Decomiso de armas ilegales en Honduras aumenta en medio de inseguridad

Por Luis Fernando Alonso/InSightCrime

Agentes hondureños informaron de un rápido incremento en los decomisos de armas de fuego ilegales en los puntos de inspección fronterizos.

Foto de archivo para referencia
Foto de archivo para referencia

Según la Fuerza Nacional Antievasión (FNA) de Honduras, los funcionarios de aduanas en Honduras se están incautando de un promedio de 35 a 40 armas de fuego y cargamentos de municiones al mes.

Los agentes están interceptando cargamentos de México, Estados Unidos y varios países de Latinoamérica, informó La Tribuna. Se ha informado de decomisos en aeropuertos, puertos marítimos y cruces fronterizos terrestres en todo el país.

En un comunicado conjunto emitido el 10 de noviembre, la FNA y la Comisionada Presidencial para la Administración Tributaria (CPAT) afirmaban que los decomisos de armas en 2011 tuvieron un promedio de 2,5 por mes. Cinco años después, esa cifra se ha multiplicado por quince.

Los traficantes usan formas cada vez ingeniosas para ingresar las armas ilegalmente en el país, según comentan las autoridades. Los contrabandistas han recurrido a esconder las armas en sacos de alimentos para mascotas para confundir a los perros detectores. Además, han comenzado a desensamblar las armas y a ponerlas en bolsas de aluminio y a camuflarlas dentro de electrodomésticos.

Según el jefe de la FNA Norman Gallardo, entre las incautaciones recientes se encuentran rifles y miras láser, preferidas por los grupos criminales. Gallardo señaló que los precios estimados para armas de fuego en el mercado negro son sustancialmente menores que los del mercado legal. Así, un revólver puede costar entre US$130 y US$215 en el mercado negro, mientras que el mismo tipo de arma puede costar desde US$1.000 hasta US$1.300 en otro lugar, comprándolo legalmente.

Los funcionarios de la FNA y la CPAT señalaron que ha habido un gran incremento de las armas procedentes de Estados Unidos y México. Ángela Madrid, directora de la CPAT, anunció que solicitará en los próximos días una reunión con autoridades estadounidenses para hablar sobre el flujo de armas de fuego.

Análisis de InSight Crime

Dos factores pueden estar detrás del creciente negocio ilegal de armas de fuego en Honduras. La misma geografía y la debilidad de los organismos estatales que hacen de Honduras un punto de tránsito importante para el narcotráfico también facilitan el tráfico de armas ilegales. Además, cuando el estado no logra brindar seguridad a muchos de sus ciudadanos, algunos pueden verse llevados a la compra ilegal de armas, al suponer que esto les ayudará a garantizar su protección personal.

El mercado de armas ilegales contribuye directamente a la alta tasa de homicidios en el país, pues los grupos criminales fácilmente pueden obtener armas y municiones de grueso calibre. Se dice que en 2016, se usaron armas de fuego en más del 80 por ciento de los homicidios en Honduras; esto es casi el doble del promedio global.

Aunque los estimativos del número de armas de fuego ilegales en Honduras varían, todos pintan una imagen igual de grave. Un informe de 2011 divulgado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) en Honduras, halló que 592.000 de un total de 850.000 armas de fuego en el país no tenían licencia.

 En 2014, se informó que había cerca de 1,2 millones de armas sin registro en Honduras, o cerca de dos terceras partes del total. Esto representaba un arma de fuego ilegal por cada cuatro personas en el país.

 

 

Compartir Artículo

Un comentario sobre “Decomiso de armas ilegales en Honduras aumenta en medio de inseguridad

  • José Díaz
    el noviembre 18, 2016 a las 8:55 am
    Permalink

    Si y despues las benden alos criminales otra ves. Tienen que quemarlas y que lo pasen por tv y que la jente lo mire en vivo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *