Trabajadoras del sexo en Honduras exigen protección

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Un grupo de mujeres que prestan el servicio sexual remunerado, demandaron en las calles de la capital hondureña, Tegucigalpa, se les respete sus derechos, ya que 19 miembros de esa comunidad fueron asesinadas durante 2013 y 2014, por estigmas sociales, según sus dirigentes.

Cifras de la Red de Trabajadoras Sexuales de Honduras, revelan que las muertes se registraron en los departamentos de Cortés, Francisco Morazán y Atlántida.

Denunciaron que a diario son víctimas de agresiones físicas, sexuales y daños sicológicos por parte de los operadores de justicia y seguridad así como discriminación y tratos crueles en los servicios de salud.

En virtud de tales estigmas, las féminas se apostaron con mantas y pancartas, frente a las instalaciones de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Trabajadora Sexual, conmemorado a nivel mundial este martes 2 de junio.

Una de las mujeres que participó en la actividad y que prefirió el anonimato dijo que, ser trabajadora del sexo no es nada malo y que es un servicio laboral del cual ella disfruta y le gusta y que es igual que cualquier otro servicio que puede prestar cualquier trabajador para ser remunerado.

“Me gusta; una porque tengo dinero fácil, otra porque me entra el dinero a diario y porque me gusta el trabajo que ejerzo”, expresó, sin desconocer a los riesgos a que se expone a diario.

En Honduras, las trabajadoras del sexo solicitaron la regularización de su trabajo para garantizar el acceso a derechos y a condiciones dignas y seguras, ya que actualmente se enfrentan con detenciones arbitrarias, extorsiones y amenazas, siendo recurrentes los tratos crueles, degradantes e inhumanos que se traducen en violencia institucional, lamentaron.

También pidieron una efectiva investigación en los asesinatos de sus compañeras, así como de sus denuncias por agresiones.

En su pliego de demandas, agregaron que se les brinde una atención integral en los servicios de salud y reclamaron el respeto y cumplimiento inalienable a sus derechos civiles, políticos, culturales, económicos y sociales.

De igual manera, demandaron de la ciudadanía hondureña, respetar su decisión laboral de ser trabajadoras sexuales, que según ellas, es  una “profesión que no debe ser discriminada ni estigmatizada”.

 

Siga esta noticia en twitter

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *