Honduras: El Estado ejecuta una fallida estrategia de seguridad militarista

Por: Marvin Palacios

redaccion@criterio.hn

En los once meses transcurridos del año 2015 han muerto en condiciones violentas 849 niños, niñas, y jóvenes menores de 23 años, situación que evidencia una fallida estrategia de seguridad militarista, afirma en un informe Casa Alianza-Honduras.

La militarización de la sociedad  hondureña va en aumento en el presente gobierno.
La militarización de la sociedad hondureña va en aumento en el presente gobierno.

Entre enero y noviembre del 2015 han sido asesinados 849 niñas, niños, adolescentes y jóvenes menores de 23 años y miles de familias han tenido que abandonar sus viviendas y posesiones debido a una equivocada estrategia de seguridad que además ha resultado cara, ineficiente e ineficaz.

Es por esta grave situación que Casa Alianza Honduras no cesará de pedir que el gobierno haga un alto y cambie su fallida estrategia de seguridad militarista por una estrategia de seguridad humana, sostiene enfáticamente el informe mensual correspondiente al mes de noviembre de 2015, del Observatorio de Derechos de los Niños, Niñas y Jóvenes en Honduras.

El capítulo 2 del informe titulado: Análisis estadístico relacionado a las ejecuciones arbitrarias y/o muertes violentas, destaca que durante el mes de noviembre, los medios de comunicación escritos del país reportaron la muerte en forma violenta de 201 personas, lo que representa una cifra de 7 muertes violentas diarias.

Del total de las muertes, 180 fueron del sexo masculino, 21 del sexo femenino. 96 casos corresponden a niños, niñas y jóvenes menores de 30 años, representando el 48 por ciento de las víctimas. Los casos reportados están en edades entre 5 y 95 años.

Es de hacer notar la alta incidencia de homicidios múltiples ocurrida durante noviembre. En total se registró en los medios de comunicación escrita, la muerte de forma violenta de 41 personas, las que ocurrieron en 8 matanzas.

Estos hechos acontecieron en el término de 20 días, lo que representa una matanza cada 60 horas.

La principal causa de las muertes violentas durante noviembre fue la provocada por armas de fuego con el 84 por ciento de los casos, seguido por las producidas por arma blanca con el 6 por ciento, luego las provocadas por asfixia con el 2.5 por ciento y por último las provocadas por objeto contuso con el 2.5 por ciento. En un 5 por ciento de los casos no se determinó la causa de muerte.

El informe de Casa Alianza Honduras refleja que en lo que corresponde a las muertes violentas y/o ejecuciones arbitrarias de niñas, niños y jóvenes menores de 23 años, los datos indican que para noviembre se registró un total de 66 casos, de los cuales, 57 corresponden al sexo masculino y 9 al sexo femenino.

En lo que respecta a las edades, entre los 0 y 17 años se reportaron un total de 15 víctimas y entre los 18 y 23 años un total de 51 muertes. Para el grupo de edad entre los 0 y 17 años, las víctimas de sexo masculino fueron 11 y las de sexo femenino 4. En las edades entre 18 y 23 años, las muertes de sexo masculino fueron 46 y las de sexo femenino fueron 5.

Si se compara el registro de muertes de octubre (75 casos) con el de noviembre (66 casos) se constata que hay una disminución de 9 casos.

Las muertes violentas de menores de 17 años disminuyeron 3 casos en relación a octubre, de igual forma, las muertes de jóvenes entre los 18 y los 23 años disminuyo 6 casos con respecto al mes anterior.

Casa Alianza Honduras es una organización no gubernamental con una trayectoria de veintiocho años en la atención y protección de los niños, niñas y jóvenes que viven en graves situaciones de riesgo y desamparo en Honduras.

En el marco de las actividades de la organización nace el Observatorio de los Derechos de los Niños, Niñas y Jóvenes en Honduras, con el propósito de visibilizar la realidad de la niñez y juventud en el país y promover la investigación y el estudio de éstas desde un enfoque específico de derechos humanos.

Casa Alianza, a través del observatorio, realiza una labor permanente de verificación y análisis de derechos con base en lo establecido en las leyes fundamentales del Estado de Honduras y en los convenios internacionales sobre los derechos de los niños, niñas y jóvenes; a la par que desarrolla un registro periódico de las ejecuciones arbitrarias y/o muertes violentas perpetradas contra menores de 23 años.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *