Fracking: Sentencia de muerte de los agricultores

Por: Agencias

redaccion@criterio.hn

Washington. Si los tóxicos derivados de la fracturación hidráulica llegan a los cultivos de naranja, almendras o uvas de California (EE.UU.) pueden ocasionar cientos de fallecimientos, alertan los Agricultores del estado de California, al sur de Estados Unidos.

Además  alertan sobre la contaminación del agua debido al método de extracción de crudo conocido como ‘fracking’, un problema que impide el consumo humano del líquido por ser nocivo para la salud.

El  fracking por parte de las petroleras estadounidenses es altamente contaminante para la salud humana y se ha convertido en la sentencia de muerte de los agricultores. Aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias y cáncer, asegura un estudio reciente hecho por investigadores de la Universidad de Oregón y la Universidad de Cincinnati.

Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos)”. 

El equipo de investigadores además resalta que su efecto en el medioambiente de las zonas cercanas en las que se realiza el fracking, es alarmante debido a la  liberación de hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs).

Tom Frantz es agricultor del Valle Central de California y durante toda su vida ha cultivado almendras en la zona, asegura que en los últimos meses ha tenido que bregar con las consecuencias de la sequía y ahora se enfrenta a un problema peor: los efectos de la fracturación hidráulica.

Aunque no todas las industrias están haciendo lo mismo, «estamos en un área perfecta para la agricultura, con una buena fuente de agua que llega desde la sierra (…) Ahora sufrimos una sequía, sin embargo las compañías petroleras continúan usando miles de millones de litros de agua potable cada año, mientras la contaminan», explica Tom.

California cuenta con miles de hectáreas destinadas a la agricultura que tienen cerca centenares de pozos petrolíferos en los que la bomba de extracción vierte abundante agua y químicos como la benzina y el arsénico, peligrosos para el ser humano.

Estos químicos, se posan en el subsuelo y contaminan las plantaciones.  «Las consecuencias de la fracturación hidráulica y este tipo de prácticas de extraer minerales del subsuelo son muy graves, no solo para la agricultura sino para el agua, y causa distintos tipos de contaminaciones en comunidades de ciertas regiones», afirma Arturo Carmona, activista del grupo Presente.org.

El fracking puede ser un instrumento de guerra, afirma un experto. Tom advierte que esta práctica promete la muerte a los estadounidenses y puede que al mundo.  “Si la contaminación llega a nuestras producciones de naranjas, uvas y almendras, y éstas se venden en diferentes mercados del mundo o incluso aquí en EE.UU., entonces nuestra reputación caerá (…) no se puede poner en riesgo el futuro de la agricultura para sacar hasta la última gota de crudo lo más rápido posible», destaca.

Pero la contaminación no es todo lo que causa, recientemente en cinco estados de Estados Unidos donde se extrae petróleo y gas con la técnica del fracking han reportado un considerable aumento de movimientos telúricos.

Cabe recordar que el fracking también ocasiona la sequía, pues para extraer petróleo o gas del subsuelo se requieren hasta 29 mil metros cúbicos de agua que queda inutilizable al adquirir 260 sustancias químicas, tóxicas en su mayoría.

Varios expertos en energía, medioambiente y política exterior han advertido a EE.UU. que si no detiene la práctica del fracking, la Tierra desaparecerá; sin embargo, el Gobierno continúa extrayendo crudo de este modo.(Telesur, redacción CRITERIO).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.