniciativa Instinto de Vida.
 

Tegucigalpa. “Memo” tiene 16 años. No ha tenido la oportunidad de continuar la escuela y la necesidad de llevar alimento a la mesa lo llevó a trabajar a su corta edad. Pero hace tres meses, “Memo” perdió su empleo y malas influencias han aprovechado la oportunidad de sembrar lasemilla de la violencia en él.

Los jóvenes, que dicen ser sus amigos, intentan convencer a “Memo” de hacerse de un arma, para infundir miedo, tener poder en la colonia y ser un verdadero “macho”. ¿Qué debe hacer “Memo”?

Este es el escenario planteado a más de 800 niños en Tegucigalpa y San Pedro Sula por Jóvenes contra la Violencia, una organización juvenil de voluntarios con presencia en las ciudades más afectadas por la violencia en Honduras, en la jornada “Desarmados y educados”.

Campaña regional busca reducir los homicidios al 50% para los próximos 10 años.

Mediante este espacio se busca sensibilizar a los estudiantes de centros básicos sobre el daño que produce la violencia armada y la importancia de la educación como medio de prevención de la violencia.


La iniciativa apoya la campaña regional Instinto de Vida, la cual promueve la reducción de los homicidios en los siete países más violentos de Latinoamérica, entre ellos Honduras; la campaña ha señalado cómo el control de armas y municiones es una condición necesaria – aunque no suficiente- para reducir las tasas de homicidio.

“Desarmados y educados surge por el clima de inseguridad y violencia en el que los niños se ven envueltos, incluso en las escuelas. Queremos hacer ver que la educación es mucho más importante que la violencia mediante una reeducación, poniendo como punto de partida la necesidad de mejorar la calidad de la educación y la preparación de los maestros en situaciones de violencia dentro de los centros escolares”, explicó Santiago Ávila, coordinador nacional de Jóvenes contra la Violencia.

JCV realiza diversas acciones de prevención para alejar a los jóvenes de los factores generadores de violencia y elabora propuestas para que puedan ser operativas en el país, políticas públicas y leyes a favor de la juventud y niñez.
“Es completamente indispensable que las organizaciones de sociedad civil nos acerquemos a los centros estudiantiles para poder promover esto: una educación para la prevención y el voluntariado”, dijo Ávila.

La primera fase de la actividad se desarrolló en la escuela Lisandro Quesada, ubicada en la colonia Hato de Enmedio de Tegucigalpa, en la que participaron 100 estudiantes de entre 7-13 años.

Presentado el caso de “Memo” e involucrando a los niños en la dramatización, los alumnos dan consejos al personaje para que rechace el arma y se dedique a estudiar. De igual manera, conforman grupos de trabajo en los que a través de dibujos describen la situación de violencia en sus comunidades.

Como cierre de la actividad, los alumnos hacen un intercambio simbólico, entregando su arma de juguete y recibiendo a cambo kits escolares.


“Conocemos procesos exitosos de desarme en otros países y pensamos que podía ser un buen ejemplo comenzar desde los niños. Lo difícil que es para un niño deshacerse de un juguete al saber cuáles son las consecuencias si ese juguete fuera un arma de verdad”, indicó el dirigente juvenil.

A la fecha, la actividad se ha realizado en centros escolares de las colonias Zapote Norte y Hato de Enmedio en Tegucigalpa y del sector de Los Bordos, Rivera Hernández y barrio Cabañas en San Pedro Sula, con la participación de 800 niños.

Durante las jornadas se proyecta además el video de la campaña ‘Instinto de Vida’, para mostrar la realidad que actualmente se vive en el país.
La actividad ¨Desarmados y Educados¨ responde al espíritu de la campaña Instinto de Vida, que
busca la implementación de intervenciones focalizadas y de prevención de violencia a temprana edad, a fin de evitar la pérdida de más vidas humanas producto de la violencia letal.

De acuerdo a estudios generados por Instinto de Vida a través del Instituto Igarapé, uno de los factores principales que contribuye a la prevalencia, intensidad y duración de la violencia armada es la disponibilidad, proliferación y el tráfico de armas. Si bien, se han dado progresos a nivel normativo con iniciativas internacionales y regionales, América Latina tiene aún como tarea pendiente la regulación efectiva de las armas de fuego.

En ese sentido, Instinto de Vida-Honduras respalda estas iniciativas de JCV, pues permite crear conciencia para que las autoridades establezcan el control de armas como una prioridad en la agenda de seguridad.

Próximamente, las jornadas se trasladarán a las comunidades de Bonitillo y Las Mercedes en La Ceiba, donde además se llevará el mensaje de la iniciativa latinoamericana.

Acerca de Instinto de Vida
La campaña para la reducción de los homicidios en Latinoamérica tiene la misión de disminuir los homicidios de la región en un 50% en los próximos diez años. Para empezar, enfocaremos nuestros esfuerzos en los países con las mayores concentraciones de violencia letal — Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Venezuela —, así como en sus estados/departamentos y ciudades.

En Honduras, la iniciativa está siendo por respaldada por Casa Alianza, Jóvenes Contra lavViolencia, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Predicar y Sanar PREDISAN, la Federación de Organizaciones No gubernamentales para el Desarrollo de Honduras FOPRIDEH, la Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), Transformemos Honduras, World Vision Honduras, la Universidad Metropolitana de Honduras(UMH), Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Liga Nacional de Futbol (FENAFUTH), Programa Aldea Global, Coordinadora de Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Jóvenes, Adolescentes y sus Derechos COIPRODEN, Asociación Familiares y Víctimas de la Violencia, Red Viva-Honduras y la Cruz Roja Hondureña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *