¿Desarrollo y democracia o dictadura?

Honduras, un país tercermundista con pocas esperanzas de iniciar su camino para alcanzar el desarrollo se encuentra con fuertes amenazas a la democracia, así como a la libertad de sus ciudadanos. 

Por: Esteban Padilla

Honduras es un país en venta, desde sus carreteras que han terminado en concesiones a empresas extranjeras hasta las concesiones mineras que están acabando o trayendo serias dificultades a las poblaciones cuyas fuentes de agua se ven involucradas con las extensiones de terreno a explotar por las empresas mineras.

En este sentido, parece que Honduras no es solamente un país retrasado en el tercermundismo por su poco desarrollo económico sino también por la corrupción de sus gobernantes, la ignorancia y por ende, la sumisión de su gente. 

Durante las primera tres décadas en el proceso llamado de transición a la democracia dado después de la Asamblea Nacional Constituyente en donde el gobierno militar del Gral. Policarpo Paz García decidió -por influencia de EEUU como nuevas políticas para la región latinoamericana- entregar el gobierno a los civiles se dieron significativos avances en el tema de democracia, pero en la actualidad se ve. Los Militares entregaron el Gobierno mas no el poder como lo especifica (Sosa. 2015). 

En la actualidad vemos esos avances hacia la democracia en una precipitada decadencia, se ha incrementado el número de efectivos militares en base a políticas para la reducción de la criminalidad y la violencia cuyos frutos no se han visto reflejados, se han aumentado el número de instituciones armadas en el actual gobierno y  se trató de dar rango constitucional a una fuerza militar de carácter político llamada Policía Militar de Orden Público (PMOP) la cual ya no estaría bajo el mando del Estado Mayor sino directamente bajo el dominio del presidente el cual a su vez es candidato a la presidencia mediante violación de los artículos pétreos. 

Al entregar los militares el gobierno, conservaron el poder mediante la excusa de la alternabilidad de la presidencia y la protección a la Constitución de la Republica, y la protección y defensa de la soberanía nacional. Estas tres se ven amenazadas en este momento mientras las Fuerzas Armadas se hacen a la vista gorda y no cumplen con su mandato.  

Por el contrario, se aprueba una ley mediante el Congreso Nacional en la cual se penaliza el hecho de ir a protestar en contra del gobierno calificando esta como acto de terrorismo. Pero, se esconde El desfalco del Instituto Hondureño de seguridad social (IHSS), en donde quedan 2,888 muertos debido al robo de sus fondos y sustituir medicamentos por harina y yeso. Debido a esto, los pacientes que abonaron durante años a esta institución del Estado tuvieron una lenta y dolorosa muerte ante la vista y complacencia de gente que ocupaba y ocupa lugares en el gobierno y a su vez, se financiaba la campaña presidencial del actual presidente y nuevamente candidato a reelegirse, Juan Orlando Hernández. 

Otra de las características que ha tenido el actual gobierno es, el asesinato de líderes y lideresas sociales siendo el más emblemático el de nuestra compañera Berta Cáceres. Aquí mismo vemos otros asesinatos emblemáticos para los movimientos sociales, pero de menor impacto para la población ya que fueron opacados por los medios de comunicación masiva que son prácticamente de los mismos lineamientos corporativos del país.  

Los medios de comunicación masivo se concentran en pocas manos lo cual también significa un peligro para la democracia interna ya que en la información se miente sobre la realidad de los hechos y se parcializa o se calla a modo de hacer parecer que nada pasa. Se hace victima al victimario, se hace culpable a la víctima, se esconde la verdad, se narran los hechos de la forma que el poder lo demanda, la información dejó de ser libre y se encuentra sujeta a los guiones establecidos por CONATEL o las líneas editoriales de periódicos del país. Yo mismo he escrito muchos artículos con criticas como esta al gobierno y nunca me los han publicado a menos que le cambie su contenido, eso significaría no publicar la crítica sino algo que exprese malestar pero que no señale su origen. 

 En muchas ocasiones escuchamos a gente que defiende el gobierno decir que hay otros países como Honduras, es cierto, los hay en igual situación o más, eso no lo puedo negar pues la modernidad que nos propone el actual sistema es humillante para la sabiduría de nuestros pueblos, los cuales mediante el engaño y la compra de conciencias a algunos que se venden más que tamales en navidad. Somos un país tercermundista, un país destinado a la ignorancia y por ende a la miseria. Y es por esa misma ignorancia que nos dominan, ignorando fueron despojados de sus riquezas los indígenas que nos anteceden y con ignorancia les arrancan los sueños a nuestros niños. El conocimiento también se ha vuelto una mercancía de primera necesidad y como toda mercancía en este sistema nefasto se vende a quien puede pagarla, a quien no solo se le prepara para que especialice su fuerza de trabajo y se desempeñe bajo los parámetros de la servidumbre moderna enajenando hasta sus pensamientos. 

Despojado de todo el esclavo moderno no ve más que servir a su amo, es entonces en donde ya no importa la educación, el conocimiento, la sabiduría de la cual tanto se habla y a la vez nos la niegan y tampoco importan los cambios futuros, lo único que importa es la supervivencia y la plena complacencia a los amos a quienes se les vende la fuerza de trabajo para incrementar su capital. Entre más ignorante, más útil. 

Es por eso que no importó cuando el gobierno le redujo el presupuesto a Educación y a Salud para tener una mayor “inversión” en la lucha frontal contra el crimen, pero aún no vemos la ejecución de la prevención de la violencia lo que conlleva sin duda al crimen, ni tampoco vemos un proyecto educativo en las zonas de mayor riesgo junto o paralelo a la Secretaria de Educación. La Paz en Honduras no es más que el nombre de uno de sus departamentos.    

Honduras, adoptó desde el gobierno de Villeda Morales la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN) impulsada por los Estados Unidos, esta se ha ejecutado de igual forma en las dictaduras militares, la embajada ha estado siempre de la mano con quien ha tenido el control del gobierno, mejor dicho, al frente. La cuna de la democracia es la misma que se ha encargado de sostener las dictaduras, Carias, Pinochet, Somoza por mencionar algunas. Es la cuna de la democracia la que ha impuesto las reglas del juego durante las dictaduras. Jamás encontraremos en nuestro mayor verdugo la salvación que algunos iluminados proponen.

5 comentarios sobre “¿Desarrollo y democracia o dictadura?

  • Xiomy Martinez
    el octubre 9, 2017 a las 9:40 am
    Permalink

    Desarrollo ???sinceramente respondan uds mismos esa pregunta !!! Díganme dónde está el desarrollo si estamos como el cangrejo ..donde está la salud ,la educación ..donde hay trabajo digno ???

    Respuesta
  • Dennis Romero
    el octubre 9, 2017 a las 8:58 am
    Permalink

    No hay que ponerle tanto misterio a la interrogante,no hay desarrollo,estamos estancados y ni siquiera llegamos al subdesarrollo,no hay democrecia por que el dictador contralo todo a su antojo, si hay dictadura por que tiene todo el control de las diferentes entidades de la dictadura necesaria para hacer realidad las dos antes mencionadas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *