El futuro de la educación hacia el 2030: reunión de ministros de América Latina y el Caribe en Argentina

 

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Al encuentro continental organizado por la UNESCO y el Ministerio de Educación y Deportes de Argentina acudirán también representantes de organismos multilaterales de la región y en él se definirá una visión común de la educación en la región al 2030 para generar estrategias y políticas con miras a cumplir las metas que los países se han planteado alcanzar.

El escenario del encuentro: América Latina y el Caribe enfrentan el desafío de aprovechar su tremenda capacidad intelectual, sus oportunidades fiscales y voluntad política para dar el salto hacia sociedades educativas más avanzadas y prepararse para afrontar los desafíos del siglo 21.

Los ministros de educación de América Latina y el Caribe se reunirán en Argentina para discutir el futuro educativo de la región en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El encuentro denominado “E2030: Educación y Habilidades para el Siglo 21”, se realizará el 24 y 25 de enero en Buenos Aires y es organizado por el Ministerio de Educación y Deportes de Argentina y la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago).

La cita se celebrará en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina, y será la primera reunión ministerial regional de seguimiento de la Agenda mundial Educación 2030 (Objetivo de Desarrollo Sostenible n°4) que busca “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

En este espacio de diálogo se informará sobre las metas de la agenda de Educación 2030 y la hoja de ruta para alcanzarlas: el Marco de Acción Educación 2030. Este documento, aprobado en noviembre de 2015 por la comunidad internacional en el Foro Mundial sobre la Educación (2015), ofrece orientación a los gobiernos y a sus socios para convertir los compromisos en acción. A partir de esta base común se compartirá información y se discutirán las áreas de trabajo y las metas, como también los mecanismos de coordinación e instrumentos de monitoreo para asegurar su cumplimiento.

En el encuentro, al que también acudirán representantes de organismos multilaterales y de la sociedad civil de la región, se definirá una visión regional común de la Educación 2030 (E2030) para generar estrategias y programas, tanto a nivel nacional como regional, la que quedará plasmada en la “Declaración de Buenos Aires”.

Desafío: consolidar avances y cumplir las nuevas metas al 2030

Durante el ciclo 2000-2015, América Latina y el Caribe fueron testigos de un progreso educativo muy significativo. No sólo mejoraron las tasas de alfabetización, aumentó el acceso y la conclusión de los ciclos de educación primaria y secundaria, sino también hubo una mejora general de los resultados de aprendizaje y una notable expansión de la cobertura de la educación superior.

Muchos países se embarcaron en procesos de reforma educativa, demostrando su compromiso, posicionando a la educación en el centro de las agendas nacionales de desarrollo. La UNESCO considera fundamental consolidar este ímpetu protegiendo los beneficios de la educación ganados con tanto esfuerzo y sentando las bases para la expansión y el desarrollo en línea con las metas de la E2030.

A pesar del reconocimiento a los esfuerzos realizados, aún existen varias áreas de preocupación. Entre ellas: es necesario acelerar el cumplimiento del acceso universal a la educación básica, en la que existen altos niveles de cobertura, y se debe apurar el tranco para alcanzar la secundaria superior universal.

La calidad de la educación y el aprendizaje es otra preocupación seria. La región necesita volver a repensar y modernizar las dimensiones de calidad de la educación a fin de satisfacer las necesidades de un mundo en rápida evolución, dominado por la información y la tecnología. Las y los estudiantes precisan alfabetizarse y prepararse para los trabajos del futuro, y los países necesitan rediseñar los sistemas educativos para que cumplan con esta expectativa.

Las cosas no pueden quedarse como siempre. América Latina y el Caribe debe aprovechar su tremenda capacidad intelectual, sus oportunidades fiscales y su voluntad política para dar un gran salto y unirse a las sociedades con mayor desarrollo educativo, más preparadas para afrontar los desafíos del siglo 21.

La reunión en Buenos Aires representa el primer, y más importante paso en esta dirección. Será el primer encuentro de esta clase después de la adopción de la Agenda de Desarrollo Sostenible, ocurrida en septiembre de 2015, y proporciona un espacio para el diálogo entre las y los ministros de Educación latinoamericanos y caribeños junto a otros actores relevantes en este tema clave para el futuro de las nuevas generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *