“Si Honduras se para, el presidente cae en tres días”

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. El exfiscal general de Honduras, Edmundo Orellana, lamentó hoy la intolerancia e impertinencia del presidente Juan Hernández de entablar diálogo con la oposición política y el movimiento de los indignados, por su “afán en la reelección”.

El exfuncionario reprochó que Hernández ha adquirido el poder de forma onmímoda, en el sentido que controla el aparato judicial, tiene a su servicio el Parlamento y todo se hace según “su conveniencia”.

La crítica que hace Orellana, radica en la mansedumbre del Poder Judicial, al resolver con rapidez sus demandas. “La corte es autómata de las decisiones del presidente” aseguró.

Advirtió el jurista que si el mandatario no toma decisiones correctivas, como hacer caso a las protestas de los indignados, “degenerará en caos que hemos podido ver en otros lados; si se para la institucionalidad, si se para la economía, si la industria deja de funcionar, el gobierno no dura ni tres días”.

Previó que en Honduras puede haber una “Primavera Árabe”, que no necesariamente “significa destruir un sistema”. “Como dice Gene Sharp –estratega político militar estadounidense– no es ir debilitando las instituciones”.

Lo que piden los indignados, prosiguió, son las cabezas de los operadores de justicia; “luego habrá otros problemas que atender y si todo sale bien, se habrá resuelto”.

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *