La coyuntura electoral y la inteligencia del pueblo

rodolfo-pastor-fasquelle

Por: Rodolfo Pastor Fasquelle

¿Mejora la imagen de JOH? No se le puede imputar una inquina  cuando la Procuraduría General de la Republica, órgano del ejecutivo, acusa a Mel de despilfarro, justo ahora en la coyuntura electoral, siete años después del golpe en su contra. Y nadie puede probar con documentos que sus perros sean suyos, los haya comprado, que ladran por compromiso.

Cuando sus portavoces son el Romero de Callejas y E. A. López, que en otro tiempo denunció la corrupción de JOH que tenía casas en el extranjero y había agarrado dinero del IHSS para su campaña. Pero ¿ahora ataca a Xiomara porque tuvo una tarjeta de crédito cuando era Primera Dama?  No tiene que ver con… JOH, que anda en Europa. En Francia, en donde le dieron un premio por transparentar la gestión pública que el mismo no se podía creer. Premio fraudulento, por una supuesta transparencia en la práctica inexistente, de su gestión administrativa.  Nadie aquí en realidad tiene el acceso a la información sobre los contratos y concesiones del estado observa Rosamaría Messén. Nadie sabe en que se gastan los miles de millones del Tazón de Seguridad ni tiene obligación de explicarlo. Nadie sabe quiénes son los inversionistas en las empresas fantasmas y asesinas. Al tiempo que arrecian los ataques inverosímiles pero intimidantes contra los líderes de la oposición. Juan José Rendón está a cargo de la operación, nacional e internacional. Mueve los hilos. Silba. Y los jolotes responden. (Los demás sabemos que solo hay una ruta.)

Y después vuela a Israel JOH, a donde le van a fabricar una corbeta portadora de helicópteros, le van a  renovar la flota de los aviones militares a retropropulsión. Por si acaso.  Y le van a montar una red de inteligencia, espionaje y vigilancia electrónica supuestamente contra el crimen, por supuesto, no contra ti inocente paloma. Por mucho de ese dinero que no está ahí para comprar medicina o emplear maestros para los colegios pero también por un claro respaldo de la CIA y de los militares estadounidenses que siempre recurren a Israel cuando su Congreso les pone valladares para ayudar a sus secuaces en lo militar. Así ha sucedido una y otra vez desde los 1970s. Pero aquí nadie se acuerda de eso ¿verdad? ¿Nadie supo, ni entiende nada?

Hay alienación generada por los medios masivos, y también mucha gente tonta que no tiene remedio. Se ha encargado de contar con su torpeza el sistema que hambrea y desnutre a un tercio de los niños y que se rehúsa a proveer los recursos para educar a los jóvenes que sobreviven. Los miserables son venden el voto por cien o cincuenta pesos y son volubles a la propaganda y al circo de bandera y canción. Pero son un cuarto de la población y muchos no votan. La mayoría de nuestros connacionales son electores serios. Cuando ha tenido oportunidad de elecciones libres –cada día más inevitables– el electorado hondureño ha mostrado señales de astucia y aun inteligencia.

Muchos compatriotas analfabetas se educaron políticamente otrora con sus asociados en sindicatos y ligas y con un periodismo que todavía participaba hace treinta y cinco años de una ética, hoy desaparecida en un colegio cuyo Tribunal de Honor preside Wong A. Son gente despierta a la que no engaña nadie. Y hoy hay un contingente formado en varias universidades y los mejores colegios del país, conectada que piensa cuando escucha o lee, comunicada, alerta. El fraude no ha sido siempre determinante

Por eso hace todavía unos días me mistificaba el prospecto de la reelección de JOH. No porque se me ocurriera ni por un momento que lo iban a detener en sus cortes a JOH. O las FFAA, al fin siempre acomodadas a lo que dice el patrón y también al poder real local. Ni que se movilizaría una ciudadanía consciente en contra de la reelección. Simplemente no entendía como podría ganar elecciones el actual gobernante dados los ánimos caldeados del pueblo que lo detesta, sus bajísimos índices de popularidad general y la incomodidad de incluso algunos empresarios, pero sobre todo de los profesionistas de clases medias, que tienen importante influjo sobre el voto urbano y se sienten humillados.

No era imposible. Por la razones que sea, los medios masivos siguen estando a su disposición, cuenta con los recursos de su Partido y del gobierno, en los que no hay vacilación y aun del Estado que no tiene quien lo defienda, mas algún apoyo de la derecha internacional y de la Embajada que se le ha plegado, desesperada de no encontrarse su propia cola. Pero la calaña de fraude que se ocupaba para que ganara JOH era casi inimaginable. ¿Cómo le iba a hacer? Dicen los gringos, how does he think he can pull it off? Era inexperiencia de mi parte. Ahora está claro.

Hoy, los pocos medios  críticos se alinean presionados. Reproducen acríticamente la propaganda que produce en su taller de infamia. JJ Rendón. No se supone que es para ganar los votos, que no los ocupa, si no para desanimar y restarle votos decididos a Xiomara, y generar las condiciones de legitimación de otro nuevo fraude.  Ya lo ha conseguido antes y no hay razón para suponer que no lo podrá hacer ahora. Es decir siempre y cuando supongamos que los malos de la película JJR y JOH son más inteligentes que nosotros, que están más determinados que nosotros y que su dinero será al final lo definitivo.

Y bueno yo no lo concedo, eso. No son más inteligentes y nosotros tenemos al pueblo de nuestra parte. Solo tenemos que activar su inteligencia. Su conciencia. El problema es más bien cómo usar los ataques para inocular al elector contra el veneno. ¿Cómo alimentar el espíritu y el pensamiento crítico para desbaratar a la propaganda? ¿Cómo enfrentar otras tácticas que sospecho que aún están pendientes de despliegue, incluso violentas? Solo necesitamos que nuestro mensaje se condense en una idea fuerza universalmente convincente. De  modo que aun los muertos la empujen. Vengan todos aquí. Hagamos nuestro trabajo. Salgamos a las calles. Bombardeémoslos con chistes que los desnuden en público. Que no quede títere con cabeza. Tomémonos los peajes. Todavía no llegan esos drones israelitas, no tengan miedo. Digan lo que piensan en el teléfono para que se entere JOH de lo que pensamos, todos.

 Al Rudo, convaleciente

¿Mejora la imagen de JOH? No se le puede imputar una inquina  cuando la Procuraduría General de la Republica, órgano del ejecutivo, acusa a Mel de despilfarro, justo ahora en la coyuntura electoral, siete años después del golpe en su contra. Y nadie puede probar con documentos que sus perros sean suyos, los haya comprado, que ladran por compromiso.

Cuando sus portavoces son el Romero de Callejas y E. A. López, que en otro tiempo denunció la corrupción de JOH que tenía casas en el extranjero y había agarrado dinero del IHSS para su campaña. Pero ¿ahora ataca a Xiomara porque tuvo una tarjeta de crédito cuando era Primera Dama?  No tiene que ver con… JOH, que anda en Europa. En Francia, en donde le dieron un premio por transparentar la gestión pública que el mismo no se podía creer. Premio fraudulento, por una supuesta transparencia en la práctica inexistente, de su gestión administrativa.  Nadie aquí en realidad tiene el acceso a la información sobre los contratos y concesiones del estado observa Rosamaría Messén. Nadie sabe en que se gastan los miles de millones del Tazón de Seguridad ni tiene obligación de explicarlo. Nadie sabe quiénes son los inversionistas en las empresas fantasmas y asesinas. Al tiempo que arrecian los ataques inverosímiles pero intimidantes contra los líderes de la oposición. Juan José Rendón está a cargo de la operación, nacional e internacional. Mueve los hilos. Silba. Y los jolotes responden. (Los demás sabemos que solo hay una ruta.)

Y después vuela a Israel JOH, a donde le van a fabricar una corbeta portadora de helicópteros, le van a  renovar la flota de los aviones militares a retropropulsión. Por si acaso.  Y le van a montar una red de inteligencia, espionaje y vigilancia electrónica supuestamente contra el crimen, por supuesto, no contra ti inocente paloma. Por mucho de ese dinero que no está ahí para comprar medicina o emplear maestros para los colegios pero también por un claro respaldo de la CIA y de los militares estadounidenses que siempre recurren a Israel cuando su Congreso les pone valladares para ayudar a sus secuaces en lo militar. Así ha sucedido una y otra vez desde los 1970s. Pero aquí nadie se acuerda de eso ¿verdad? ¿Nadie supo, ni entiende nada?

Hay alienación generada por los medios masivos, y también mucha gente tonta que no tiene remedio. Se ha encargado de contar con su torpeza el sistema que hambrea y desnutre a un tercio de los niños y que se rehúsa a proveer los recursos para educar a los jóvenes que sobreviven. Los miserables son venden el voto por cien o cincuenta pesos y son volubles a la propaganda y al circo de bandera y canción. Pero son un cuarto de la población y muchos no votan. La mayoría de nuestros connacionales son electores serios. Cuando ha tenido oportunidad de elecciones libres –cada día más inevitables– el electorado hondureño ha mostrado señales de astucia y aun inteligencia.

Muchos compatriotas analfabetas se educaron políticamente otrora con sus asociados en sindicatos y ligas y con un periodismo que todavía participaba hace treinta y cinco años de una ética, hoy desaparecida en un colegio cuyo Tribunal de Honor preside Wong A. Son gente despierta a la que no engaña nadie. Y hoy hay un contingente formado en varias universidades y los mejores colegios del país, conectada que piensa cuando escucha o lee, comunicada, alerta. El fraude no ha sido siempre determinante

Por eso hace todavía unos días me mistificaba el prospecto de la reelección de JOH. No porque se me ocurriera ni por un momento que lo iban a detener en sus cortes a JOH. O las FFAA, al fin siempre acomodadas a lo que dice el patrón y también al poder real local. Ni que se movilizaría una ciudadanía consciente en contra de la reelección. Simplemente no entendía como podría ganar elecciones el actual gobernante dados los ánimos caldeados del pueblo que lo detesta, sus bajísimos índices de popularidad general y la incomodidad de incluso algunos empresarios, pero sobre todo de los profesionistas de clases medias, que tienen importante influjo sobre el voto urbano y se sienten humillados.

No era imposible. Por la razones que sea, los medios masivos siguen estando a su disposición, cuenta con los recursos de su Partido y del gobierno, en los que no hay vacilación y aun del Estado que no tiene quien lo defienda, mas algún apoyo de la derecha internacional y de la Embajada que se le ha plegado, desesperada de no encontrarse su propia cola. Pero la calaña de fraude que se ocupaba para que ganara JOH era casi inimaginable. ¿Cómo le iba a hacer? Dicen los gringos, how does he think he can pull it off? Era inexperiencia de mi parte. Ahora está claro.

Hoy, los pocos medios  críticos se alinean presionados. Reproducen acríticamente la propaganda que produce en su taller de infamia. JJ Rendón. No se supone que es para ganar los votos, que no los ocupa, si no para desanimar y restarle votos decididos a Xiomara, y generar las condiciones de legitimación de otro nuevo fraude.  Ya lo ha conseguido antes y no hay razón para suponer que no lo podrá hacer ahora. Es decir siempre y cuando supongamos que los malos de la película JJR y JOH son más inteligentes que nosotros, que están más determinados que nosotros y que su dinero será al final lo definitivo.

Y bueno yo no lo concedo, eso. No son más inteligentes y nosotros tenemos al pueblo de nuestra parte. Solo tenemos que activar su inteligencia. Su conciencia. El problema es más bien cómo usar los ataques para inocular al elector contra el veneno. ¿Cómo alimentar el espíritu y el pensamiento crítico para desbaratar a la propaganda? ¿Cómo enfrentar otras tácticas que sospecho que aún están pendientes de despliegue, incluso violentas? Solo necesitamos que nuestro mensaje se condense en una idea fuerza universalmente convincente. De  modo que aun los muertos la empujen. Vengan todos aquí. Hagamos nuestro trabajo. Salgamos a las calles. Bombardeémoslos con chistes que los desnuden en público. Que no quede títere con cabeza. Tomémonos los peajes. Todavía no llegan esos drones israelitas, no tengan miedo. Digan lo que piensan en el teléfono para que se entere JOH de lo que pensamos, todos.

 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *