¡Día del Periodista! Nada que celebrar

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.– Hoy se conmemora el Día del Periodista Hondureño, celebración instituida como un reconocimiento del papel de la prensa y en conmemoración del primer siglo de la aparición de la “La Gaceta del Gobierno”, durante la administración del Presidente Vicente Mejía Colindres.

Hoy más que nunca reafirmamos la importancia de los medios de comunicación en nuestra sociedad, destacamos el papel que desarrollan todos los comunicadores que se esfuerzan por transmitir la verdad y que en ese esfuerzo ponen en riesgo la propia vida y la de sus familias.

Como periodistas comprometidos con la verdad y como defensores y defensoras de los derechos humanos, no podemos celebrar cuando se cierran medios de comunicación, sobre todo cuando el asesinato de 63 periodistas y comunicadores sociales permanecen en la impunidad.

Denunciamos que el cierre de Globo TV y otros medios de comunicación es un grave atentado a la Libertad de Expresión, al derecho al trabajo de cientos de compañeros y compañeras periodistas, camarógrafos y personal técnico que labora para esos medios.

No podemos celebrar cuando la integridad de los compañeros y compañeras se encuentra amenazada, cuando las instancias garantes de los derechos de libertad de expresión y comunicación ni siquiera se pronuncian ante la gravedad de la situación.

Denunciamos la falta de libertad de los periodistas, el silencio impuesto por los dueños medios de comunicación, la manipulación del gobierno y la censura que se implementa de diferentes formas con la pauta publicitaria o el decreto que beneficia a los dueños de grandes empresas mediáticas corruptas, que exaltan la mentira mientras se callan la verdad.

Rechazamos y condenamos el atentado contra el periodista Felix Molina, la campaña de odio contra los colegas Gerardo Torres, Gilda Silvestrucci y Ricardo Ellner a quienes los medios tradicionales ignoran olímpicamente.

Exigimos a los operadores de justicia del país, que de una vez y por todas se investigue y se aclare los asesinatos de periodistas y comunicadores sociales ocurridas antes y posterior al golpe de Estado.

Demandamos que se respete el derecho de los pueblos a expresarse por los medios de comunicación, que termine la precariedad laboral y los salarios de hambre que se paga a las y los trabajadores de la prensa.

Vivan los periodistas.

Tegucigalpa 25 de mayo de 2016

Periodistas defensores de los derechos humanos

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *