El auge del fraude Online, ¿qué pueden hacer los E-commerce?

javier-gazquez

Por: Javier Gazquez

 Desde que se implantara el sistema EMV en las tarjetas de crédito y débito, se ha visto un notable aumento de la delincuencia online. Esto tiene su lógica: el uso de esta tarjeta dificulta el fraude tradicional (es decir, personalmente en tienda). Y la delincuencia online crece de forma inversa a como lo hace la delincuencia de toda la vida.

Estamos viviendo en la era de la globalización. La tecnología avanza a pasos agigantados, de forma que el consumo y los sistemas de pago funcionan de forma más rápida cada vez. Los delincuentes en línea se adaptan con suma habilidad a los cambios, actuando con mayor rapidez también. A los comerciantes no les queda más remedio que recordar lo que ha pasado en años anteriores, para poder desarrollar estrategias que combatan este tipo de delincuencia de cara al futuro.

Las predicciones se cumplen: la delincuenca online aumenta

 Los expertos predijeron en 2015 que, por ejemplo debido a la llegada del sistema EMV, el fraude de toda la vida cobraría protagonismo, pero a su vez se vería notablemente incrementado otro tipo de fraude: el que se hace online. Esto ha sido así. Cada vez son más utilizados los botnets, así como otras herramientas para defraudar de forma automatizada a través de la red.

El delincuente en línea, ágil por excelencia debido al tipo de herramientas que utiliza, es muy consciente de las ventajas que el desarrollo tecnológico le aporta. Por otro lado está el comerciante, que haría bien en aprovechar tales avances en provecho propio. De no hacerlo así, se verá gravemente perjudicado por el estafador online, ya que este no dudará en emplear todas las armas que el rápido crecimiento de la tecnología ofrece.

¿En qué ha influido el sistema EMV?

También predijeron el año pasado los expertos que, una vez concluyera el plazo máximo para implantar los sistemas EMV, fijada en octubre de 2015, la delincuencia online se vería aumentada. Una vez más, los datos apuntan a que no se han equivocado, y que el porcentaje de fraudes electrónicos se vio aumentado en los meses posteriores a tal fecha, en Estados Unidos.

El proceso de adopción de las tarjetas EMV ha sufrido de retrasos y problemas de toda clase. No obstante, ajenos a esto, los estafadores online se han colocado en un plano superior, protegiendo con suma habilidad sus intereses.

El problema no ha hecho más que empezar

Las teorías actuales apuntan a que aún no ha llegado lo peor. Los últimos informes indican que en Estados Unidos solo el 29% de los comercios puede aceptar las tarjetas con sistema EMV, y como sabemos, ya se ha notado el aumento de las estafas online. Así las cosas, lo previsible es que el problema no haga más que aumentar en los próximos meses, de manera que el fraude online se verá notablemente aumentado en 2017 con toda probabilidad.

La preocupación del comerciante online: cumplir rápidamente

A lo largo de 2015 pudimos observar cómo los e-commerce concentraban sus esfuerzos en cumplir con las entregas con rapidez. La rápida expansión de la entrega por avión, el éxito creciente de Amazon Prime Now, y los datos que apuntan a que un 80% de los clientes prefieren el envío en el día para sus compras a los minoristas, así lo confirman.

Y según se prevé, los comerciantes seguirán perfeccionándose en este sentido. Para contribuir en la lucha contra el fraude, los comerciantes seguirán esforzándose en cumplir con la mayor precisión posible.

La tendencia omnicanal

Tal como se preveía, el marketing omnicanal ha cobrado gran importancia a lo largo de este año. Esta tendencia ofrece una experiencia continuada de contenidos  al usuario, que puede interactuar con sus tiendas a través de diversos canales (por móvil, ordenador, tablet…), no teniendo que actuar por partes.

Pero es evidente que esto supone un riesgo también a la hora de luchar contra el fraude online, porque los estafadores en línea se aprovechan de las ventajas de esta estrategias  omnicanal. Los comerciantes deben preocuparse por ofrecer esta experiencia de manera fluida para el cliente, toda vez que deben combatir la actuación de los delincuentes.

El principal riesgo: las transacciones por móvil

El teléfono móvil es el instrumento que ha cobrado mayor importancia en los últimos tiempos, en el mundo de las compraventas. Este dispositivo lo llevamos siempre con nosotros, y por eso nos hemos acomodado a hacerlo todo con él.

Pero esto conlleva a su vez un gran riesgo, y es que en el móvil se almacenan gran cantidad de datos financieros y personales. Los delincuentes online pueden hacer casi de todo a través de los teléfonos móviles: apropiarse de cuentas bancarias, desviar contraseñas, etc.

Por ello, a los e-commerce les debe preocupar especialmente combatir el fraude a través del teléfono móvil. Para ello cuentan con algunas ventajas, y es que los teléfonos móviles tienen una serie de utilidades que son exclusivas de estos dispositivos, como por ejemplo el GPS.

Este es un campo aun desconocido, las técnicas que sirven para combatir la delincuencia a través del comercio electrónico deben ser reajustadas para que funcionen también para luchar contra el fraude a través del móvil. Y es que el consumidor no muestra el mismo comportamiento ante un teléfono móvil que ante un PC, por ejemplo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *