Golpe de Estado de 2009 marcó el despertar del pueblo hondureño: Wilfredo Méndez

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

A siete años del Golpe de Estado…..

Tegucigalpa.- A criterio del defensor de derechos humanos,  Wilfredo Méndez Gonzales, el Golpe de Estado Militar de 2009 dejó marcado el despertar de un pueblo y traza una línea política importante para Honduras.

Wilfredo Méndez

“El 2009 nos deja sin Constitución de la República eso es importante porque quedamos en una situación de irregularidad jurídica lo que nos lleva a un limbo constitucional,  porque la Constitución de la República no está viva; se descubre entonces que había estado muerta hace mucho tiempo, en ese sentido  se hace más precaria la institucionalidad en Honduras.” 

Según Méndez,  quien es el coordinador del CIPRODEH el Golpe de Estado también revela la falta de institucionalidad del país y deja una “terrible sumatoria” de violaciones a los  derechos humanos; “aún estamos  esperando respuestas jurídicas sobre los casos de violaciones de derechos humanos en ese sentido tenemos un nivel de impunidad de un 92 a 94%  del total de los casos y un sistema de justicia proclive a los violadores de derechos humanos y en contra de las víctimas.”

Aspectos negativos;

“Posiblemente todavía nos toca esperar unos 10 años más,  para poder ver que esos casos no continúen en la  impunidad, debemos caminar por un proceso de  cambio colectivo y que se vaya concretando ese cambio que queremos en los distintos ámbitos de manera nacional, recordemos se dio un Golpe de Estado, hubo un resquebrajamiento de la institucionalidad del país, desde 2009 quedamos en una situación de ilegitimidad e ilegalidad” refirió Méndez.

Asimismo recordó que durante el Golpe de Estado,  un  conjunto organizaciones defensoras de derechos humanos se presentó,   ante la fiscalía un informe donde se argumentaba y demostraba más de 470 casos de personas que fueron víctimas de tratos crueles, inhumanos y degradantes y alrededor de 200 casos de niños y niñas que fueron objeto de persecución, esto sucedió según Méndez  en la movilización que se realizó en el Paraíso hacia la Frontera de las Manos en el marco de esas crisis política.

“Entonces la repercusión que genera el Golpe de Estado en materia de derechos humanos es; sumamente grave hay distintos informes que argumentan los asesinatos que se dieron en ese momento y es la falta de institucional que genera un nivel de impunidad fuerte al grado tal que los precursores del Golpe de Estado y lo sendos violadores de derechos humanos se sienten a sus anchas.” 

Los registros más importantes de las organizaciones defensoras de derechos humanos incluyen, el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación y el Informe de la Comisión de Verdad, ambos registran las muertes, represiones y humillaciones que sufrió la población sin embargo no hay buen resultado de estos informes; “la mayoría de las denuncias no se han resuelto la única ha sido la acción que dio justicia a los jueces destituidos y la magistrada durante este proceso y el hecho ha cobrado justicia por la labor de la Corte Interamericana de Derecho0s Humanos y no de justicia a lo interno del país”

Repercusiones para el Estado Hondureño

Una de las más graves fue la suspensión de Honduras de la Organización de Estados Americanos que genero impases de corte económico que solo afianzo la pobreza que aun repercute en el país, la otra es la sentencia de la Corte Interamericana y un Estado aplazado por completo en materia de derechos humanos. 

“También debemos de reconocer como organizaciones de derechos humanos que nos golearon porque si hubo crímenes de lesa humanidad,  pero es que sólo en una ocasión vinieron al país para recoger alguna información y no toda, en ese sentido creo yo que la Corte Penal Internacional necesita un nivel de respaldo,  un nivel de apoyo más de los organismos de Derechos Humanos,  para que desarrollen mejor su papel.”

Méndez Agregó que,  la  Corte Penal Internacional juega un rol cumbre y  no de debe desconocer que hay también muchas fuerzas políticas, además de no obviar la responsabilidad de los  organismos de Derechos Humanos; “nos faltó argumentar con mayor fuerza ante la Corte Penal Internacional  yo sinceramente le digo a mi me deja un poco de decepción el papel de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional porque creo que no hizo lo suficiente para poder desarrollar un proceso de investigación en el país.”

Golpe de Estado de 2009 una sacudida para Honduras

El defensor de derechos humanos señaló que el derrocamiento del entonces Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales,  marcó también de forma positiva al pueblo; “el Golpe de Estado 2009 hace un remezón de la conciencia colectiva que trae de la mano la movilización social, se comienza a ver la forma y composición política del país de otra forma y queda exhibido el interés particular de los grupos económicos de poder en Honduras.”

Durante este tiempo las organizaciones sociales también replantearon se accionar en relación a todas las situaciones que se dieron en el Golpe de Estado, en ese replanteamiento se fortalece la visión política que cada organización tiene y se vio una movilización de protesta de más de 250 días consecutivos y se vio un malestar no solo de personas afines a Manuel Zelaya sino de quienes estaban en contra del Golpe de Estado incluyendo liberales y nacionalistas, expresó.

  

El expresidente Manuel Zelaya junto a parte de quienes le acompñanaron en la sede diplomática de Brasil en Tegucigalpa.
El expresidente Manuel Zelaya junto a parte de quienes le acompañaron en la sede diplomática de Brasil en Tegucigalpa.

“Otro momento es el tema de la reivindicación política que nos muestra por primera vez como partidos políticos  que tienen más de 100 años de gobierno se debilitan a lo interno del Congreso Nacional rompiendo una línea política de años.”
Sumado a lo anterior destacó las luchas de los movimientos sociales, sectores indígenas, la movilización de las antorchas y el movimiento de indignados.

Con voz de esperanza visualizó para Honduras un futuro extraordinario; “vamos caminando no estamos del todo bien, pero vamos avanzando es importante que le apuntemos con mayor futuro a nuestro país, se necesita un cambio colectivo nos desesperamos sí, pero el cambio está en proceso el movimiento de juventudes en el país tiene un posicionamiento muy deliberante y esos agentes que ahora son perseguidos por la represión o que han visto la situación en la que se mueve el país pero no perdamos la fe, posiblemente todavía nos toca esperar unos 10 años más para poder ver resultados del combate a la impunidad, pero dejemos de hacer lo mejor por el país” concluyó.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *