MEDARDO MEJIA Y RAFAEL ALBERTY: MÁS DE LA HUELGA DE 1954

Por: Patricia Murillo Gutiérrez

Dos distinguidos  escritores y catedráticos universitarios Medardo Mejía y Rafael Alberty hicieron en su momento, publicaciones acerca del movimiento huelguístico de 1954.

Mejía, el bardo olanchano le escribía a su camarada Salvador Tovar el 10 de junio de 1958: ”Usted y yo jovencitos nos sumamos al Movimiento Obrero de la Costa Norte de 1927, bajo las banderas del Partido Comunista, fundado por el heroico e insustituible Manuel Calix Herrera, quien tuvo un fin ingrato al ser encerrado en las bóvedas de la Fortaleza de San Fernando de Omoa por 5 años, saliendo de allí hecho un arco esquelético  a causa de la tuberculosis, yendo a morir  su pueblo, Juticalpa en 1939, comienzo de la Segunda Guerra Mundial”.

Recuerdan que “el reflujo de la revolución hondureña duro 15 años. En la década de los 30, la represión obrera fue salvaje a cargo de testaferros instruidos y pagados por las Compañías y el poder retenido por  16 años (dictador Tiburcio Carias Andino), que contribuyó a las matanzas de obreros y campesinos con sus propios esbirros, como Carlos Sanabria en Trujillo, Eduardo Guayo Galeano en La Lima, Juan Fletes en Olancho, Calixto Carias en Amapala.

Según don Medardo Mejía, “los promotores estaban en la Capital junto a  Carias Andino y eran Fernando Zepeda Duron, José María Albir, Vicente Cáceres diputado y Director del Instituto Nacional y otros más, todos bajo el rigor de la disciplina fascista”.

En la década de los 40s señalaba, sucedieron hechos inquietantes en la región: a la altura de 1944  el pueblo salvadoreño derribo al tirano de Maximiliano  Hernández Martínez.

 El pueblo guatemalteco derrumbo al déspota Jorge Ubico. En Honduras la pequeña burguesía liberal, estuvo a punto de sacar al dictador Carias Andino el  6 de Julio de 1944, con una manifestación pacífica que termino en una masacre en San Pedro Sula.

Carias entrego el poder a Juan Manuel Gálvez en 1949 y siguiendo una tendencia mundial, ceso la represión  y los obreros empezaron  ver la conveniencia de fundar sus sindicatos y sus organizaciones políticas.

Para don Medardo, la Huelga Obrera de 1954 debió estar liderada por hombres como Manuel Calix Herrera o Juan Pablo Wanwright que lucharon y ofrendaron sus vidas por las causas del proletariado y no por algunos oportunistas que aseguraron haber estado a la vanguardia de los trabajadores.

Por su lado el profesor Rafael Alberti escribió en La Tribuna  del 18 de marzo de 2007, que el primero de Mayo de 1954, día universal de los trabajadores del mundo, en la ciudad de El Progreso se celebró por primera vez tal fecha.

 Paralelamente  en las diferentes terminales o departamentos de la Compañía  Bananeras presentaban lo que consideraban sus propias reinvindicioensn.

Así en La Lima, en El Progreso, en Puerto Cortés, en Tela y en Batan. Los obreros de la construcción, de los ferrocarriles, de la mecánica, mercaderías, electricidad etc. reclamaban desde aumentos salariales hasta la suspensión de la explotación del hombre por el hombre.

Al irse organizando  sintetizaron en un solo pliego, 30 peticiones.  El 28 de mayo inician años las pláticas  preliminares entre los delegados del Tela Railroad Compañía con Cesar Augusto Coto, delegado de los huelguistas de La Lima. Ángel Domínguez y Juan B. Canales  de Puerto Cortés, Augusto Castañeda y Francisco Ríos por Tela, Jaime Cabus y Oscar Gale Varela de Batan, Manuel A. Sierra y Raúl Zepeda Montoya de La Lima, Gabriel David y Marcos Santos por El Progreso. Asesores de la Huelga eran José Ángel Zelaya, Guillermo Rosales Mejía, José Roberto Panchame, Roberto Arellano Bonilla, Delegado de Prensa, Iván Cañas y vocero Francisco Ríos.

Explica  Alberty que se dividió el liderazgo de la Huelga y los que dirigían desde La Lima acusaban a los dirigentes de El Progreso y Puerto Cortes de  “comunistas”. Manuel de Jesús Valencia era el líder de La Lima y Cesar Augusto Coto de El Progreso. El 9 de Julio de 1954 tras  dos meses 9 días  de este glorioso movimiento se firmo un convenio en el Palacio de Hacienda en Tegucigalpa, entre miembros del nuevo comité central de Huelga, la comisión mediadora del Gobierno y representantes de la Compañía.

Según Alberty, financieramente  el movimiento huelguístico fue un aparente fracaso, pero se consiguió lo esencial: la organización legal de los trabajadores bananeros, principiando por la fundación del Sindicato de trabajadores Bananeros de Honduras, SITRATERCO.

Este ejemplo fue tomado por los trabajadores de empresas nacionales y extranjeras quien crea sus propias organizaciones, sindicatos, asociaciones, feredracions y a Confederación de Trabajadores de Honduras CTH, recuerda don Rafael Alberti.

Hasta aquí los de estos ilustres compatriotas.

Y nosotros nos interrogamos ahora que hay 3 Confederaciones obreras, la CTH, la CGT y la CUTH. ¿En qué momento de progreso o involución infernal están los derechos de los y las trabajadores y trabajadoras hondureños?

¿Qué grado de indecencia han tenidos por acción u omisión diversos dirigentes obreros, así como gremiales que a través de las décadas que siguieron a la Huelga del 54, permitieron que varios gobiernos especialmente los dos últimos nacionalistas,  hicieran añicos  las conquista que cobraron tanto dolor y sangre a nuestros padres y abuelos trabajadores?

 Y lo más grave aún, ¿hasta cuándo seguiremos permitiendo tanto latrocinio y despojo los asalariados hondureños que cada día vemos disminuir los ya escasísimos derechos laborales que un día gozamos gracias al sacrificio de  los hermanos y hermanas de la Huelga del 54?

Ejemplo: el imparable saqueo del INPREMA, donde miles de millones de lempiras de su patrimonio ha sido invertido en bonos del Estado y como si fuera poco 2 millones de dólares de  los maestros y maestras serán prestados ´para apoyar la construcción del Centro cívico Gubernamental.

Y que tal los 7 mil millones de lempiras desviados del IHSS, cuando en su Junta Directiva estaban representantes obreros. Ya de los del Gobierno Nacionalista  nos puede extrañar nada.

 

 

Compartir Artículo

 

2 comentarios sobre “MEDARDO MEJIA Y RAFAEL ALBERTY: MÁS DE LA HUELGA DE 1954

  • el diciembre 11, 2017 a las 10:46 am
    Permalink

    fotografias de Don Rafael Platero Paz

    Respuesta
  • el mayo 7, 2017 a las 2:10 pm
    Permalink

    HAY UNA VERDAD, HONDURAS, Y ESPECISLMENTE LOS OBREROS, ESTAMOS LLENOS DE LACRAS TRAIDORAS

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *