Este 1 de mayo es una expresión del fracaso del movimiento sindical: Edmundo Orellana Mercado

Este uno de mayo debería ser un acto de vergüenza y de constricción para los obreros porque, primero, no han logrado sacar adelante el movimiento sindical, segundo, lo hicieron fracasar los dirigentes y tercero que es lo más penoso, los trabajadores no han hecho esfuerzos inteligentes, debidamente unidos y vertebrados, con el propósito de renovar los cuadros directivos.

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.- Creer que este uno de mayo es una conmemoración de un día de reflexión, de conquistas para la clase trabajadora y de cambios estructurales en el país patrocinados por el sindicalismo hondureño,  es partir de una premisa incorrecta porque  en Honduras no hay dirigencia sindical,  porque los sindicatos han venido a menos tanto que prácticamente se está diluyendo el movimiento, señaló de manera enérgica el analista político, Edmundo Orellana Mercado.

Edmundo Orellana Mercado
Edmundo Orellana Mercado

El sindicalismo en Honduras prácticamente ha dejado de existir. Hoy vemos que la única expresión sindical que existe es la que se manifiesta en las instituciones del Estado, pero no existe en la empresa privada, agregó Orellana.

Apuntó que, los dirigentes han sido incapaces de articular estructuras y más bien, han ayudado a desmontar las débiles que ya existían,  porque antes había un movimiento sindical muy fuerte en casi toda la empresa privada y dejó de existir precisamente por la negligencia e ineficiencia y hasta la complicidad de muchos de los dirigentes sindicales.

Lo que vemos del sindicato del  Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS) es una excepción porque ahí si hay una dirigencia correcta,  pero en el resto de los sectores prácticamente ha dejado de existir.

Lo que significa, enfatizó Orellana,  que este uno de mayo no será uno más,  sino que será una expresión más del fracaso de lo que fue el movimiento sindical, gracias a su dirigencia.

Tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, la dirigencia sindical ha vendido hablando de unidad y de la conformación de una sola central de trabajadores, donde incluyen también a que los 7 colegios magisteriales también se conviertan en uno solo, pero el exFiscal General del Estado es del criterio que se ha perdido la voluntad de lucha y la conciencia de clase.

“Si usted ve los dirigentes sindicales de hoy son potentados con enormes recursos económicos y que no solamente eso,  sino que participan de los brazos comunicantes del poder”, acotó.  

Dirigencia sindical es co-participe de despilfarro del IHSS
Dirigencia sindical es co-participe de despilfarro del IHSS

Y citó como ejemplo,  el caso del Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS) que fue el peor de los escenarios donde pudieron ellos participar en la forma que lo hicieron, porque primero participaron con sus decisiones para generar la enorme corrupción que hubo en esa institución y lo estaban haciendo con un organismo que es de ellos, que les protege la salud y la seguridad social a los trabajadores,  a ellos, sus hijos y sus esposas.

Sin embargo no tuvieron el menor reparo moral,  para por lo menos investigar si las decisiones que elevaban a la Junta Directiva eran correctas o no para la salud financiera del Seguro Social, con esas acciones se ve claramente quienes son los dirigentes sindicales, porque todos los que estaban allí son dirigentes sindicales a nivel nacional, acusó Orellana.

Todos son dirigentes de las federaciones y confederaciones y si esa es la conciencia de clase que tienen, entonces desapareció el movimiento sindical en Honduras, analizó el también exministro del interior de Honduras.

En la última semana de abril  los dirigentes sindicales aparecieron junto al presidente Juan Hernández, avalando una ley de protección al trabajador, cuando en menos de dos años, el presente gobierno ha despedido a casi 15 mil trabajadores violando todos los derechos de estos y sus familias y esa es la línea de pensamiento que ha mantenido la dirigencia sindical hondureña.

Más adelante, Orellana recordó que estos dirigentes cuando fueron llamados a presentar candidatos para la Corte Suprema de Justicia presentaron toda la Corte anterior,  porque era la voluntad del presidente Hernández.

“Incluso, Carlos H. Reyes, que sí es dirigente sindical,(según Orellana), mandó una carta abierta donde señalaba que ahí entre esos candidatos que postulaba el sector obrero, había magistrados que eran sicarios de los contratos colectivos porque habían decretado en sentencias,  la nulidad de algunos de ellos”, recalcó Orellana.

Con esta posición dejaron clara su posición, donde se evidencia que están más comprometidos con el gobierno que con sus propios representados.

Finalmente señaló que hoy los trabajadores tienen una oportunidad para desahogarse y hacer planteamientos, pero en este caso, recomendó, el planteamiento lo debe hacer el movimiento sindical en contra de sus dirigentes, deben declararlos traidores y exigir la renovación de los cuadros directivos y deben reivindicar la conciencia de clase,  que los distingue precisamente del resto y si ellos no tienen esa conciencia, por mucho que se llamen sindicalistas, no lo serán jamás.

Este uno de mayo debería ser un acto de vergüenza y de constricción para los obreros porque, primero, no han logrado sacar adelante el movimiento sindical, segundo, lo hicieron fracasar los dirigentes y tercero que es lo más penoso, los trabajadores no han hecho esfuerzos inteligentes, debidamente unidos y vertebrados, con el propósito de renovar los cuadros directivos.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *