“LA INDEFENSIÓN CIUDADANA DE LA HONDURAS DE JOH.”

Por: Rafael Antonio Rendón

(A PROPOSITO DE LA INTEMPESTIVA IRRUPCION MILITAR EL DIA DE AYER  AL HOTEL “PÓSADA DE JUAN” y  su anexo “ENTRE CAFÉ Y CAFÉ”.

 Donde con pretexto de verificar si el establecimiento tenía permiso de operar llegaron dos patrullas con policías, militares y motorizada a humillar a propietarios y clientes. Cunde la indignación general!!)!

Los niveles de abuso de autoridad ya son insoportables en la Honduras de Juan Orlando Hernández, no existe institución del Estado que no opere en absoluta impunidad contra el ciudadano, pues a la hora de los reclamos ante los abusos, no hay a quien recurrir.

Los Copanecos en Santa Rosa ya estamos en “guerra”, hemos visto con indignación, la forma como las instituciones de seguridad del Estado (llámense FUSINA, ATIC, PM, SAR, Y hasta los SWAT), quienes bajo el pretexto de darnos “seguridad”, ya están invadiendo la tranquilidad de la que goza nuestra ciudad, utilizando métodos propios de un estado de “guerra”, en contra del ciudadanos común y el empresario honesto, invadiendo negocios y hogares, poniendo pecho a tierra hasta a los niños. 

En más de una ocasión hemos sido víctimas de esto, cuando con familiares y amigos estamos departiendo en un lugar público, cuando de repente, haciendo gala de la fuerza bruta y el mal trato, entran y toman los locales, haciendo revisión no solo de documentos, sino corporales de todos los presentes, donde no se escapa nadie, porque para estos no existen otros medios menos invasivos, para el control del crimen, su escaso entendimiento y creatividad no les da para más.

Pareciera que están tratando de justificar inútilmente, los multimillonarios gastos que está haciendo este gobierno, sin resultados concluyentes en materia de ” seguridad” y que todos sabemos, mucho de los fondos destinados a este menester, terminaran siendo invertidos en la campaña política en el mejor de los casos, invocando la “secretividad” en el manejo de estos fondos.

Lo contrastante del caso es que: ¿cómo el gobierno de JOH pretende tener resultados en el campo de seguridad nacional, cuando es por todos  conocido,  que una gran parte de los delitos de lavado de activos, protección al crimen organizado, asesinatos vía escuadrones de la muerte, narco menudeo, y otros, está siendo protegido y a veces ejecutado por miembros de las instituciones que deberían estar llamadas a combatir estos flagelos?.

Para colmo de los males, en las últimas horas nos hemos dado cuenta según denuncia de la “sociedad civil”, que la “tan publicitada depuración de la policía” no solo no ha dado los resultados deseados a más de dos años de operar, al “suspender” a oficiales hasta con goce de sueldos y sin que hasta la fecha se haya librado requerimientos fiscales por parte del Ministerio Publico.

Ni siquiera se han abierto las líneas de investigación para que paguen por los crímenes por los que han sido “suspendidos” (premiados, diría yo), sumiendo a la ciudadanía en general, en un “sitio permanente”, en un estado de indefensión, donde las instituciones del estado son el enemigo principal.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *