Liberales festejan su 125 aniversario en medio de mal sabores y compromisos con los nacionalistas

Por: Redacción CRITERIO

redaccin@criterio.hn

Tegucigalpa.-En medio de críticas por las actuaciones de sus cúpulas y sus representantes ante el Congreso Nacional, el otrora “glorioso” Partido Liberal, celebró este viernes 5 de febrero su 125 aniversario.

El partido de la enseña rojo-blanco-rojo se ha venido desgastando en los últimos años, producto del golpe de Estado de 2009, que sacó del poder al entonces presidente liberal, Manuel Zelaya.

Desde aquel entonces, los liberales se han fraccionado; unos se aventuraron y junto a Zelaya fundaron el Partido Libertad y Refundación (Libre) y otros que participaron en el golpe de Estado se quedaron con su partido y en las elecciones de 2013 pasaron al tercer lugar en la preferencia de los electores, relegados por los zelayistas.

Con poca afluencia y poca credibilidad liberales celebran su 125 aniversario
Con poca afluencia y poca credibilidad liberales celebran su 125 aniversario

A raíz de la ruptura constitucional de 2009, los diputados liberales han venido acompañando a sus archirrivales nacionalistas o “cachurecos”, en cada uno de sus proyectos aduciendo una supuesta “institucionalidad” y la defensa de la democracia y el Estado de Derecho.

En ese juego han permitido muchas cosas que van en contra de los intereses colectivos de los hondureños e incluso de la doctrina liberal. A forma de resumen se pusieron de acuerdo con los nacionalistas para destituir de manera ilegal a tres magistrados de la Corte Suprema de  Justicia, aprobaron las ciudades modelo y el incremento al Impuesto Sobre Ventas, elevándolo de 12 al 15%.

También rechazaron encabezar la directiva del Congreso Nacional y le delegaron ese poder del Estado al Partido Nacional y objetaron la instalación de la Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad Honduras (CICIH).

Lo más reciente es la fallida repartición del Poder Judicial con los nacionalistas, sin embargo esto ha sido frenado por los partidos opositores Libre, PAC y PINU, cuyos diputados han votado en contra de la planilla que quiere imponer el partido de gobierno.

UBICACIÓN IDEOLÓGICA

Históricamente una facción del Partido Liberal fue ubicada, ideológicamente, en una línea progresista de centro izuierda, antagónica de los llamados conservadores o nacionalistas y otros en un pensamiento más conservador, pero apegado a los principios del liberalismo social.

En la línea progresista más reciente recodamos al extinto expresidente, Carlos Roberto  Reina (1994-1998), quien fue reconocido por sus críticas a la dictadura nacionalista de Tiburcio Carías Andino y a los golpes de Estado perpetrados por los militares.

Reina acuñó la frase: ¡“Por el rojo encendido de la libertad y el derecho, por el blanco inmaculado de la justicia y la paz, viva el Partido Liberal de Honduras”!

La unidad a los liberales duró a penas 48 horas y la  Proclama de Cedros, quedó en el discurso.
La unidad a los liberales duró a penas 48 horas y la Proclama de Cedros, quedó en el discurso.

LOS LIBERALES DE HOY

Esa filosofía del liberalismo social de centroizquierda, que pregonaron algunos destacadas figuras del Partido Liberal y todas las conquistas sociales alcanzadas a favor de la clase trabajadora, se ha transformado hoy en día en un discurso conservador y alineado con los grupos de poder más conservadores y reaccionarios.

Pese a haber quedado relegados como la tercera fuerza política, las cúpulas encasquilladas bajo la figura del expresidente Carlos Flores Facussé (1998-2002), se resisten a dejar de lado ese bipartidismo que por años compartieron con los nacionalistas, ya que ahora han sido relegados por las nuevas fuerzas políticas conformadas por PAC y Libre.

En el pasado los liberales se turnaban en el poder con los nacionalistas, pero ahora lo comparten de acuerdo a los dictados de sus antiguos antagonistas.

Una reciente encuesta del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) de Radio Progreso, ubicó al Partido Liberal en segundo lugar, seguido del Partido Nacional. Ese dato ha sido rebatido por muchos que consideran que los liberales van en declive por el papel de complicidad que han asumido junto al partido de gobierno.

La aceptación en cuanto a que los liberales han decaído en preferencia ha sido admitida públicamente por connotadas figuras del liberalismo, como el fiscal de la República, Edmundo Orellana Mercado, Carlos Orbín Montaya y Enrique Ortéz Sequeria, quienes llaman constantemente a sus diputados para que se desmarquen de los nacionalistas, si es que en verdad quieren regresar al poder, porque de lo contrario seguirán en la llanura por la sécula seculórum

Precisamente este 5 de febrero, mientras el Consejo Central Ejecutivo, realizaba actos conmemorativos al 125 aniversario, Enrique Ortéz Sequeira, dijo: “Hoy no es un día de discursos y gritos de euforia, hoy lo que debería hacer el Partido Liberal y su dirigencia,  es llamar a esos diputados del Congreso Nacional para que vengan a su partido y respeten la línea del partido y su doctrina y no seguir siendo comparsa del Partido Nacional”.

Sentenció además que,  si el Partido Liberal, sus líderes y sus diputados siguen  actuando como lo hacen, “vayan preparando un sacerdote para que les aplique los santos oleos porque están listos y servidos”.

A los actos de celebración del 125 aniversario llegaron pocas personas, evidenciando así la falta de liderazgo de la que gozan actualmente los liberales. En la ceremonia se distinguió al presidente del partido, Mauricio Villeda; al expresicandidato presidencial,  Elvin Santos y a Jorge Arturo Reina.

Pese a que  en la celebración se observó a muy pocos diputados y líderes de base, Villeda dijo que el partido está vivo y que se proponen rescatarlo y llevarlo de nuevo al poder de la nación.

Elvin Santos afirmó que su partido se está levantando del cuarto de cuidados intensivos y exhortó a las autoridades a abrir a la enseña rojo-blanco-rojo a los jóvenes.

Los dirigentes y parte de las bases de Francisco Morazán colocaron arreglos florales a extintas figuras invaluables del liberalismo como Francisco Morazán, Policarpo Bonilla, Ángel Zúñiga Huete y Modesto Rodas Alvarado.

SU HISTORIA

En 1866, bajo el liderazgo del Doctor Céleo Arias quien fue presidente constitucional en el periodo de 1872 – 1874, un grupo de hondureños fundó como asociación un partido que se denominó «Liga Liberal».

Una vez desaparecido físicamente el Doctor Arias en 1890, el Doctor Policarpo Bonilla reunió con fecha 17 de enero de 1891, en la ciudad de Tegucigalpa, una convención en la cual se sustituyó el nombre de la asociación por el oficial Partido Liberalque hoy arriba a 125 años de su creación lleno de muchos logros para el pueblo hondureño. 

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *