Alrededor de 2,500 personas afectadas por marejada en el sur

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. Una marejada provocó y negocios en la zonas costeras de Cedeño y Marcovia, en el sureño departamento de Choluteca, donde sus pobladores han abandonado sus comunidades, informaron autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco). Las zonas afectadas son El Paraíso, Espíritu Santo, Los Delgaditos, Cedeño Centro, La Coquera, sus playas resultaron afectadas por el alto oleaje y sus pobladores  no podrán faenar en el mar por varios días.

Se informó que el pasado fin de semana, se suscitaron fuertes y grandes olas destruyeron que afectaron parcial y totalmente varias casas construidas en las playas de ambas comunidades afectando también puestos de venta instalados a la orilla del mar para atender a los turistas que visitan la zona. Los pobladores y vendedores lograron salvar sus vidas, sin embargo se quejaron y lamentaron  que no pudieron salvar  muchas de sus pertenencias y desde ya solicitaron  a los gobiernos local y nacional que les ayuden a solventar el problema que están viviendo.

Fabián Ordoñez, presidente de la Empresa de Desarrollo Integral de Pescadores del Golfo de Fonseca (Endipagolf), informó que “lo que está sucediendo en Cedeño es apocalíptico, ya que nunca se había observado algo a lo ocurrido con el fuerte oleaje”. Hizo un llamado  a las autoridades de gobierno para que agilicen,  de una buena vez, la compra del terreno que se habían comprometido adquirir para la reubicación de los pobladores y comerciantes de Cedeño y así evitar tragedias.

Las autoridades de Copeco informaron  que el fuerte oleaje durará hasta el lunes en la zona del Golfo de Fonseca, por lo que unos dos mil 500 pescadores no podrán realizar sus actividades de pesca debido al peligro que representa y debido  a que hay muchos desperdicios de construcción en el mar y tanto ellos como sus embarcaciones  podrían resultar dañadas. El cuerpo de bomberos de la zona tiene destacado personal para vigilar y estar pendientes ante cualquier eventualidad que pudiera presentarse en el sector dijo el mayor Ciriaco Díaz. El organismo de protección civil recomendó a los pobladores de las zonas afectadas que se trasladen y permanezcan en lugares seguros en el día y además  evacuar a los niños, mujeres y personas de la tercera edad.

Finalmente informo que se está trabajando  coordinadamente con la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), para suspender el fluido ante cualquier situación de desastre que pudiera desatarse nuevamente.

Compartir Artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *