Transportistas pagan 20 millones de lempiras al mes por extorsiones

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Al menos 20 millones de lempiras por concepto de extorsión están  pagando cada mes los transportistas de Tegucigalpa.

El presidente del Sindicato del Transporte Urbano (STU), Jorge Lanza, dijo que la cifra se estima porque los cobros de los extorsionadores, anda entre 1,000 y 500 lempiras semanales por cada unidad.

La quema de buses producto de la extorsión se ha puesto de moda en Honduras
La quema de buses producto de la extorsión se ha puesto de moda en Honduras

En Honduras existe un impuesto adicional para brindar seguridad, que se denomina Tasa de Seguridad,  mediante el cual se recauda unos  200 millones de lempiras mensuales.

A juicio del dirigente de los transportistas lo que se está gastando en la creación de nuevas instancias policiales,  para combatir la delincuencia y la criminalidad, no está dando resultados.

“No vemos el producto que debería ser la disminución de este flagelo (extorsión), aquí lo que vemos es  que cada día crece más y se viene a convertir en  un cáncer, en una pandemia”,  criticó.

En ese sentido denunció que cuando los extorsionadores llegan a las terminales de buses, lo hacen en presencia de los elementos de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y éstos no hacen nada por repeler  el hecho.

A juicio de Lanza la inconsistencia en las políticas de seguridad se debe a que el gobierno cambia constantemente a las autoridades que rigen a la PMOP,  Dirección General de Transporte y Dirección Policial de Investigación (DPI), por lo que cada vez que llega alguien hay que narrarle la historia y todo sigue igual. “Lo mejor sería grabar  un CD y tener la historia y ponérsele al que va llegando”, expresó de manera airada.

López dijo que,  lamentablemente en  la aplicación de la seguridad  hay  privilegios, ya que no se puede explicar por qué en la empresa Camosa que fue recientemente atacada por los extorsionadores permanezca custodiada por un batallón de militares, mientras ellos los transportistas son afectados con quema de unidades y las autoridades no hacen nada.

Asimismo denunció  que el gobierno  mantiene una deuda de 1,200 millones de lempiras con los transportistas por concepto de bonificación.

Los transportistas hondureños cuantifican que en lo que va del año al menos 30 autobuses de la ruta urbana e interurbana han sido quemados por los extorsionadores, porque sus propietarios se han rehusado a pagar las cuantías establecidas.

 

Compartir Artículo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *