Un nuevo crimen, una nueva fechoría del crimen organizado hecho Estado

Ricardo Arturo Salgado

 

Por: Ricardo Arturo Salgado

Las claves parecen simples, se va a elegir una CSJ por la sacrosanta voluntad de los Estados Unidos, cuya injerencia en Honduras es hoy más grande y avasalladora que nunca; ellos, han dado luz verde a este proceso, que además de vil es irreversible.

Ahora bien, eso era previsible hace un año, no es nuevo para nadie. Sin embargo, existe una nueva campaña mediática que, extrañamente, menciona mil veces más al partido LIBRE que a los delincuentes que burlan nuevamente la voluntad del pueblo. ¿por qué nos impacta tanto esto y cómo?

Hoy decía Renato Álvarez que son buenos los pesos y los contrapesos, para que venga el “pistío” (dinero), y se invierta y se creen nuevos empleos ¿no han pasado diciendo esto por cien años sin que se haya cumplido nunca? También decía el periodista Álvarez que lo malo era NO participar, porque esa era la gente que quería el caos y la anarquía.

Le echan la culpa de todas las miserias justo al que se opone a que se cometan las fechorías! Lo que no pueden ganar con hechos, lo tratan de implantar a pura propaganda; enajenando a la gente, metiéndole miedo, y a veces, hasta le cambian el disfraz a la policía.

LIBRE no puede caer en estas distracciones de circo; cierto que la CSJ es vital, pero la correlación de fuerzas se inclina a favor de la impunidad, y está controlada desde fuera; es necesario construir fuerza, en las bases, hay que aprender política, y tratar de entender el poder; los gringos hacen aquí lo que quieren y nosotros no lo vemos ¿por qué? Ahora viene la MACCIH, respaldada por Luis Almagro, el lacayo mas incondicional de los gringos en medio siglo. ¿Meterán preso a alguien? Seguramente sí, siempre que no afecte la red de corrupción.

¿Frenará la actividad del crimen organizado en Honduras? Definitivamente no. Por la simple razón de que los patrocinadores de la MACCIH también controlan mundialmente la robusta industria del crimen organizado. ¿Terminara con la corrupción en Honduras?

Absolutamente no, porque no es su propósito. Antes bien, será un peligro más para nuestra sociedad. Los militantes de LIBRE no podemos vivir esperando que el enemigo nos complazca, o que de la noche a la mañana abandone sus intereses para ayudar a las mayorías.

Eso es ingenuo y tiene consecuencias dolorosas e incalculables. Debemos prepararnos para derrotar ese enemigo en todos los campos, y para ello es necesario construir una muralla con las bases populares de todos los signos políticos. No caigamos en el circo; disfrutemos un instante el show, y construyamos la victoria

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *