Arturo Corrales habría renunciado porque le quitaron la medición de la energía

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Una fuente de entero crédito reveló a CRITERIO que el excanciller hondureño, Arturo Corrales Álvarez, habría renunciado a su cargo molesto con el presidente Juan Hernández porque le suprimió el contrato de la medición de la energía eléctrica.

La fuente ligado al sector eléctrico de Honduras confesó a este medio de comunicación que Corrales Álvarez renunció 14 de abril pasado porque el presidente Hernández decidió quitarle la concesión de la lectura y facturación, que venía haciendo desde 1999 a través de su empresa Servicio de Medición Eléctrico de Honduras (Semeh).

LEA TAMBIÉN http://criterio.hn/gobierno-anuncia-arturo-corrales-asumira-tareas-especiales-pais/

La concesión, que desde un inicio representó la privatización parcial de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), ha sido conferida a la empresa Energía de Honduras, de capital colombiano y hondureño, según confirmó el presidente del sindicato de la estatal eléctrica, Miguel Aguilar.

Aguilar detalló que la empresa, que gozará de un contrato de Alianza Público Privada (APP), comenzará a operar en agosto  y que esta semana iniciará los trabajos de preoperatividad y capacitación.

 “Energía de Honduras será la responsable de llegar estrictamente a la casa de cada abonado con medición inteligente y supervisada con el objetivo completo de que el cliente tenga mejor servicio”, aseguró Aguilar, quien como miembro del sindicato es parte del negocio que se hará con los colombianos y que no representará alivio económico para los hondureños porque los costos seguirán siendo los mismos.

Corrales Álvarez es un reconocido estratega vinculado a los últimos gobiernos desde 1999, cuando el entonces presidente Carlos Flores Facussé le concedió a su empresa Semeh, el contrato de  concesión de lectura y facturación de la energía eléctrica que antes era manejada por empleados de la ENEE.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *