Berta hace creer a la juventud en un mejor destino

Patricia Murillo Gutiérrez

¿Quiénes hace la historia? ¿Quiénes estamos marcando la historia en Honduras?
Mucho de nuestro pueblo creerá que son los de ¨ arriba¨, los que controlan el sistema, la Educación, los Medios de Comunicación corporativos, las cúpulas de las Iglesias los dueños de los Medios de Producción, las Fuerzas Armadas con su poder de muerte, los grupos facticos. Sin embargo no todo es así. Todavía se puede participar en la construcción de  la historia en Honduras,  articulando  varias ciencias, saberes, para que le permitan  al ciudadano, acceder a la realidad y poder dar los golpes de timón, los giros propicios y llevar a estados diferentes  la vida común.

Jóvenes de la UNAH-VS visitando la tumba de Berta Cáceres
Jóvenes de la UNAH-VS visitando la tumba de Berta Cáceres

A pesar que esta estructura perversa, parece aplastar sin piedad  las buenas intenciones que puedan tener las grandes mayorías de hondureños y hondureñas, a pesar que muchos se repliegan y se acomodan, bajando la cabeza, aunque saben que están humillados y que cada día, la vida es una experiencia indigna en Honduras, hay mucha juventud que en forma anónima o militante, busca conocer de Sociología, de Psicología, de Ética, de  Economía, de Derecho, de Política, de Economía, de Comunicación Colectiva etc.,  para poder interactuar en el tiempo y el espacio e ir modificando esta sociedad  deshumanizada, en que les toca existir.

Por supuesto que los malos hábitos adquiridos desde la infancia, la falta de motivación y el miedo que este sistema impone  y logra impedir la libre expresión de los habitantes, los condicionamientos que  las diversas estructuras por las que atraviesa la vida desde niño hasta adulto, van determinando un sistema de vida, por demás oprobioso en nuestra Patria.

De allí que cualquier mirada que hagamos de nuestra realidad hoy, se podría mover en el desencanto, en una sonrisa sarcástica cuando oímos la falsa propaganda oficial que a golpe de billete mete en la mente de los más vulnerables que disfrutamos, vamos hacia una vida mejor jamás conocida en la historia nacional etc.

De allí  que valoramos el interés mostrado por un grupo de estudiantes de la Carrera  de Periodismo en la UNAH en el Valle de Sula, quienes decidieron llegar hasta la Esperanza, Intibucá, el pasado domingo 24 de Abril, y ejercer un rol de ciudadanía consiente y portadora de compromisos, al hacer un homenaje póstumo, ante su mausoleo a Berta  Cáceres Flores, lideresa indígena Lenca, defensora de los Derechos Humanos y  de los bienes comunes de la Naturaleza, asesinada por los  oscuros y cavernarios intereses, los que solo doblan rodilla ante el Dios DINERO.

Llegar  hasta la tumba de Berta y ver a los universitarios dedicarles poemas, flores, imágenes y pensamientos, llenos de admiración y  promesas de seguir como nuevas generaciones  ese legado  de lucha justa  por un país  libre de  tóxicos intereses que lo depredan y acortan la vida de su gente, fue sin duda una experiencia hermosa.

Oscar Avila, Austra Berta Flores y Patricia Murillo en La Esperanza, Intibucá
Oscar Avila, Austra Berta Flores y Patricia Murillo en La Esperanza, Intibucá

Vivencias que  acrecentaron en horas de la tarde, cuando compartieron con la  digna, aguerrida y patriota familia de Berta Isabel, particularmente con su madre, Doña Austra Berta Flores y con sus hermanos Gustavo y Agustina, quienes  contestaron sus inquietudes y , en especial doña Berta madre, tuvo la entereza, sobreponiéndose a su dolor , de llenarlos de consejos  a estos futuros periodistas, haciéndole énfasis que  jamás vendan su conciencia, ni traicionen la verdad, que tanto necesita conocer el pueblo.

Por cierto, les relato la dura vivencia de su hija Berta, de los Copines y de la lucha reivindicadora de los pueblos ancestrales, respecto a la Prensa alienadora y tarifada, en palabras de dona Berta, que criminalizo la lucha de su hija y el 0pueblo indígena y  predispuso a parte del pueblo, contra la misma.
Los estudiantes bebieron la sabiduría ancestral de dona Berta que les comentó sus experiencias como partera en  las abandonadas tierras de Intibucá, donde  tuvo la dicha de traer 4 mil  bebes a este mundo, incluso partos gemelares.
 De cómo se desenvolvió como alcaldesa de La Esperanza y Diputada por Intibucá. Pero sobre todo, de la formación en valores democráticos y derechos humanos que impregnó  a su prole.

Y más tierna aun , doña Berta relato como Berta Isabel, su hija menor, fue la que la acompañaba desde pequeña en esas querencias sociales y humanitarias que marcaron y marcan a sus 83 años, la vida de la honorable matrona.
Los animó a participar en política, a  construir la nueva Patria, a no desmayar ante  la noche de la desconfianza que han impuesto los enemigos de Honduras, que hoy por hoy, la tienen secuestrada como su botín, destruyendo el pacto social y volviendo una  selva, al país.

premio goldman

Los jóvenes se tomaron fotos con esta familia, conocieron del premio Goldman, el Nobel del Ambiente, que Berta Isabel ganó a pulso por su infatigable lucha por la humanidad y  fortalecieron sus valores personales, porque comprobaron como la propaganda mediática mentirosa, los mismos Medios de Comunicación al servicio del patrón y  ciertas organizaciones plegadas a la dictadura actual, buscan atrofiar  la plena formación de la juventud, para lograr que se enfrasque en acciones intrascendentes y colocando en ultimo plano,  un trabajo activo por  colaborar en la construcción de una nueva historia nacional.

Enorme y humana lección pedagógica  la lograda en esta vista a La Esperanza, la pedagogía que libera como decía  el maestro Paulo Freire, la que emancipa de la manipulación y la desinformación.

Gracias Berta Cáceres Flores, que desde la inmortalidad que jamás pensaron tus enemigos, lograrías por siempre,  hoy más que nunca, inspiras profundamente como pocos y pocas el corazón  renacido de tanta gente dentro y fuera de la Patria y aquí les sigues mostrando como mover la dinámica social,  para lograr libertades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.