¡ESTÁ SUCEDIENDO AHORA!

 

Por: Arturo Rendón Pineda

Estados Unidos está revelando la prueba científica de que la Tierra está pasando a través del Cinturón de Fotones y de la disminución en la velocidad de la rotación del planeta. Al mismo tiempo que hay un incremento en la frecuencia resonante de la Tierra (Resonancia Schumann).

 Tales cambios  están afectando sus patrones de sueño, sus relaciones, su habilidad para regular su sistema inmune y su percepción del tiempo. Sin lugar a dudas estamos viviendo un proceso de iniciación que nos debe obligar a estar preparándonos para aceptar transformaciones de nuestros cuerpos que pueden ser ocasionados por los cambios que están tomando lugar en la Tierra ahora!

Schumann, notable científico alemán, descubridor de la teoría sobre “La resonancia magnética” “El latido de la tierra” o “Resonancia Schumann”  lleva el nombre del descubridor de esta teoría científica que aduce que la tierra es una cavidad resonante que emite ondas vibratorias que  producen impulsos eléctrico magnéticos en el comportamiento del ser humano que  tendría mucho que ver con  la elevación  de ésta  frecuencia. Podemos asumir que la Tierra y la Humanidad formamos una única entidad consolidada, por lo que según esta teoría, los seres humanos poseemos la misma naturaleza y estamos envueltos por las mismas ondas resonantes que la tierra.

Según observaciones científicas a partir de los años 80s, la frecuencia resonante de la tierra se elevó hasta 11 hertzios,  en el año 2012 llegó alcanzar hasta 12 hertzios, que vienen produciendo perturbaciones y comportamientos que pueden variar de impredecibles hasta  desquiciantes, pudiesen ser para bien o para mal. Pueden derivar en descontrol de las personas en concepto de guerras en muchos países y colapso de las economías que tiene a los ciudadanos presas de preocupación, mientras que  en otras personas podrían producir influencias de índole espiritual.

Este fenómeno causa cierto tipo frecuencias vibratorias desconcertantes en la mayoría de los seres humanos. Existe abundante información sobre los “cambios de vibración” y lo que llaman “el síndrome de la ascensión”, o síndrome del mutante”, que emiten ondas vibratorias que actúan como un diapasón que resuena vibrando simultáneamente con  la mente humana.

Esta intensa energía, no solo está causando problemas en las comunicaciones globales, sino que también puede afectar al espíritu del ser humano. Cuánta información y cuántas creencias cunden en la mente de gran número de personas, que hasta se habla de una metamorfosis que está provocando gran cambio en la humanidad.

 Visto lo anterior, es posible deducir que constituimos entidades integradas al Cosmos producto del Supremo Creador del Universo, somos la propia Tierra vibrando en sintonía con nuestra propia naturaleza, por lo que sumando a estos cambios de conducta existe otro más positivo que es necesario fomentarlo y cultivarlo llamado  “crecimiento espiritual”. Sería beneficioso que la incidencia de la resonancia Schumann  fuera aprovechada para entrar a una fase más adulta, aprendiendo cómo manejar mejor las energías de la tierra transformándolas en crecimiento en el campo espiritual. Tenemos que crecer y mucho que aprender para madurar espiritualmente.

Va siendo urgente  que esos cambios que están impactando negativamente en nuestras vidas se reviertan de manera positiva en nuestros propios corazones, en el seno de nuestra familia y, por ende, en nuestra sociedad.  Somos muy dados a lamentarnos del  porque  Dios permite que ocurran cosas desagradables en nuestro recorrido por el mundo como si  la acción bienhechora de El Creador estuviera ausente en nuestras vidas. ¿Es acaso que a Dios le hemos invitado a participar en nuestra corrompida sociedad?,  ¿Porque ahora nos creemos con derecho a blasfemar  reclamando con irrespeto su presencia?.

 Mientras no invitemos al espíritu de Dios a habitar entre nosotros para desalojar esos “efectos desquiciantes” producto de lo que pudiese ser una resonancia maligna que incita a  lo que llamamos “pecado”, no debemos esperar que Dios acuda a auxiliarnos cuando con nuestro proceder lo estamos rechazando. Tenemos que invitarlo humildemente a hacerse huésped eterno de nuestros corazones, de nuestra sociedad, de nuestra Patria, es urgente que lo hagamos ya…antes de que sea demasiado tarde.

Santa Rosa, Copan 23 de Marzo 2017.

 

 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *