Cuatro países retoman la carrera armamentista en la región

carlos-zelaya-herrera

Por: Carlos Zelaya Herrera

La certeza de que el gobierno de Managua compró 50 tanques rusos, El Salvador un importante lote de aviones provistos por Chile y que Guatemala tiene compras pendientes de aviones Súper Tucano y mejoré su flota de helicópteros reabrió la carrera armamentista en Centroamérica, donde la población no escapa de la pobreza y la marginación social.

Registros de centro especializados en el comportamiento estratégico bélico en el mundo confirman que Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador conservan un constante aumento del gasto militar.

 Un reciente estudio del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Suecia, que monitorea los gastos militares, indica que los ejércitos de los cuatro países han invertido más de cuatro mil 820 millones de dólares.

El desglose parte del año dos mil cuando los gobiernos destinaron 674 mil 600 millones de dólares; en 2002 erogaron 713 millones 100 mil dólares; en 2012 772 millones 300 mil billetes verdes; en 2013 fueron 879 millones 300 mil dólares; en 2014 ascendió a 889 millones 400 mil dólares y en 2015 la suma de 891 millones 400 mil dólares. 

En el caso de Honduras, los recursos derivados a la milicia buscan cuidar la supremacía regional y que el equilibrio militar siga a flote en la angostura continental; por lo que los fondos se invertirán en el mantenimiento de los jets F-5, Tucanos y la flota de helicópteros.

Luego de aprobar un convenio de cooperación militar con Israel, que entrenará a la milicia hondureña, el Congreso Nacional aprobó en un solo debate un proyecto que asigna 4 mil 600 millones de lempiras para repotenciar a la Fuerza Aérea.

El acuerdo marco del convenio estipula un monto de 209 millones 142 mil 378 dólares y pagos anuales del presupuesto de la Secretaría de Defensa que deben ser por el plazo del acuerdo aprobado. A inicios Tegucigalpa anunció la compra de 2 embarcaciones para su Fuerza Naval.

 También recibió 4 helicópteros UH-H1 donados por Taiwán; 4 aviones LET-410 comprados a la República Checa; en 2014 obtuvo 4 helicópteros dados por Estados Unidos y en 2012 con un préstamo de 62 millones de dólares adquirió dos corbetas de Holanda. 

El país tiene 9 fronteras marítimas, en su mayoría en el Caribe. Sus aguas internas, mar territorial, zona contigua y la zona económica exclusiva, casi duplican la extensión terrestre del país.

  El Salvador obtuvo una escuadra de 12 aviones A-37 dotados por Chile y avalado por Estados Unidos, con esto sumó mayor poder estratégico a su arma aérea, un sueño añorado y que en su momento Washington negó a la milicia hondureña.

Nicaragua logró financiar con cientos de millones de dólares la compra de 50 tanques rusos T-721B1, los más poderosos del área con los que reemplazó los ya desfasado T-52. Además adquirió, 4 nuevos lanchas patrulleras, 2 buques coheteros, lanzaderas de cohetes y misiles, lo que confiere un poder táctico de fuego sin par en esta parte del continente.

El apetito militar del gobierno del presidente y candidato a la reelección, Daniel Ortega, quiere que Rusia le dote de aviones de combate tipo Y-130 y Mig-29, lo que pone en sus manos el dominio aéreo de México a Colombia.

Por su parte, Guatemala tiene pendiente la compra a Brasil de 6 aviones Súper Tucano; en octubre de 2013 recibió en donación seis helicópteros Súper Huey y repotenció 12 helicópteros donados por Taiwán. 

Para el año 2011 el número de elementos en los ejércitos de Guatemala, El Salvador y Nicaragua oscilaban en un promedio de 15 mil soldados por país; el de Honduras en unos 15 mil 500 y todos  aumentaron al año siguiente unos dos mil hombres más, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos. 

En discrepancia al gasto militar la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, indicó que entre los años 2014 y 2016 y con más de 36 millones de habitantes, entre los cuatro países citados se reparten 5 millones 300 mil personas subalimentadas.

Del total El Salvador suma 800 mil personas; dos millones y medio Guatemala; un millón Nicaragua y una cifra similar Honduras.

Situación ante la cual el gobierno de Costa Rica expresó preocupación, tal como lo mostró el que su cancillería llamará a su embajador en Managua para consultar las compras de la milicia de Nicaragua.

Sin embargo, en el marco de un convenio con el Ministerio de Seguridad Pública, el sector privado constituyó un fideicomiso para obtener y gestionar recursos aportados por empresas asociadas a la Cámara de Industrias, y destinarlos a mejorar el equipamiento de la Fuerza Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.