Por qué defender al defensor

redacción@criterio.hn

JUAN ALMENDARES BONILLA

Por: Juan Almendares.

Siempre he considerado que la conversación sigue siendo una de las mejores herramientas para aprender, educarnos y esencialmente para convivir. Es un indicador sencillo y esencial de una academia  o escuela humana y planetaria; y por qué no decirlo, no se gobierna bien cuando no existe conversación con los gobernados y  el pueblo no participa democráticamente  en la toma de  las decisiones políticas del Estado.

Conversar sobre la vida de otras personas es un  aprendizaje valioso. En ese sentido comparto este relato de un compatriota de  origen campesino cuya injusta realidad  forjo su personalidad.

Una de las  preguntas que puede hacerse un intelectual de mentalidad colonizada  es si los campesinos tienen personalidad o solo son personas, es desde luego una pregunta burda y discriminativo. Según Zubiri el individuo humano es un “animal de realidades”: es decir lo que nos diferencia de los animales no solo es la razón, el lenguaje sino la forma como conocemos la realidad, mediante la inteligencia que siente  para  enfrentamos y apropiamos de ella en forma creativa mediante el hacer, siendo que transforma la realidad y nos transforma a nosotros mismos.

El filosofo en mención considera que un ser humano es personeidad, personalidad y persona. La personeidad es el modo de ser intrínseco y estructural que el individuo  posee desde que nace. La personalidad es el modo de ser que se va haciendo, adquiriendo y formando a través de la vida y que puede deformarse o perderse según las circunstancias. La persona es la unidad  concreta de la personeidad que se  configura según la personalidad o sea la persona es la suma integral de personeidad mas la personalidad.

Conversar sobre la vida de otras personas es un  aprendizaje valioso. En ese sentido comparto este relato de un compatriota de  origen campesino cuya injusta realidad  forjo su personalidad. El interlocutor me narró  con sumo orgullo y dignidad  lo siguiente:”

“Nací en El Paraíso, El Paraíso, Honduras. Mis padres  Leonidas y María son campesinos, en su origen católicos y ahora evangélicos. Yo soy católico. Como éramos pobres empecé a trabajar cortando café a los 9 años. Voluntario(esencia de mi vida) de la Cruz Roja desde los 12 años, a los 16 años me encargue de asuntos sobre el Derecho Humanitario por el conflicto armado; esta labor fue inspiradora para mis estudios de abogado y mi dedicación a los derechos humanos. Estudié la secundaria y la universidad trabajando como ayudante  de albañil y también en trabajos temporales de corte de café. Por mis meritos académicos estudiantiles fui asistente de la cátedra de Sociología y monitor en las disciplinas de organismos internacionales y Filosofía del derecho. Mis áreas especiales han sido el Derecho Internacional y los Derechos Humanos .

Estoy casado con la defensora de derechos Humanos Lauren Celeste Ocampo. Nuestros hijos son: Sofía de 16 años y Andrés de14 años de edad.”

El abogado  en referencia  es Wilfredo Méndez, a quien he tenido el honor de conocer a través de su práctica durante y después del Golpe de Estado Militar del 28 de junio del 2009. Cofundador de la Plataforma de Derechos Humanos y posteriormente de la Alianza por los Derechos Humanos. Valiente y honesto cuya personalidad se caracteriza por ser solidario y estar al frente de las tareas de mayor riesgo en la defensa de la vida y dignidad de las personas.

 Al tomar como eje la  Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas:

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”;Wilfredo  manifiesta  las  cosas por su nombre y sin tapujos a personas u organizaciones partidarias de los golpes de Estado Militar, partidarias de la pena de muerte, de las que estigmatizan a las feministas, a los que discriminan la comunidad LBGTI  o aquellas  que no simpatizan con los planteamientos de las organizaciones de derechos humanos.

Fue duramente censurado por los sectores golpistas cuando dijo que un General que fue  uno de los autores del golpe militar del 2009 no podría reconocerlo como candidato presidencial.

En la defensa de los derechos de los familias campesinas del Aguan fue  objeto se amenazas a muerte según el comunicado de la Coalición Contra la Impunidad  (26 de agosto del 2014)

“En una visita reciente a la zona del Bajo Aguán integrantes de CIPRODEH encabezados por su director, el compañero Wilfredo Méndez, fueron objeto de graves amenazas por individuos fuertemente armados, quienes los hostigaron cuando se encontraban en una gasolinera de la margen de derecha de esa región. Estas personas inmovilizaron el vehículo en que se transportaban los compañeros y con sus armas a punto de disparar les amenazaron a muerte.”

En julio del 2015 con el alma y corazón indignado, lleno de coraje  y solidaridad Wilfredo Méndez se suma a la Huelga de Hambre, se despoja del profesionalismo togado. Al venir desde “abajo” se suma a la “defensa del derecho de los de abajo”; ayuna rigurosamente con los defensores de los derechos humanos: indígenas: tolupanes,  lencas, dirigentes campesinos, juventud indignada; pierde 16 libras de peso; es objeto de amenazas a muerte, es golpeado por la policía militar al intentar junto a los huelguistas llegar a la Casa Presidencial.

Su familia: Lauren, Sofía y Andrés recibieron   amenazas de muerte por sujetos armados que circulaban cerca de la casa. En un gesto hermoso, durante la huelga una anciana en silla de ruedas le entregó un Cristo como símbolo  de protección a su vida.

A través de esta Huelga de Hambre Wilfredo Méndez señala al sistema de corrupción en el país, las violaciones a los derechos humanos, la impunidad y  la criminalización de la protesta estudiantil. En sentido visionario demandó la necesidad urgente de la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente para redefinir el futuro de Honduras.

 La Huelga  Hambre se suspendió para darle nacimiento a la Mesa _Nacional Indignados y un mayor sentido colectivo  y nacional a la lucha del pueblo.

El 28 agosto del 2015 se instaló la Asamblea Nacional de la Sociedad Civil, para seleccionar  los representantes ante la Junta Nominadora que participa en el proceso de selección de los candidatos(as) a ser miembros de la Corte Suprema de Justicia. La mayoría de las organizaciones de Derechos Humanos, incluyendo la que dirige Méndez, consideraron ilegal e ilegitima esta decisión porque no representa la verdadera sociedad civil. En consecuencia esta etapa al ser irregular y no transparente invalida todo el proceso eleccionario de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Allí se elevó la voz de indignación ante la manipulación y la imposición, trayendo como consecuencias ataques contra las defensoras y defensores derechos humanos.

Porque defender al defensor, las razones no son solo históricas, lógicas  y éticas sino  esencialmente humanas y planetarias. Hay que movilizar la conciencia nacional e internacional en solidaridad con Wilfredo Méndez, su familia y los integrantes de CIPRODEH quienes están bajo una situación de hostigamiento, persecución y amenazas a muerte.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *