¡Insólito!: asesinan marero en las instalaciones del batallón Cobras en Honduras

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

El Pony

Un joven conocido con el alias de “el Pony” fue asesinado esta tarde en las instalaciones del batallón de la Policía Especial “Cobras”, en el sector de El Rincón,  en  la ciudad de Tegucigalpa.  

El pony permanecía en el batallón de los Cobras a pesar que el Ministerio Público no lo acusó de la muerte de la Fiscal,  Marlene Banegas y la abogada Olga Patricia Eufragio.

Cristian Arnulfo Gutiérrez Maldonado,  fue asesinado en el baño de dicho batallón y de acuerdo a detalles proporcionados por la madre, fue ahorcado y luego le insertaron una estaca en el cuello.

El cadáver fue trasladado a la morgue capitalina,  hasta donde llegó la madre para reclamar su cuerpo y manifestó que nadie le dio explicaciones sobre lo sucedido y quién o quienes habrían asesinado a su vástago.  

La madre del Pony dijo,  que ella venía cada jueves que tenía dinero a visitar a su hijo y que este le decía que no sabía porque lo retenían, si él no era culpable de la muerte de la fiscal y la abogada.

El 13 de diciembre de 2014, miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina),  confirmaron la captura de a un sujeto identificado como Cristian Arnulfo Gutiérrez Maldonado,   alias «El Pony»,  supuesto implicado, según la policía,  en el asesinato de la fiscal, cosa que nunca pudieron probar.

El «pony» contaba con antecedentes penales por el delito de extorsión y portación ilegal de armas, informaron autoridades.

La primera captura,  se realizó a través de un operativo en la colonia Villas Kitur del sector Rivera Hernández en San Pedro Sula, al norte de Honduras el 13 de octubre de 2014 y fue trasladado al centro para jóvenes Renacer de donde escapo y fue recapturado en diciembre del mismo año.

El presunto pandillero,  alias “El Pony”, a quien la policía señalaba de tener participación en los asesinatos de las fiscales Marlene Banegas y Olga Eufragio, no fue acusado por esas muertes, sino que fue trasladado a un centro de menores en Tegucigalpa donde tenía una orden de aprehensión.

La policía presentó a “El Pony” como uno de los sospechosos de haber cometido el asesinato en contra de las fiscales, pero  no pudieron sustentar pruebas en su contra por lo que solo se le acusó del delito de extorsión.

El capturado fue llevado a las celdas de la primera estación de la policía, donde  llegaron autoridades de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), que indicaron que si no había ninguna acusación tenía que salir en libertad.

Después de una búsqueda en los registros, confirmaron que el Juzgado de la Niñez de Tegucigalpa había emitido una orden de aprehensión, por lo que  fue trasladado junto a otro menor hasta las instalaciones de la policía Cobras.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *